Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El PSOE, ante la encrucijada tras el 20-N

En el seno del Partido Socialista, la tensión aumentaba a medida que se acercaban las elecciones. Ni el "cese definitivo de la violencia armada" de ETA dio margen de recuperación al PSOE. El batacazo en las elecciones del 20 de noviembre parecía inevitable. ¿Y ahora, qué?

La gestión de la crisis económica llevó al borde del precipicio al PSOE. La constatación llegó en las pasadas elecciones autonómicas y municipales del 22-M, y las críticas dentro del propio partido por los desastrosos resultados no se hicieron esperar: mientras que Zapatero se aferraba al tiempo que le quedaba como Presidente, unos reclamaban que el partido llevase a cabo una "profunda reflexión" y otros, como Fernández Vara, ya no ocultaban que lo mejor era un adelanto electoral. La puntilla final vino de la mano de lehendakari Patxi López y su petición de celebrar un congreso extraordinario. José Luis Rodríguez Zapatero se vio obligado a adelantar las elecciones, en contra de su deseo de agotar la legislatura. Rubalcaba asumió el mando de una nave socialista que tenía todas las papeletas para vivir una de las peores travesías de su historia, y que ahora ha quedado encallada tras el descalabro del partido en las elecciones legislativas. La pregunta es evidente: ¿qué va a pasar ahora?

Alfredo Pérez Rubalcaba ha esgrimido a lo largo de la campaña electoral que su proyecto estaba pensado para durar cuatro años ocurriera lo que ocurriera. Pero ahora la posibilidad de que Rubalcaba asuma la secretaría general parece tambalearse. Por ejemplo, el pasado 4 de noviembre, en una entrevista en Radio Barcelona, Felipe González apostaba porque el PSOE abriera un periodo de reflexión el día 21 fueran cuales fueran los resultados de las elecciones y, por supuesto, que celebrara un congreso para elegir al secretario general del partido.

El ex presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, fue mucho más contundente. En "Los Desayunos de TVE" afirmó que unos resultados por debajo de los habitualmente conseguidos por el PSOE deberían producir en el partido "una convulsión interna, el 35 Congreso". Cierto es que Rubalcaba recomendó a Fernández Vara que "hablara menos", y que el ex presidente autonómico afirmó haber realizado sus declaraciones desde "una actitud leal y crítica".

Pero en el PSOE no parece haber consenso respecto a lo que va a ocurrir, e incluso se empiezan a barajar varios nombres que podrían arrebatar el liderazgo al ex vicepresidente del Gobierno. Los más repetidos son los de Patxi López y Carme Chacón -que se quedó a las puertas de las primarias, y que el día 16 afirmó que ser mujer y de Cataluña no es un problema para ser Jefe de Gobierno-, aunque también cabe la posibilidad de que haya "sorpresas" de la mano de socialistas como Eduardo Madina, Emiliano García Page u Óscar López.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?