Martes, 03 de Agosto de 2021

Otras localidades

FRUTA EN VASITOS

Los peligros de consumir frutas peladas y cortadas

¿Es seguro consumir la fruta pelada y cortada en vasitos u otros recipientes? ¿Por qué pagamos tanto por esos envases? El tecnólogo de los alimentos y experto en seguridad alimentaria, Miguel Ángel Lurueña, nos sacó de dudas el pasado domingo en SER Consumidor

Si el domingo hablábamos con Julio Basulto y Carlos Casabona sobre qué beneficios o peligros que tienen las bebidas que consumimos, en esta ocasión tratamos de averiguar más acerca de las moda cada vez más extendida de las frutas cortadas que venden en los supermercados y otros establecimientos listas para consumir. ¿Son recomendables? ¿Tiene sentido esos precios tan elevados? Nos resuelve estas dudas Miguel Ángel Lurueña, tecnólogo de los alimentos y experto en seguridad alimentaria y colaborador habitual del programa.

¿Se han fijado en los precios que pagamos por estos productos? Jesús Soria dio algunos ejemplos:

- Un vaso con 250 gramos de melón cuesta 2,50 euros, lo que significa que el kilo sale a 10 euros, cuando el kilo de melón se puede encontrar por menos de un euro.

- Un envase de medio kilo de sandia cortada y pelada cuesta 3,50; el kilo sale a 7 euros, pero es que un kilo de sandia se puede encontrar incluso por 60-70 céntimos.

- Recipiente con 400 gramos de piña cuesta 3,95, es decir, el kilo sale por más de 10 euros cuando el kilo de una piña está alrededor de 1,40.

- O un vaso de 300 gramos de mango con un precio de 3,30 euros; el kilo sale a 11 euros aproximadamente.

 Aunque en muchas ocasiones compramos este tipo de envases de fruta por comodidad, Lurueña justifica los altos precios que pagamos por estos asegurando que “la comodidad se paga” porque “puede ser una opción práctica si vamos por la calle y nos apetece comer algo más saludable en vez de un refresco, pero si vamos al supermercado es mejor comprar una pieza de fruta en vez de estas alternativas”, dijo Lurueña el pasado domingo durante su intervención en SER Consumidor.

Pero, ¿es seguro comer esta fruta? Según comentó el tecnólogo de los alimentos, todos los años hay gente que enferma tras consumir estas frutas de “enfermedades de transmisión alimentaria porque la fruta no se ha refrigerado o manipulado correctamente”.

Lurueña dijo también que los vasos que encontramos en los supermercados deben estar “siempre en frío” para que se conserven mejor (aunque a este tipo de fruta se le añaden aditivos para que aguante un poco más). Sin embargo, “si lo encontramos en un puesto callejero puede que las condiciones no sean tan saludables”.

Por eso, la opción “más barata, más segura y más sostenible es comprar la fruta entera, así la podemos llevar a cualquier lado y no se estropea”.

Ya nos comentó la dietista-nutricionista y también experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles hace un par de semana en SER Consumidor que no es recomendable comprar piezas de fruta cortadas a la mitad, como melón o sandía. Y sobre esta idea Lurueña resaltó que, si encima no está refrigerado, “aumenta el peligro”. Incluso Lurueña le explicó a Jesús Soria que él es partidario de llevar una sandía o un melón entero si se va de excursión o la playa. Y, además, aseguró que él lo practica.

Además, al reducir el consumo de este tipo de productos descendería la cantidad de residuos de plástico que generamos comprando la fruta envasada, algo que lleva siendo motivo de queja de las asociaciones ecologistas y otros colectivos desde hace años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?