Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

ETA quiso volar las torres Kio de Madrid a mediados de enero del año pasado

Aparece en las diligencias policiales del último comando detenido

El 'comando Otazua', detenido el pasado martes, tenía la intención de atentar contra las torres Kio de Madrid a mediados de enero de 2010 por encargo de la cúpula de ETA en Francia.

Según esas declaraciones del 'comando Otazua', la cúpula de ETA en Francia encargó a este comando volar las Torres Kio de Madrid a mediados del mes de enero del año pasado con una furgoneta que iba a ser cargada de explosivos en Portugal. La furgoneta era la que interceptó la Guardia Civil el 9 de enero del 2010 en Zamora. En el interior había componentes electrónicos y se especuló muho sobre su destino.

Ahora con las declaraciones policiales del comando Otazua se sabe que ETA quería cargar la furgoneta interceptada en Zamora con explosivos en Obidos (Portugal). El plan pasaba por dársela al último comando de ETA detenido para que la transportase hasta Madrid y allí la hiciese estallar según las indicaciones de la cúpula de ETA en Francia. La furgoneta había que aparcarla junto a las Torres de Kio, ubicadas en la Plaza de Castilla.

En Portugal la banda armada habilitó una vivienda como un taller de fabricación de explosivos. El taller ubicado en Obidos fue descubierto el 4 de febrero del pasado año con más de 1.300 kilos de material ya preparado para explotar. Al frente del laboratorio estaban los miembros de ETA Oier Gómez y Andoni Zengotitabengoa que fueron identificados por la policía portuguesa después de descubrir que habían sido filmados por las cámaras de seguridad de un centro comercial. Zengotitabengoa fue capturado el 11 de marzo en el aeropuerto de Lisboa cuando trataba de coger un vuelo con destino a Venezuela.

No es la primera vez que ETA intenta volar las Torres Kio. Lo intentó el comando Elurra en el año 2007 y de hecho estudió el lugar idóneo para estacionar la furgoneta-bomba en la zona de Azca. En diciembre de 1999, la banda armada envió otras dos furgonetas bomba para hacerlas estallar en la zona de Azca, situada no muy lejos de las Torres Kio. Ese atentado fue frustrado por la Guardia civil que interceptó los vehículos cuando eran transportados hacia Madrid por la provincia de Zaragoza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?