Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Pazo de Meirás

Claves para entender el juicio por la recuperación del Pazo de Meirás

Los cuatro días de juicio se han convertido en una lección de historia y derecho

Silla vacía en la primera jornada del juicio sobre la propiedad del Pazo de Meirás

Silla vacía en la primera jornada del juicio sobre la propiedad del Pazo de Meirás / Pool (Europa Press)

Cuatro días, 17 testigos y una profunda revisión de nuestra Historia Contemporánea. El juicio sobre el Pazo de Meirás ha quedado visto para sentencia y a la espera de que conozcamos si la jueza del Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña estima la demanda del Estado o da la razón a los Franco. Una sentencia que, probablemente, tendrá un largo recorrido judicial hasta el Tribunal Supremo. Un juicio que mira de reojo al de las estatuas de Abraham e Isaac, que se encuentran dentro de Meirás, y que la justicia ha reconocido (por ahora) como propiedad de los Franco.

Un juicio en el que se han planteado distintas cuestiones: ¿hasta qué punto un Estado autoritario se puede disociar de la figura personal de quien ostenta todo el poder?, ¿actuaba Franco de buena Fe al registrar el Pazo como una propiedad personal en el 41?, ¿abandonó el Estado el inmueble tras la muerte del dictador dando por hecho que el Pazo no era propiedad pública?

Preguntas, estas y más, que deberá responder la jueza en estas próximas semanas para redactar su sentencia. Marta Canales deberá centrar qué aspectos legales tienen más peso en un proceso judicial que abarca una guerra civil, una dictadura de 40 años, un período de transición a la democracia y un Estado de derecho cuya vida es poco más extensa que el régimen autoritario que lo precedió.

Los archivos

Falta documentación, alguna porque ha desaparecido por diversas causas; porque algunas instituciones, como la Casa Real, no facilitan su acceso; porque los archivos municipales son más un desorden de papeles que un centro de documentación.

A este respecto ha sido esencial el trabajo de los autores de 'Meirás: Un un pazo, un caudillo, un expolio', Manuel Pérez y Carlos Babío, quienes han relatado el "ambiente de vigilancia y opresión, de sospecha continuada" en el que vivían los españoles durante la dictadura. Los abogados de los Franco han puntualizado a este respecto que no todo el mundo "estaría en contra de Franco".

Y los había, de eso no parece haber dudas. Las autoridades locales que con la compra y donación a Franco tenía un objetivo concreto: "atraer el Estado a Galicia, hacer de A Coruña la capital política y de gobierno al menos durante el periodo estival". Un relato con nombres y apellidos, Alfonso Molina, Pedro Barrie de la Maza o el alcalde de sada en 1938, Toribio Pollán, que amenazaba con incluir en "listas negras" a los "malos patriotas" que "voluntariamente" (sic) se negasen a participar en la suscripción popular impulsada por la Junta Pro Pazo para la compra.

Entre lo expuesto por los abogados de las distintas administraciones y los abogados de los Franco encontramos la Historia contemporánea de España, de Galicia y de A Coruña; las experiencias de miles de familias, un archivo inabarcable y décadas de cambios políticos (siempre latentes durante los cuatro días de sesiones).

La inmensa dificultad de esta disputa patrimonial queda resumida con una frase de las conclusiones presentadas por el Abogado del Estado, Javier Suárez: "el tiempo de la historia no es el tiempo de los hombres". Pero ese tiempo ha llegado. Ahora toca esperar a la sentencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?