Fútbol

El Liverpool apea al Manchester City de la final de la FA CUP

Klopp vence a Guardiola en su segundo enfrentamiento en una semana con un 2-3 que lo mete en la segunda final copera del curso

Sadio Mané celebra el 0-2 del Liverpool en las semifinales de FA CUP ante el Manchester City / VINCENT MIGNOTT (EFE)

Manchester City y Liverpool se cruzaban por segunda vez en una semana en las semifinales de FA CUP. La nueva rivalidad instaurada en el fútbol inglés empezó con un combate nulo el primero de los dos envites. Un 2-2 que mantenía las diferencias en la Premier League y el título en el aire con los sky blues un punto por encima de los reds. En la Copa sólo podía quedar uno, con Wembley como testigo privilegiado del enésimo cruce entre Guardiola y Klopp. Tras conquistar la primera copa del curso, el Liverpool se lanza a por la segunda con un convincente 2-3 que lo lleva a la final mientras acecha la machada del póker.

Más información

Klopp domina la puesta en escena

Guardiola dio un lavado de cara al equipo. Sólo conservó a Stones, Cancelo, Bernardo Silva y Foden del partido ante el Atleti en el Wanda. Klopp salió sin especular. Colocó a toda su caballería con la lección aprendida del pasado domingo. Solventó los problemas que el City le generó en el Eithad con una agresiva presión que espesó y generó dudas al juego de su contrario. Mané comandaba esa hambrienta búsqueda del balón y en una de esas presiones, lanzada desde la fe, el senegalés robó el balón a Steffen bajo palos. El portero suplente del equipo de Manchester se durmió y vio impasible como con tan sólo 17 minutos de juego, el Liverpool ya había puesto el 0-2. El primero había sido obra de Konaté en un córner.

El Manchester City no se encontraba sin sus primeras espadas en el campo. Sin De Bruyne ni Rodri en la sala de máquinas, su posesión se diluía sin que generase peligro alguno. Arnold, Fabinho y Thiago disuadían sus incursiones al tiempo que armaban el juego red. El centrocampista español cuajó una exhibición de las que explican por qué el City fue incapaz de controlar el centro del campo. Se juntó con Arnold en la media y pintó una pared que cerró con un pase picado hacia un Mané que esperaba con el gatillo preparado. El senegalés voleó hacia el palo de Steffen el 0-3 al filo del descanso.

Guardiola acaricia la prórroga

A la vuelta de vestuarios, el City pegó un alarido para levantarse. Grealish finiquitó dentro del área la acción que Fernandinho había dibujado desde la banda y que Gabriel había reproducido con un recorte sobre Fabinho que aclaró los caminos al hoy mediapunta inglés. Guardiola ajustó la presión de los suyos sobre Fabinho, aclaró sus ideas, dinamizó su juego y provocó errores en el Liverpool en busca de la remontada. Gabriel Jesús agitó a la zaga, pero no transformó las que tuvo frente a Allison. El arreón pareció apagarse hasta que Mahrez avivó la chispa. El argelino creó el 2-3 que Bernardo Silva certificaría recogiendo su asistencia dentro del área ya con el 90' ya cumplido. Los de Manchester se lo creyeron demasiado tarde. El Liverpool resistió el empujón del descuento para pisar su segunda final del curso.

El Manchester City llegó tarde a la semifinal. Y la pegada del Liverpool lo mató. El rival del Real Madrid en semifinales de Champions fue víctima de las rotaciones y del plan de Klopp, que logró secarlo hasta dejarlo sin disparar a puerta en la primera mitad. El técnico alemán le indica el camino a Carlo Ancelotti. El rival del Villarreal llega a su primera final de FA CUP en diez años tumbando a su máximo rival. Con el segundo título de la temporada a punto, el Liverpool mantiene vivo 'su reto': el póker de títulos que nadie ha levantado en Inglaterra.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad