Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Me dijo que no descansaría hasta que las torres KIO se vengan abajo"

Un testigo protegido relata una conversación con Almallah Dabas, acusado de captar jóvenes para la yihad

Un testigo protegido ha relatado hoy, en la decimotercera sesión del juicio del 11-M, la intención de uno de los acusados por la matanza, Mouhannah Almallah Dabas, de atentar en Madrid. En el año 2002, Dabas y el que entonces era su cuñado (y que hoy se ha sentado en el banquillo para declarar como testigo) pasaron por la madrileña Plaza de Castilla en un vehículo. "No voy a descansar hasta que se caigan esas torres", dijo el primero.

Más información

Dabas está acusado, junto a un hermano, de captar jóvenes radicales islamistas en España para su posterior envío al extranjero. Su ex cuñado ha comenzado su testimonio reconociendo su estado de nerviosismo. Además, ha habido problemas de comunicación a causa de su limitado conocimiento del castellano y la utilización de un árabe antiguo. El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, le ha tranquilizado y le ha recordado que declaraba de forma protegida y que los acusados no podían verle.

El juicio por el 11-M se ha reanudado esta mañana con la declaración de familiares y conocidos de los terroristas que perpetraron el mayor atentado islamista de la historia de Europa. El primer testigo que iba a declarar en la sesión de hoy del juicio, el imputado y posteriomente no procesado en la causa Mouad Benkhalafa, no se ha presentado ante la sala a pesar de estar llamado. La jornada se ha abierto, por tanto, con la declaración del Hassan Aglif, hermano de uno de los acusados -Rachid Aglif, alias 'El Conejo'.

"Imposible que fuera lugarteniente de 'El Chino'"

Hassam ha reconocido que su hermano conociera a Jamal Admidan, 'El Chino', pero ha explicado que se trataba sólo de una relación comercial. "Es imposible que Rachid fuera lugarteniente de 'El Chino' porque éste es inteligente y no se podía fiar de un chaval de 20 años", como era su hermano. Según ha explicado, él mismo conocía a 'El Chino' porque era cliente de la carnicería que regentaba; la última vez que le vio fue el 30 de enero de 2004, cuando fue a comprar carne para el día de la Fiesta del Cordero.

La declaración de Benkhalafa era importante para esclarecer datos sobre las reuniones celebradas en el río Alberche, donde 'El Tunecino' ofrecía adoctrinamiento y preparación para emprender la guerra santa (yihad). El testigo se encuentra en libertad desde el 20 de abril de 2004.

Su declaración hubiera descrito el papel desarrollado por 'El Tunecino' en estos encuentros en el río, en los que, además de jugar al fútbol y nadar, se comentaban, según considera acreditado la Fiscalía, los comunicados enviados por el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, y se hablaba de la necesidad de desarrollar la guerra sante contra los enemigos del pueblo musulmán.

Testigo en el juicio del 11-M: "[Dabas] me dijo: 'No voy a estar tranquilo hasta que se caigan las torres [KIO]".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?