Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

Frutas

Completamente irreconocibles: así han cambiado algunas de nuestras frutas y verduras con el paso del tiempo

La evolución también afecta a las frutas y verduras, quienes han cambiado considerablemente si las comparamos con las de hace siglos

El pintor Giovanni Stanchi muestra cómo eran las sandías en el siglo XVII.

El pintor Giovanni Stanchi muestra cómo eran las sandías en el siglo XVII. / Wikimedia

Algunas de las frutas y verduras que podemos encontrar a día de hoy en nuestra frutería distan mucho de las que nos ofrecía la tierra hace siglos. No solo por su tamaño, sino por una apariencia que, en la actualidad, no asociaríamos a dichos elementos. Con el paso del tiempo, y gracias en gran medida a la mano del ser humano, estas han ido evolucionando hasta convertirse en superalimentos capaces de crecer en prácticamente cualquier escenario y ofrecer un mayor alimento respecto a sus ancestros.

La ingeniería genética nos ha ayudado a desarrollar frutas y verduras hasta el punto de que no tienen mucho que ver con sus primeras versiones. Algo que se puede ver en los últimos gráficos compartidos por la cuenta Smart Biology en Twitter, donde ha comparado distintos tipos de fruta y verduras a través del tiempo. Unos gráficos que nos demuestran que el aguacate no era más que una pequeña bola compuesta mayoritariamente por su hueso o que la zanahoria era una simple raíz.

Así han cambiado algunas de nuestras frutas y verduras: desde el aguacate hasta la sandía

Según recoge este gráfico, el melocotón ha cambiado considerablemente de tamaño con el paso del tiempo. Algo que sucede con la mayoría de frutas y verduras expuestas en los distintos vídeos, en las que se puede ver cómo han ido creciendo con el paso del tiempo para ajustarse a las necesidades de la sociedad. A continuación, el gráfico nos demuestra que el plátano de hace siglos era mucho más pequeño que el actual y que, además, no contaba con esa forma arqueada tan característica de la que dispone a día de hoy.

Uno de los cambios más asombrosos del mundo de las frutas y las verduras lo ha protagonizado la berenjena, que ha pasado de ser un alimento que se asemejaba a una ciruela a convertirse en este fruto tan original. Entre el resto de alimentos que han cambiado considerablemente con el paso del tiempo podemos encontrar la sandía, que se ha ido haciendo más grande y ofreciendo un mayor alimento para la sociedad.

Así eran los ancestros de las mazorcas, de la naranja y algunas de las verduras más comunes de nuestro día a día

En un segundo tuit, el responsable de la cuenta ha compartido un nuevo gráfico en el que podemos ver los ancestros de algunas de las frutas y verduras que podemos encontrar en nuestras fruterías. En primer lugar, Smart Biology nos demuestra que las mazorcas de maíz no eran más que una simple raíz de la que no se podía extraer demasiado alimento.

Por otro lado, el gráfico nos demuestra que el pomelo, el citrón y la mandarina eran los primeros frutos cítricos y que, a raíz de ellos, nacerían otros como la naranja, el limón o la lima, entre otras. Por último, en el gráfico nos hablan sobre la planta de mostaza y sobre cómo esta nos ha dado algunas de las verduras más comunes de nuestro día a día. Entre ellas algunas como las coles de bruselas, la coliflor, el repollo, el nabo, el brócoli o el kale. Por lo tanto, el paso del tiempo nos ha ayudado a convertir aquellas pequeñas raíces en auténticos alimentos que, a día de hoy, dan de comer a millones de personas en todo el mundo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?