Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Emilia Pardo Bazán

La biblioteca de Pardo Bazán estará protegida en la previa a su declaración como Bien de Interés Cultural

La declaración blinda también los libros que están guardados en el pazo de Meirás

El director xeral de Cultura, Anxo M. Lorenzo, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la académica de la RAG Marilar Aleixandre y el presidente de la RAG, Víctor F. Freixanes

El director xeral de Cultura, Anxo M. Lorenzo, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la académica de la RAG Marilar Aleixandre y el presidente de la RAG, Víctor F. Freixanes / Real Academia Galega

La próxima semana la biblioteca de la ilustre escritora coruñesa Emilia Pardo Bazán estará protegida por la Xunta de Galicia, lo que significa que el amparo a sus alrededor de 11.000 está garantizado, también las obras que están guardadas dentro de las Torres del Pazo de Meirás.

Lo ha anunciado esta mañana el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, junto al presidente de la Real Academia Galega, Víctor Freixanes, en la sede de la Academia de la calle Tabernas, en A Coruña. Esta protección es el primer paso para que los fondos bibliográficos de la escritora ilustre sean declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

La próxima semana se publicará en el Diario Oficial de Galicia el expediente de incoación del procedimiento para su declaración como BIC, solicitada por la Academia y avalado por un importante trabajo de inventariado de los fondos.

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, subraya que esta incoación ya blinda la protección de los fondos.

Casi 3.000 de las obras de la biblioteca de Pardo Bazán continúan en el Pazo de Meirás, la que fue residencia de la escritora antes de pasar a manos de dictador Francisco Franco. Otras 8.000 obras están custodiadas por la Real Academia Galega en su sede de la Ciudad Vieja.

Según ha explicado el titular de Cultura de la Xunta en la rueda de prensa, la biblioteca de Pardo Bazán reúne las características de patrimonio no solo por el valor de "todos los ejemplares" que la componen, sino también por la "figura a la que está ligada".

Así, ha detallado que la declaración como BIC afectará a un total de 10.855 libros, de los cuales 7.883 están custodiados en la sede de la RAG, mientras que 2.972 continúan en el interior de las Torres de Meirás.

No obstante, ha explicado que el expediente abre la puerta a que se sumen más volúmenes que podrían estar en paradero desconocido, una vez se constate que pertenecen a esta colección. De hecho, esta labor se vería facilitada por una cuna de color rojo con la que el hijo de la escritora, Jaime Quiroga y Pardo Bazán, encargó registrar todos los libros.

En palabras del conselleiro Román Rodríguez, toda esta biblioteca recibirá el "máximo nivel de protección patrimonial que existe en Galicia y en España", lo que garantiza "la integridad" de toda ella a pesar de encontrarse dividida entre Meirás y la sede de la RAG.

Reducción de plazos

Sobre los tiempos para la declaración definitiva como BIC, dado que está previsto que esta semana -"martes o miércoles", según ha estimado el titular de Cultura- se publique el inicio del procedimiento en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la legislación gallega de patrimonio cultural de 2016 recoge un plazo máximo de dos años.

Sin embargo, en el caso de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán, Rodríguez ha prometido que será "muchísimo, muchísimo menos", aunque no ha precisado en cuánto será porque todavía queda que tres órganos consultivos emitan los correspondientes informes. Estos servirán para hacer "alguna subsanación", en caso de que sea precisa, para su posterior publicación definitiva en el DOG.

A pesar toda la tramitación que resta, el conselleiro ha destacado que la clave es la incoación del expediente la próxima semana, puesto que, a partir de ese momento, los casi 11.000 libros que componen la colección ya cuentan "con todas las medidas de protección y salvaguarda".

Al respecto, el presidente de la Academia ha celebrado que "lo importante es que ya esté protegido". "Lo que nos preocupaba era que alguien pudiese distraer libros, y eso es lo que ya está garantizado", ha añadido Freixanes.

Y es que, no en vano, el conselleiro de Cultura ha recordado que el traslado de cualquier BIC -al igual que las estatuas del Mestre Mateo, en manos de los Franco pero reclamadas judicialmente por el Ayuntamiento de Santiago- precisa de autorización por parte de la Xunta.

Un patrimonio de todos los gallegos

El presidente de la RAG también ha agradecido que esta declaración para la biblioteca supone atender a una demanda de la Academia para proteger "un patrimonio de todos los gallegos". "Esperamos que en breve podamos ver reunido todo el fondo de la biblioteca de la escritora en la rúa Tabernas, en las dependencias de la que fue su casa", ha manifestado a continuación.

La Real Academia Galega es actualmente responsable del cuidado del patrimonio cultural y de la producción intelectual de Emilia Pardo Bazán por decisión de su hija y heredera, Blanca Quiroga. Tras recordar este punto, Freixanes ha erigido a doña Emilia, junto a Rosalía de Castro, Concepción Arenal y Juana de Vega, en figuras "de referencia" para Galicia.

Asimismo, el presidente de la RAG ha manifestado la "preocupación" de la institución por la parte del fondo bibliográfico que se quedó en Meirás y que, hasta su entrega al Estado, están en manos de los Franco: "Esos libros también forman parte del patrimonio intelectual de la autora. Igual que se reivindica el edificio, la RAG reivindica sus libros".

Inventario

Según un inventario elaborado en 2015 por la RAG y por la conservadora de la Casa-Museo Emilia Pardo Bazán, Xulia Santiso -con la colaboración de las universidades de Santiago y A Coruña-, hay casi 3.000 libros en el pazo que son de la escritora.

Sobre este asunto ha intervenido en la rueda de prensa la académica Marilar Aleixandre, quien ha reconocido que en las cifras de este fondo "hay un poco de baile". Si bien en Meirás hay unos 3.200 volúmenes, de los que "se tiene constancia que son de doña Emilia" son 2.972, a los que justamente se extiende la declaración de BIC. "Los otros son de después de 1930, porque pueden ser de los Franco o comprados en otro momento", ha añadido.

Pero los que sí pertenecían a Pardo Bazán demuestran, en palabras de Aleixandre, los "amplísimos intereses" que tenía esta "mujer excepcional" y "pionera del feminismo" que fue, además, "autodidacta" puesto que figuran en su colección libros de poesía, obras de teatro, sobre ciencia y sobre la historia de las religiones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?