Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

La nieta del maestro fusilado junto a Lorca lleva al Constitucional la exhumación de los huesos del poeta

Dióscoro Galindo, enterrado junto al poeta, presenta un Recurso de Amparo para poder exhumar los huesos de su abuelo y el resto de asesinados por el franquismo

Imagen de archivo del poeta Federico García Lorca asesinado por el franquismo

Imagen de archivo del poeta Federico García Lorca asesinado por el franquismo / CEDIDA

La noche del 18 de agosto de 1936 Lorca moría asesinado por el franquismo en Granada. Han pasado 84 años desde entonces y sus restos siguen ser buscados. El poeta más internacional, olvidado por las instituciones. Pero Lorca no estaba solo. Los historiadores y los testimonios del momento cuentan que el franquismo asesinó a dos banderilleros anarquistas, Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, y a un maestro republicano Dióscoro Galindo, cuya nieta lleva ahora al Constitucional el caso para pedir la exhumación de los huesos. 

Nieves García Catalán ha presentado este lunes un Recurso de Amparo al Tribunal Constitucional con el objetivo de que se reabra la investigación sobre el lugar en el que fueron enterrados Lorca, su abuelo y los banderilleros. "Lo llevamos al Constitucional porque nos parece que no han tenido en cuenta nuestra petición y que es algo que llevamos arrastrando durante mucho tiempo. Nos parece justo, por lo menos, poder investigar si están ahí los restos de mi abuelo", cuenta a la SER.

El recurso llega después de las negativas, tanto del juzgado de instrucción como de la Audiencia Provincial de Granada, a investigar la identidad de los huesos aparecidos en ese lugar, Parque Federico García Lorca en Alfacar, en 1986 mientras se realizaban unas obras. "Es un recurso para investigar las causas de la ejecución de Lorca y la devolución de sus restos y los del maestro", dice Eduardo Ranz, abogado de la causa.

Partida de defunción de Federico García Lorca / CADENA SER

Para pedir esta nueva investigación, la denunciante aporta la entrevista que realizó en 2019 el periodista Víctor Fernández a José Antonio Valdivia, que era diputado de Obras de la Diputación de Granada en 1986, cuando se encontró un fémur durante las obras de un parque de la localidad granadina de Alfacar que lleva el nombre del poeta. Valdivia dice que se encontró aquel hueso y se movió de sitio, por lo que la denunciante pedía que se tomara declaración tanto al antiguo diputado como a los dos grandes expertos en Federico García Lorca, el hispanista Ian Gibson, y el propio periodista. "Es la pescadilla que se muerde la cola. No hay pruebas porque el juzgado está incumpliendo el deber internacional de investigación. Nosotros pedimos en 2019 que se tomara prueba testifical a ambos, porque entendemos que sus testimonios son fundamentales para esclarecer los hechos", explica Ranz.

"Sí, algo apareció, pero lo echamos a la finca que hay en la parte de abajo por donde está la puerta principal... salió allí un fémur completo... lo comentamos con uno del Ayuntamiento que se llamaba el Boni y con la alcaldesa que era Carmen Vélez", dice Valdivia en esa entrevista, donde reconoce que no siguieron escarbando la zona por miedo a que aparecieran más huesos y se vieran obligados a paralizar las obras. El 16 de febrero de 2014 el diario Ideal de Granada publicaba un artículo en el que se informaba del hallazgo de un cráneo en el jardín de una urbanización de Alfacar. "Les dijeron que los echaran allí, sin más, sin investigar ni nada. A lo largo de los años nunca hemos conseguido que se puedan investigar. No sé el porqué, pero no nos han dejado", relata la nieta del maestro fusilado.

En la denuncia se recuerda además que la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta publicó en 2018 un proyecto para estudiar, localizar y exhumar restos en la zona de Alfacar donde podría haber sido enterrado el dramaturgo, pero que no se ejecutó. El último trabajo en esta zona se hizo en enero de 2019, fecha en la que un equipo de expertos que trabajó en el entorno de la fuente situada del Parque Federico García Lorca en Alfacar emitió un informe, del Área de Geofísica Aplicada del Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada que descartaba la existencia de restos humanos.

