Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Las panaderías de València mantienen el horno encendido pese a la caída de la demanda

El presidente del Gremio de Panaderos y Pasteleros de València, Juan José Rausell, pide que las instituciones públicas se acuerden de los pequeños comercios, que mantienen sus puertas abiertas para abastecer la ciudad pese a los pocos ingresos y al aumento del gasto por los productos de higiene y seguridad

La crisis del coronavirus está afectando a todos los sectores de la población. También a las panaderías y pastelerías, que han visto cómo su actividad se ha visto bruscamente disminuida, a la vez que los gastos para garantizar la seguridad en sus locales se han engrandecido.

Las panaderías han quedado fuera del cupo de los comercios que deben cerrar durante la cuarentena, por lo que la gran mayoría siguen con las puertas abiertas para abastecer las ciudades, a pesar de que los ingresos que entren no serán en muchos casos suficientes para mantener las empresas. La poca movilidad y el goteo de las compras hacen que el sector se resienta de forma considerable.

El presidente del Gremio de Panaderos y Pasteleros de València, Juan José Rausell, explica que muchos trabajadores dependen del suministro a la hostelería. Con el cierre de restaurantes y hoteles, estos profesionales tienen una producción del 60 o 70% menos que un día en circunstancias normales. Para muchos esto es inviable, y algunos han tenido incluso que cerrar.

Tampoco los pasteleros lo tienen fácil. Según Rausell, la gente ha optado por abastecerse de alimentos de primera necesidad, dejando en un segundo plano sus productos. Aunque aconseja que, en momentos como este, "un dulce no viene mal a nadie".

El abastecimiento de pan está garantizado para el público, pero no lo están así los productos de higiene y seguridad para los pequeños comercios. El presidente del Gremio critica que se hicieron pedidos de mascarillas o geles desde hace entre dos y cuatro semanas y los pedidos llegan a cuentagotas.

Pero esto no impide que se adopten medidas de seguridad, como los hidrogeles a disposición de los clientes y trabajadores, la desinfección continua de superficies o la limitación de dejar pasar a los compradores de uno en uno.

Por todo ello, Juan José Rausell pide "respeto" para su sector, que las administraciones se acuerden de ellos, sobre todo en cuanto al sobregasto que les supone todo esto. Y recuerda que ellos trabajan todos los días para garantizar el abastecimiento de la ciudad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?