Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

Joseph Biden

Biden y el bacalao de Bilbao

La relación entre Estados Unidos y Euskadi data de hace más de dos siglos. Se remonta al siglo XVII y especialmente fraguaron a partir del XVIII, durante el período más convulso de la reciente historia de los Estados Unidos.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Xabier Alberdi, director del Museo Naval de San Sebastián, ha contado en La Ventana Euskadi que “Biden es presidente, en parte, por lo que pasó entre Euskadi y Estado Unidos hace más de dos siglos. Es una deuda histórica que tiene EEUU con Euskadi”, señala.

Que hoy pueda tener presidentes, una república, es, en parte, gracias a esa contribución de los vascos”. “La participación de comerciantes vascos en la guerra de la independencia, en la derrota a Inglaterra fue muy importante”, asegura Alberdi.

Eibar y Soraluce son puntos clave en esta historia. Soraluce era la sede de la Real Fábrica de Armas. “Desde el siglo XVI elaboraba armas en toda esa comarca Ermua, Elgoibar, toda la manufactura de armas se centralizaban en esa fábrica de, entonces, Placencia de las Armas, hoy Soraluze, y esa Real Fábrica les concedía la marca necesaria y la fiabilidad para lanzarlos a los mercados”.

¿De dónde viene esa colaboración con EEUU?

Diego de Gardoqui / Archivo

Los colonos empiezan a sublevarse a partir de 1773 contra los británicos. En 1774 es ya una sublevación generalizada, sobre todo, cuando sucede el ‘Motín del té’ en el puerto de Boston. Inglaterra cierra el puerto y la situación culmina en una guerra abierta en el 75. “Los grandes comerciantes de bacalao de Nueva Inglaterra tenían estrechas colaboraciones con comerciantes de la costa vasca, sobre todo bilbaínos y donostiarras”, añade Alberdi. “Esos comerciantes que enviaban bacalao, de retorno llevaban a Améríca, porque lo demandaban, armas, pólvora y munición para la guerra”. “El bilbaíno Diego de Gardoqui, como comerciante fue uno de los principales artífices de esas operaciones”.

“Una de las causas del amotinamiento de los colonos contra Inglaterra fue una cuestión fiscal”, asegura el historiador, “por los envíos de bacalao no se pagaba impuestos hasta que Inglaterra los impuso y distorsionó el mercado que existía hasta el momento con lo que los intereses de los americanos se vieron afectados y también, por extensión, los de los vascos porque no les interesaba que subieran los precios”.

A esos intereses económicos se le sumarán políticos por parte de la corona francesa y española que en aquella época, enfrentados a la otra potencia naval que era Inglaterra en el siglo XVII, “vieron una oportunidad de sumarse a esa colaboración de manera indirecta y así, sin declarar formalmente la guerra, apoyar la causa contra Inglaterra y , de paso, cobrarse la revancha”

“Tanto España como Francia no querían una guerra abierta sino que lo hacen de forma más indirecta inyectando más dinero, pólvora y armamento en esas redes comerciales a modo de contrabando de guerra”.

Gardoqui fue recompensado por su papel esos años y fue el primer embajador de España en Estados Unidos. “También fue amigo personal de George Washington y estuvo presente en su investidura como testigo”, concluye Alberdi

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?