Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Junio de 2019

Otras localidades

Selecciona

  • Aínsa-Sobrarbe
  • Alagón
  • Albacete
  • Alcalá de Henares
  • Alcalá de los Gazules
  • Alcañiz
  • Alcázar de San Juan
  • Alcobendas
  • Alcoy
  • Algeciras
  • Alhama de Granada
  • Alicante
  • Almadén
  • Almendralejo
  • Almería
  • Altsasu
  • Andújar
  • Aracena
  • Aranda de Duero
  • Aranjuez
  • Archidona
  • Arnedo
  • Arrecife
  • Ávila
  • Avilés
  • Ayamonte
  • Badajoz
  • Baena
  • Barbastro
  • Barcelona
  • Baza
  • Béjar
  • Benavente
  • Benicarló
  • Benissa
  • Bilbao
  • Burgos
  • Cabra
  • Cáceres
  • Cádiz
  • Calahorra
  • Calatayud
  • Cambrils
  • Cartagena
  • Caspe
  • Castellón de la Plana
  • Castro-Urdiales
  • Cervera
  • Ceuta
  • Chantada
  • Ciudad Real
  • Córdoba
  • Coria
  • Coruña, A
  • Cuéllar
  • Cuenca
  • Dénia
  • Donostia
  • Eibar
  • Eivissa
  • Ejea de los Caballeros
  • Ejido, El
  • Elche
  • Elda
  • Estella-Lizarra
  • Estepa
  • Ferrol
  • Figueres
  • Frontera, La
  • Gandia
  • Gijón
  • Girona
  • Granada
  • Graus
  • Guadalajara
  • Guadix
  • Haro
  • Huelva
  • Huesca
  • Irun
  • Jaca
  • Jaén
  • Jerez de la Frontera
  • Jerez de los Caballeros
  • Jódar
  • Laudio
  • Laviana
  • León
  • Linares
  • Llanes
  • Llanos de Aridane, Los
  • Lleida
  • Logroño
  • Loja
  • Lorca
  • Lugo
  • Madrid
  • Málaga
  • Manresa
  • Maó-Mahón
  • Marbella
  • Medina del Campo
  • Melilla
  • Mérida
  • Miranda de Ebro
  • Mojácar
  • Monforte de Lemos
  • Monzón
  • Móra d'Ebre
  • Morella
  • Móstoles
  • Motilla del Palancar
  • Motril
  • Mula
  • Murcia
  • Navalmoral de la Mata
  • Navia de Suarna
  • Olot
  • Ontinyent
  • Orihuela
  • Ourense
  • Oviedo
  • Palamós
  • Palencia
  • Palma del Río
  • Palma de Mallorca
  • Palmas de Gran Canaria, Las
  • Pamplona
  • Parla
  • Pedroñeras, Las
  • Peñafiel
  • Peñarroya-Pueblonuevo
  • Plasencia
  • Ponferrada
  • Pontevedra
  • Puertollano
  • Puigcerdà
  • Reinosa
  • Reus
  • Ribadavia
  • Ronda
  • Roquetas de Mar
  • Sabiñánigo
  • Salamanca
  • San Bartolomé de Tirajana
  • Sanlúcar de Barrameda
  • San Sebastián de la Gomera
  • Santa Cruz de Tenerife
  • Santander
  • Santiago de Compostela
  • Santoña
  • Sariñena
  • Segovia
  • Sepúlveda
  • Sevilla
  • Solsona
  • Soria
  • Sort
  • Tafalla
  • Talavera de la Reina
  • Tarancón
  • Tarragona
  • Teruel
  • Toledo
  • Tordesillas
  • Torrelavega
  • Tortosa
  • Tudela
  • Tui
  • Úbeda
  • Ubrique
  • Utrillas
  • Valdepeñas
  • Valencia
  • Valladolid
  • Vendrell, El
  • Vic
  • Vielha e Mijaran
  • Vigo
  • Vilafranca del Penedès
  • Vilagarcía de Arousa
  • Vilalba
  • Villamartín
  • Villanueva de Córdoba
  • Villanueva de la Serena
  • Villena
  • Vitoria-Gasteiz
  • Viveiro
  • Xàtiva
  • Xinzo de Limia
  • Yecla
  • Zafra
  • Zamora
  • Zaragoza

