Directo

SELECCIÓN FEMENINA Dani Garrido, director de 'Carrusel', analiza la lista de Jorge Vilda, sin las 15 jugadoras que renunciaron, ni Jenni Hermoso ni Irene Paredes

A vivir que son dos díasVidas enterradas
Sociedad
REPORTAJE DOCUMENTAL

"Mi abuela Carmen nunca se recuperó de la muerte de mi abuelo"

'A vivir' recupera la vida y la muerte de Francisco Romero Carrasco. Con sus nietos, con Juan Manuel, Carmen, Gonzalo y Álvaro, compartimos un largo viaje

EVA CARBALLARES

Madrid

Los nietos de Francisco Romero han hecho un largo viaje desde Canadá. La Asociación Recuerdo y Dignidad consiguió localizarles allí después de una larga búsqueda. En Cobertelada, un pequeño pueblo de Soria, se habían recuperado los restos de cinco maestros asesinados al comienzo de la Guerra Civil. Uno de ellos no era de la provincia, era de Santa Marta de los Barros, Badajoz. Era catedrático, tenía 57 años y, junto a Eloy, Victoriano, Elicio e Hipólito, fue asesinado el 25 de agosto de 1936.

Más información

Sus nietos nacieron en Chile. Allí emigraron su madre y su abuela años después de la muerte de Francisco pero el destino hizo que terminaran trasladándose a Canadá. Un amigo de la familia, agente de la CIA, les había alertado de que EEUU intervendría si Allende ganaba las elecciones. Pocos años después, Pinochet, llegó al poder tras un golpe militar.

Episodio IV | Franscisco Romero Carrasco

01:06:29

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000005091212/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Cuando le cuentan que se han recuperado los restos de su abuelo piensan que es una broma pero, poco a poco, se van convenciendo de que puede ser cierto. La distancia que separa Canadá de España se puede medir en kilómetros, en horas de vuelo. Lo que no se puede cuantificar es el viaje emocional que están a punto de hacer Juan Manuel, Carmen, Gonzalo y Álvaro.

Libro de Francisco Romero Carrasco para enseñar a sus alumnos. / Cadena SER

Los recuerdos comienzan a brotar. “Mi abuela lloraba en silencio cada vez que abría una cajita de hierro, forrada por dentro con terciopelo de color rojo”. Allí guardaba Carmen las fotografías en blanco y negro de Francisco, de su gran amor. “También estaban sus gemelos, sus cartas, su reloj. Allí estaba su corazón” cuentan sus nietos. El viaje acaba de comenzar.

Podéis ver el libro que Francisco utilizaba para enseñar matemáticas a sus alumnos en el siguiente enlace:

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad