Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿Combatir la obesidad engordando los impuestos?

Un estudio médico publicado en el British Medical Journal concluye que elevar en un 20% los impuestos que gravan alimentos de alto contenido en azúcar - galletas, pasteles, chocolates y dulces – podría reducir la obesidad en el Reino Unido del 28 al 25%. En ese país se aplica desde hace tres años un impuesto sobre las bebidas azucaradas y los responsables del informe argumentan que una medida semejante en los dulces tendría un impacto individual en la pérdida de peso seis veces mayor que el de estas bebidas.

No cabe duda de que esta moderna epidemia de la obesidad merece todos los empeños. Pero usar la política fiscal como pretendido motor de salud tiene algunos perfiles espinosos. Primero, porque su eficacia no siempre se ha demostrado, como en el consumo del tabaco en nuestro país que ha repuntado a niveles de hace 20 años a pesar de estar gravado un 80%. En segundo lugar, porque al ser impuestos lineales suponen una carga mayor para las rentas más bajas. Y en tercer lugar, porque igualan la carga del goloso responsable y del glotón irresponsable. ¿No sería más eficaz educar que gravar? ¿O impedir que la industria produzca alimentos que acaban una bomba de relojería para nuestra salud? ¿O no facilitar su compra a los menores que, solo en nuestro país y según el estudio de la Fundación Gasol que ayer conocimos, son causa de que uno de cada tres adolescentes sufra sobrepeso u obesidad?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?