Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El colesterol y las paranoias…

Hace unos días estuve en el médico, y en un momento de sus explicaciones, ante mis dudas sobre lo que me estaba recetando, el me dijo:

- Este es más barato, pero más eficiente para su problema concreto. ¡Como no cobro de ningún laboratorio…!

Luego le he dado vueltas y he recordado un problema con el que peleo y pelean muchos consumidores y que tiene mucho que ver con nuestra vida cotidiana: estilo de vida, alimentación, ejercicio… Hablo del colesterol. Quizá se trate de una paranoia, pero me ha pasado por la cabeza el cambio en la consideración de lo que son niveles “peligrosos” del nuestro colesterol en sangre de los últimos años. Hace no mucho el riesgo del colesterol estaba marcado en 260mg/dl, pero ahora ya se habla de que el límite debe estar en los 200 mg/dl y hasta he leído que algunos ponen la situación ideal en los 130mg/dl. Y mis dudas surgen cuando me planteo, que no lo se, si esto se debe a investigaciones y datos científicos de los riesgos cardiovasculares con unos niveles o con otros. Quiero creer que sí, que prima la prevención cuando rápidamente nos recomiendan, desde la industria y algunos profesionales médicos, bebidas o otros lácteos con estatinas o, directamente estatinas es pastilla.

Y me digo: ¡claro, cuánto más bajen los niveles de colesterol en sangre recomendables, más farmacología hay que tomar!.

Y al instante pienso: no, debe ser una paranoia más.

Pero claro, me doy un paseo por el blog de Aitor Sánchez, Midietacojea, y leo esto:

“Cerca del 75% de los pacientes hospitalizados de un ataque al corazón no tenían niveles de colesterol de riesgo.

Y más: “Tras analizar los datos de más de 130.000 pacientes ingresados por un infarto cardiaco, se observó que el 72,1% de estos ingresos tenían el nivel de colesterol malo (LDL) por debajo del de riesgo”.

Y encima recuerdo también un reciente informe de OCU en el que decía que el consumo de fármacos contra el colesterol se había disparado un 442% en los último años. O su frase del mismo informe: “Es una campaña mercantil hábilmente orquestada”.

Pese a todo, me dejo de paranoias y prometo que voy a cuidar mucho más mi dieta, alejar ciertas grasas malas de mi plato, que comeré más verduras, más pescados, más frutas, buenos aceites, frutos secos… ¡y mucho más ejercicio de forma regular! Alguien que sabe de esto me ha dicho que será suficiente para dejar aparcados ciertos consumos quizá interesados.

Pero, como podréis comprobar, parece que no solo yo tengo paranoias…

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?