Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

11-M

Un testigo protegido asegura que vio a Zougam colocar una bolsa en el tren

Según el relato, cuando vio en televisión la mochila que apareció en la estación de El Pozo pensó que "si no era esa (la que el vio el 11-M), era su alma gemela"

Un testigo protegido ha asegurado que el acusado Jamal Zougam es la persona que él vio el 11 de marzo de 2004 colocando una bolsa de deporte debajo de un asiento del tren que explotó en la estación de El Pozo. Dicho testigo ya lo reconoció ante la Policía tres días después del atentado, antes de que apareciera su foto en los medios de comunicación.

El testigo protegido S-27 ha relatado durante la decimotercera jornada de juicio que el 11 de marzo de 2004 él viajaba en un tren de dos plantas que cogió en la estación de Alcalá de Henares y que, cuando estaba sentado, "apoyado en la ventana y prácticamente dormido", vio que una persona lo "estaba empujando" y que "estaba metiendo una bolsa de deporte debajo del asiento de delante".

Según ha declarado, a la altura de San Fernando de Henares ya no vio a esa persona, aunque sí se percató de que "la bolsa seguía allí"; no hizo "mucho caso" porque pensó que era un "descuido", según ha asegurado. "No se iba a imaginar nadie que llevaba lo que llevaba" una bolsa que ha descrito como de color "azul verdosa" y que, según ha declarado, debía de llevar algo dentro que pesaba, pues "le costó meterla [a Zougam]" debajo del asiento.

Pequeña contradicción

El testigo protegido S-27 ha relatado que él se bajó en la estación de Vicálvaro y que al salir de allí fue cuando escuchó una primera explosión y, unos tres o cuatro minutos después, oyó otra explosión, aunque no supo lo que había ocurrido hasta que su madre le llamó para contarle que había habido un atentado.

La persona que colocó la bolsa era un "moro o gitano, de pelo rizado y de tez oscura" que llevaba una "escayolita" o férula que le ocupaba prácticamente toda la nariz. El testigo ha explicado que empezó a "hacer conjeturas con lo que había visto por la mañana" y que llamó a la Policía por la noche. Según el relato, acudió "por voluntad propia" a declarar al día siguiente, aunque no fue hasta dos días después cuando le mostraron fotografías en las que reconoció a Zougam.

Tras indicar que en el álbum que vio había unas 18 fotografías, el testigo ha subrayado que la foto de Zougam no había salido todavía en los medios de comunicación y recalcó que sólo lo había visto "el día de autos". A preguntas de la fiscal Olga Sánchez, el testigo ha asegurado que cuando vio en televisión la mochila que apareció en la estación de El Pozo pensó que "si no era esa (la que el vio el 11-M), era su alma gemela".

A una pregunta de la defensa de Zougam, el abogado José Luis Abascal Escudero, el testigo ha manifestado no acordarse exactamente de si él viajaba en el piso de abajo o en el de arriba del tren "porque han pasado tres años", ya que, según le ha recordado el letrado, en su primera declaración relató que iba en la planta superior y no en la inferior, como ha asegurado hoy.

El testigo S-27 reconoce a Zougam en los trenes: "Le vi la cara"

El testigo S-27 reconoce a Zougam en los trenes: "En San Fernando ya no le vi; la mochila seguía allí"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?