El paleto que conquistó la NBA

Como jugador fue una estrella, como manager se ha convertido en un referente, Larry Bird lleva dando lecciones a la NBA durante más de 30 años

Larry Bird, de jugador en Boston, y como entrenador y manager en Indiana. /

En el condado de Orange, al sur del estado de Indiana, nació el que es posiblemente el mejor jugador blanco en la historia de la NBA. Líder de una dinastía mítica como los Celtics de Boston, más tarde desarrolló su carrera como entrenador y director de operaciones de uno de los equipos más en forma de la actual NBA, los Indiana Pacers.

"La NBA moderna comienza con Bird y Johnson"

"Su primer apodo, \'El paleto de French Lick\' dejó paso al de \'La esperanza blanca\'"

"Mejor jugador y entrenador de la NBA, hecho que nadie ha repetido"

Más información

"Bird fue, simplemente, el jugador más grande de todos los tiempos sin un físico privilegiado para jugar al baloncesto", sostiene Antonio Vázquez, director de la revista 'NBA'. Un genio en un cuerpo imperfecto. Tras la renuncia a seguir jugando, su estado natal y su equipo de baloncesto se convirtieron en la principal obsesión del compulsivo anotador blanco. Pese a su dilatada trayectoria en Boston, donde se convirtió en uno de los mejores de este deporte, Bird siempre se quedó con ganas de jugar para 'sus' Pacers. Ha sido en su segunda etapa relacionada con la NBA, cuando el número 33 ha podido devolver todo el cariño generado en su tierra.

Larry solo pudo jugar en Indiana en su etapa universitaria, cuando se decidió por la modesta Indiana State. Antes, un breve flirteo con la universidad más prestigiosa del estado -IU, residencia de los Hoosiers-, donde el joven jugador de raza blanca, todavía sin destetar, abandonó el campus con problemas de adaptación. Es en 1976, con 19 años, cuando Bird comienza su idílico trienio universitario que culminaría en una final perdida contra un rival a su altura, como bien recuerda Ramón Trecet, periodista deportivo. "Larry Bird y Magic Johnson, los padres de esta NBA. Sin ellos, nada, nadie es posible. Su historia comenzó en 1979, final universitaria: Indiana State (Bird), contra Michigan State (Magic), la más vista de la historia. La NBA moderna comienza con ellos", afirma Trecet.

Un duelo estelar. El mismo que revivió las audiencias, años después, de la mejor liga del mundo. Blanco contra negro. Una derrota amarga que encendió la ira de Bird. No ver cumplidas las expectativas o ser incapaz de apreciar los resultados pueden ser costumbres que desemboquen en insatisfacción. Todos la hemos vivido alguna vez en diferentes ámbitos de nuestra vida, y se podría decir que en el caso de Larry Bird es crónica. Una necesidad imperiosa de ser mejor, de cumplir un reto mayor, aunque en su caso no es ni mucho menos un problema, es un estilo de vida. Cómo explicar si no, la situación actual de una persona con 12 All Star, 3 MVP de temporada regular, dos de las finales y tres anillos de la NBA.

Final mítica del concurso de triples de 1988.

La vida más allá de las canchas.

Hacia 1992, año de su retirada, Larry Bird ya no tenía nada más que demostrar. Había reinado entre gigantes y culminado su carrera con unos Juegos Olímpicos en Barcelona que encumbraron al 'Dream Team'. Un equipo repleto de anécdotas, de las que Guillermo Ortiz, escritor y periodista, se queda con una: "Pat Ewing pensaba que Bird era un 'niño mimado' por la prensa, por ser blanco, y cuando le vio se quedó anonadado. Era tan bueno como todo el mundo decía pese a estar ya en sus últimos años. Se hicieron íntimos amigos durante la concentración."

Su primer apodo, 'El paleto de French Lick' -el pequeño pueblo donde creció- había dejado paso al de 'La esperanza blanca' o 'Larry leyenda'. Con semejante trayectoria, cualquiera se hubiera echado a dormir para recoger tranquilamente los frutos de tantos años de esfuerzo y dedicación absoluta a lo que más le ha motivado. "Entrenaba más horas que nadie y podía llegar a ser un tirano con sus compañeros, a los que exigía el mismo nivel de compromiso extremo que tenía él mismo", explica Antonio Vázquez.

