Viernes, 18 de Junio de 2021

Otras localidades

Gastro

Cómo elegir una buena sandía en la frutería: no volverás a preguntarle al frutero

La reina del verano ya ha comenzado a llegar a las fruterías, y si ni con el ritual de los 'golpecitos' consigues elegir la mejor sandía, con estos trucos definitivos no volverás a equivocarte

Los mejores trucos para elegir una buena sandía en la frutería: no volverás a preguntarle al frutero.

Los mejores trucos para elegir una buena sandía en la frutería: no volverás a preguntarle al frutero. / Gettyimages

La llegada del verano trae consigo a uno de los manjares más deseados tanto por los amantes de la fruta como por los que no lo son tanto: la sandía. Aunque muchas veces, por muy amante que te consideres de este fruto, elegir la mejor del establecimiento, para no llevarte una decepción al llegar a casa, no es tan fácil como parece. ¿Quieres aprender los mejores trucos para elegirla?

Además, este fruto veraniego, que comienza a recolectarse en el mes de mayo, es el favorito de esta estación por sus propiedades refrescantes, ya que casi en su totalidad, está compuesta por agua. También aporta muchos beneficios para la salud, ya que contiene vitaminas, antioxidantes, minerales y apenas tiene calorías, lo que la convierten en el postre ideal del verano.

El enigma de su interior, ¿Estará madura?

Al igual que el melón, pertenece a la familia de las Cucurbitaceae, y es originaria de África, aunque se consume en todo el mundo. Pero para disfrutar de todo su sabor, lo ideal es comerla en el punto perfecto de maduración, y debido a la gran cáscara opaca que la cubre, muchas veces esta tarea se vuelve complicada y es todo un enigma saber si su interior estará maduro, pasado o por el contrario, si todavía es demasiado pronto para su consumo.

Seguramente hayas tenido que recurrir muchas veces a los fruteros, y si al que sueles acudir es de confianza te dará la mejor sandía, pero en algunas ocasiones, incluso preguntando, llegas a casa y te encuentras con una fruta que no está en su punto perfecto. Por eso, desde hoy, te guiarás por tu propio criterio ayudándote de los trucos que vas a aprender para elegir la sandía perfecta de la frutería.

Trucos para elegir la mejor sandía

Cuando se recolectan las sandías no están en su punto perfecto, sino que suelen necesitar de bastante más tiempo para su maduración. Por eso hay que fijarse bien a la hora de coger este fruto. Lo primero que hay que tener en cuenta es que su apariencia es una trampa. Es decir, normalmente, cuando compras fruta te dejas llevar por los colores más vivos y los que mayor brillo aparentan, pero en el caso de la sandía, cuanto más color y brillo tienen, más les queda para su punto de maduración.

Por eso, cuando veas las sandías guíate por aquellas menos brillantes y en las que los distintos tonos de verde no están tan diferenciados, sino que son homogéneos, y más oscuros. Además, el lugar donde haya reposado el fruto al crecer tendrá un tono amarillo, y si este tiene un buen tono, también indicará que la fruta se ha recogido en el momento idóneo.

En cuanto a su tamaño y forma, lo ideal es coger la más redonda y con menos grietas o golpes, ya que si sufre una alteración en su forma o tiene muchas grietas, puede ser señal de que durante su crecimiento no ha recibido el agua o sol adecuados y podría alterar su sabor. También es importante fijarse en su peso, pues si es ligera, su sabor y textura podrían no tener la consistencia habitual.

El famoso ritual de los 'golpecitos' en la base

Y por último, pero no menos importante, el truco que ya habrás oído cientos de veces y que es todo un ritual para los fruteros: dar ligeros 'gopecitos' en la base. ¿Pero sabes realmente en lo que debes de fijarte cuando realizar este truco?

Cuando propinas unos 'toquecitos' a la base de la sandía para saber si está en su punto perfecto de maduración, tienes que fijarte en la sonoridad que produce, si el sonido es hueco y fuerte, indica que la sandía es idónea, pero si el sonido retumba o apenas se escucha, es que todavía no ha madurado del todo. Por el contrario, si al agarrarla notamos que la corteza está algo blanda, es que ya se ha pasado.

Con estos trucos no volverás a llevarte una sandía que todavía no se puede comer a casa. Y si eres de los que prefiere comprarlas por mitades, aunque sea más fácil observar la maduración de la fruta, son importantes las semillas. Si su color es negro es que están perfectas, pero si tiene muchas semillas blancas podría ser demasiado pronto para su compra.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?