Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 04 de Abril de 2020

Otras localidades

Jaén | Defensa Olivar y Aceite

Apenas 400 personas se concentran en defensa del olivar y el aceite

Convocatoria de organizaciones agrarias, UPA, COAG, ASAJA, Cooperativas Agro-Alimentarias e Infaoliva

El Ayuntamiento de Jódar también se ha sumado a la convocatoria

El seguimiento entre comercios, empresas y establecimientos ha sido casí unánime

Vista panorámica con público asistente

Vista panorámica con público asistente / Ayuntamiento de Jódar

La concentración, convocada por UPA, COAG, ASAJA, Cooperativas Agro-Alimentarias e INFAOLIVA, ha transcurrido sin ningún incidente, incluso sin ningún eslogan ni proclama por parte de los asistentes, de 10 a 12 de la mañana, con la presencia de apenas 400 personas, muy por debajo de la que cabía esperar, como manifestaron, ante nuestros micrófonos, tanto alcaldesa, M.ª Teresa García, presidente de la Cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia, Manuel Ogallar, en representación de Cooperativas Agro-Alimentarias e incluso los vecinos y vecinas a los que recogíamos testimonio, “… Hay muy poca gente aquí, esto es una vergüenza. Si hubiera sido el Entierro de la Sardina, como ayer, verías tu. Cuando esto, todo el mundo tenía que venir aquí…”.

Del resto de organizaciones convocantes, solo presencia de ASAJA, ningún representante de UPA, COAG o INFAOLIVA, al menos no se han hecho notar.

A nivel municipal, desde el Ayuntamiento de Jódar se sumaban a la convocatoria, haciendo una llamada a la participación de todos los vecinos y vecinas, empresas, comercios y establecimientos, incluso haciéndola extensiva a la comunidad educativa, que no ha hecho acto de presencia. Además ha colgado un lazo conmemorativo desde el balcón principal del ayuntamiento, y ha repartido copias, para instalar en poner en domicilios y vehículos.

Desde IU y Podemos también se han sumado a la convocatoria, presente el portavoz de Podemos, Agustín Barroso y el portavoz del PP, Juan Ruiz.

 

MANIFIESTO EN DEFENSA DEL OLIVAR TRADICIONAL Y EL ACEITE DE OLIVA

En primer lugar, y en nombre de Asaja, COAG, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias e Infaoliva, las organizaciones convocantes de estas concentraciones que se están desarrollando simultáneamente en los 97 municipios de la provincia de Jaén, quiero daros las gracias por estar aquí.

Habéis dejado por unas horas vuestra labor en el campo, vuestro trabajo en empresas, instituciones y en los comercios, vuestros estudios en la Universidad y en los centros educativos, para demostrar que los problemas del campo son los problemas de nuestra provincia, que si el olivar tradicional se muere, Jaén desaparece. A nadie le gusta manifestarse, molestar a ciudadanos que no tienen la culpa de sus problemas. Pero cuando se sufre, desde hace dos años, una situación tan crítica como la que viven los agricultores no queda otro remedio que mostrar el descontento.

Los olivareros de nuestra tierra llevan muchos años demostrando que saben hacer las cosas muy bien, que saben producir un aceite de oliva virgen extra de la máxima calidad y muy apreciado por consumidores de todo el planeta. Son la base de un sector, el agrícola, que define como ninguno la esencia de Jaén y son la base fundamental de nuestra economía. Pero esa base se está desmoronando sin que nadie haga nada por evitarlo. Los olivareros de Jaén, no solo elaboran el oro líquido de nuestra provincia, sino que gestionáis 66 millones de olivos, miles y miles de hectáreas que son el mayor bosque humanizado en el Mediterráneo; suponen el freno natural a la desertificación; protegen el medio ambiente y dan vida y riqueza a nuestros pueblos, evitando así su despoblamiento y abandono.

El denominado "Espíritu de Las Batallas" arrancó en mayo del año pasado un movimiento heredado del clamor olivarero de 1998. El campo ha recuperado la fuerza de un sector olivarero que clama por su dignificación y por la supervivencia de un paisaje que es patrimonio de todos nosotros y vosotros y que, sin lugar a dudas, define nuestro ser como provincia. Durante muchos siglos, cientos de familias han conseguido conformar un sector que es la envidia de muchos países. Y ahora, ese modelo de olivar tradicional, el mayoritario en nuestra provincia, está en peligro de extinción. Y no podemos dejarlo caer, porque entonces Jaén desaparecería. Desaparecerían sus bosques, sus industrias, sus comercios, sus servicios y, lo más importante, sus habitantes.