El recurso de amparo insiste en la evidencia de pruebas para investigar los hechos y también cuestiona la decisión de la Audiencia Provincial de Granada, que el pasado mes de noviembre procedía al sobreseimiento de la causa, al considerar que no existe delito, ni culpable, al haber pasado más de 80 años, y les pedía ir por la vía civil. Algo que explica el abogado no es posible, pues la vía civil fue derogada en 2016. "Lo único que demuestran es la falta de interés por nuestro poeta más internacional", explica el letrado.

"Es una barbaridad que se nos diga que no se pueden investigar los hechos porque han pasado más de 80 años. La probabilidad del fallecimiento no puede ser motivo de inadmisión a trámite, esto ya lo han dicho las audiencias provinciales. Pero además es que no se busca un castigo, se busca una reparación, una exhumación", añade Ranz.

Al ser todo rechazado, a los familiares del maestro asesinado solo les quedaba el Constitucional. Si continúa la negativa de la justicia española, dice su abogado Eduardo Ranz, que acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. "Con los años vas perdiendo la ilusión. Empecé hace muchos años, al poco de morir mi padre, y lo hice de la mano de mi madre. Por el camino han ido yéndose muchas personas, entre ellas mi marido. Esperemos que ya sea la última vez", dice Nieves García Catalán.

El recurso presentado explica que tanto la Audiencia Provincial de Burgos como el Juzgado de Instrucción de Palencia, entendieron, en 2010 y 2009 respectivamente, que se podría seguir por la vía penal la localización e identificación de desaparecidos forzados, así como examinar la escena de estos crímenes.

También piden que se investiguen las órdenes de puesta a disposición de Guardia Civil y Falange dadas por la autoridad militar golpista y se averigüe si fueron únicas, o bien si fueron sistemáticas. También si esas órdenes tenían su origen en el comandante militar o bien partían de instancias superiores. Por último, que se consulte a la Cruz Roja si existe, como en otros lugares, un posible listado de los asesinados que vaya acompañado de información complementaria.

De esta manera, la denuncia quiere solicitar "la exhumación de García Lorca" y "la debida inscripción de traslado del cuerpo, desaparecido durante el golpe de estado, la Guerra Civil y la represión de la Dictadura posterior", así como que se proceda "a la reparación que hubiere en Derecho".

 Mientras que la familia de Lorca se niega a la búsqueda de los restos del autor de La Casa de Bernarda Alba, la nieta del maestro lleva años luchando por recuperarlos. También la CGT-A, que pidió a la Junta de Andalucía una nueva búsqueda de los restos del banderillero anarquista Joaquín Arcollas, del que se consideran "herederos ideológicos", ante la aparición de los restos humanos en Alfacar. 

En la solicitud, el grupo de trabajo 'Recuperando la memoria de la historia social de Andalucía' de CGT sostenía que esta teoría se llevaba "asegurando desde hace casi dos lustros". Aludía a testimonios como el del por entonces vicepresidente de la Diputación de Granada, Ernesto Molina; así como de Manuel Valdivia Gómez, exalcalde de Cogollos Vega.

"Objetivamente sabemos que Lorca fue ejecutado a los 38 años de edad. Sabemos, según su partida de defunción, fue fallecido por heridas producidas por hecho de guerra. Su cadáver fue encontrado el 20 de agosto de 1936 en la carretera de Víznar a Alfacar y no hemos vuelto a saber nada más de ello hasta 2021. Esto es lo que es impresentable desde un punto de vista democrático. Cuantitativamente Lorca representa un caso, pero cualitativamente se trata de encontrar a nuestro mejor poeta, al que la sociedad no ha tenido la oportunidad de dar cultural sepultura", explica el abogado.

Sin embargo, tal como publicó la Cadena SER, en 2015, según un documento policial, redactado en 1965 por la Jefatura Superior de Policía de Granada, fue asesinado junto a otra persona y en otro lugar diferente. Ese documento definía a Lorca como "socialista" y "masón", y le tilda de "prácticas de homosexualismo". Por un lado, la nota asegura que Lorca “fue pasado por las armas” junto a una sola persona de cuya filiación no se informa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?