Queda probado que Bird era distinto. Duro como pocos, su intención siempre fue la de evolucionar. Ya lo demostró teniendo que lidiar en sus inicios con las penurias familiares y el suicidio de su padre, o más tarde con repetidas lesiones que obligaron a transformar su estilo de juego. Sus metamorfosis siempre se completaron. Después de cinco años sirviendo de asistente en los Celtics llegó el momento de dar el salto a los banquillos. Sin experiencia anterior, Larry recibió el encargo de entrenar en Indiana. En tres temporadas catapultó al equipo, logrando en la 98-99 el reconocimiento de 'Mejor Entrenador de la NBA' y unas finales en el 2000, perdidas ante los Lakers. Mejor jugador y entrenador de la NBA, hecho que nadie ha repetido.

El más difícil todavía, cuadrar las cuentas.

Tras un merecido descanso, un Larry Bird de 47 años vuelve a la actividad laboral, esta vez como presidente de operaciones de Indiana. Casi diez años ejerciendo el puesto que le llevaron a lograr el galardón de 'Ejecutivo del Año' en la temporada 2011-12. Y lo más importante de todo, la promesa cumplida de convertir a unos resultones Pacers en un equipo candidato a la NBA.

En sus funciones de 'General Manager', Bird ha confeccionado una plantilla práctica, no exuberante. Ganadora, no espectacular. Lo básico para ganar un anillo. Cinco posiciones cubiertas por un quinteto muy fuerte y tres, a lo sumo cuatro, buenos reservas. La dosis de baloncesto queda en manos de Paul George, que merece un reportaje aparte.George Hill y Lance Stephensonse encargan de la dirección y de dotar al alero de balones. Y en la zona, talento con David West e intimidación con Roy Hibbert. Un 'cinco' compacto de los que tanto escasean en la NBA, al que se han sumado este año el veterano Luis Scola, Chris Copeland y el base suplente, CJ Watson. Una mezcla aliñada con la incorporación, a mitad de temporada, del defenestrado Andrew Bynum. Si Bird ha visto algo en el exjugador de Cleveland y Lakers es que todavía hay esperanzas para él.

Las mejores jugadas de Indiana Pacers en el 2012-13.

En el banquillo, un buen entrenador, Frank Vogel, con una breve trayectoria en la liga pero con un baloncesto efectivo. Sus partidos se cuentan prácticamente por victorias, cuarenta y una, y tan solo doce derrotas. Asentados en su firme defensa, los Pacers ocupan el puesto vigésimo en puntos por partido y son el quinto equipo que menos tiros hace por encuentro. ¿Que cómo ganan sus partidos? Jugando a un baloncesto control, de largas posesiones y búsqueda de tiros más fáciles. Sumado, claro, a que provocan el peor porcentaje en sus rivales y la menor anotación en contra.

Su segundo mejor balance de toda la liga no es casualidad. Los traspasos de Hill y Hibbert, la renovación de West, esta última temporada, y la elección en 2010 de Paul George y Stephenson -un descubrimiento de jugador- son obra de Larry Bird. Y en la recámara tiene a Danny Granger, todo un 'All Star' venido a menos por sus lesiones, que puede servir como moneda de cambio en un futuro traspaso. "El profundo conocimiento del juego le hizo sobresalir en la cancha primero, después en el banquillo y por último en el despacho", recuerda Vázquez, como principal clave.

Todos se rieron del tímido jugador blanco que no hablaba con la prensa cuando aterrizó en la NBA con 22 años. Más de tres décadas después, 'El paleto de French Lick' ha dejado con la boca abierta a toda la liga, demostrando sus dotes como jugador, como entrenador y como ejecutivo. En el momento de su retirada deportiva, él mismo lo explicó: "Llegué siendo un paleto y me marcho siendo una leyenda". Pero Larry Bird no se ha marchado, el hombre del Renacimiento existe en la NBA.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | 'Punto, SER y partido' | Fórmula 1 Más deportes |

Play Basket (18-11-2013)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?