Estamos, por lo tanto, en un momento muy delicado. Dos años de bajos precios, de falta de voluntad política por el campo, de abusos y barreras comerciales, de banalización de nuestro aceite de oliva; en definitiva, de engaños, está pasando una factura cada vez más difícil de asumir. Nuestro aceite de oliva no es excedentario. Todo lo que se produce se consume. Pero nuestros olivareros no reciben un precio digno por su trabajo. Los costes aumentan cada vez más, pero los ingresos son menores. Y eso hace que el olivar tradicional no aguante más. Estamos en un momento en el que las políticas liberalizadoras que se están poniendo en práctica pretenden que sea el mercado el que regule toda actividad económica. Pero con las cosas de comer no se juega, porque sin vosotros, agricultores, no hay alimentos. ¡¡No habrá aceite de oliva!!

Todas las administraciones implicadas, desde Bruselas hasta Sevilla pasando por Madrid, cada una dentro de su marco competencial, están obligadas a buscar soluciones que permitan recuperar unos precios dignos para nuestros olivareros. Todas están obligadas a garantizar el equilibrio en la cadena de valor y permitir que los agricultores no pierdan dinero por su trabajo. Todas están obligadas a poner en marcha medidas de apoyo para el olivar con mayores dificultades, que apuesten por el relevo generacional, que persigan el uso del aceite de oliva como producto reclamo, que garanticen su pureza, calidad y trazabilidad, que apuesten por la comercialización, por la promoción del consumo, la concentración de la oferta, la diferenciación y el asociacionismo. En definitiva, que apuesten por un olivar rentable, que fija la población al territorio, que lucha contra el despoblamiento del medio rural y que protege el medio ambiente.

Las soluciones no serán rápidas, pero llegarán. Y, mientras tanto, es necesario que sigamos lanzando mensajes de fortaleza. Con el apoyo de toda la sociedad, el sector agrario no se rendirá. Estamos convencidos de que, entre todos, lograremos que se nos escuche, conseguiremos cambiar la situación y alcanzar un equilibrio en los precios tan necesario para los productores como para los consumidores. No podemos permitir que ningún olivarero se quede atrás. Y con esa convicción seguiremos adelante.

Muchas gracias por vuestro apoyo y por estar aquí hoy y siempre. Muchas gracias a todos vosotros, que vivís y queréis seguir viviendo en esta provincia. Porque ¡¡Jaén también existe!!

 

Las Movilizaciones continuaran el mes de marzo

El sector olivarero prepara un mes de marzo caliente endureciendo su calendario de protestas por el bajo precio del aceite de oliva. El estado permanente de movilización en el que se encuentran instaladas las tres organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias e Infaoliva nos lleva a suspender la salida de cisternas de aceite y a recuperar la Marcha Olivarera que ya llevamos a cabo en los años 90 del siglo pasado. Nuevas acciones que se desarrollarán, de forma consensuada en toda Andalucía, a lo largo del mes de marzo y para las que se hace un llamamiento para que sean secundadas por todo el sector primario de España. Incluso, se está estudiando la posibilidad de, una vez en Madrid, instalar una acampada.

La suspensión de la salida de cisternas de aceite y la marcha olivarera forman parte del calendario de movilizaciones que comenzamos en Jaén en el mes de mayo de 2019 y que en 2020 ha arrancado con los exitosos cortes de las cuatro autovías que cruzan la provincia, y que seguirá con las concentraciones en los 97 municipios de la provincia, el próximo lunes. Para ello, el sector olivarero vuelve a hacer un llamamiento a todos los agricultores y a la sociedad en general para secundar estas nuevas movilizaciones que se preparan en marzo. La marcha partirá desde Jaén, pero esperamos que a lo largo del recorrido se vayan incorporando territorios a fin de mantener activas las reivindicaciones de los agricultores.

La recuperación de la Marcha Olivarera y la suspensión de la salida de cisternas son dos acciones más con la que el sector quiere visibilizar la crítica situación de bajos precios en origen que estamos sufriendo desde hace dos años. Y, aunque gracias a las movilizaciones generalizadas se ha conseguido que el problema de los precios forme parte de la agenda política, sí es verdad que todavía no se ha concretado ninguna medida que permita revertir esta crítica situación. De ahí que el sector continuará con las movilizaciones, en las que se enclava la marcha, la no salida de cisternas y el posible asentamiento hasta que se comience a vislumbrar una recuperación de las cotizaciones y soluciones al problema estructural que sufrimos desde hace dos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?