Últimas noticias Hemeroteca

La crisis da todo el poder al PP y provoca la mayor debacle electoral del PSOE

Rajoy obtiene los mejores datos de su partido en democracia y obliga al PSOE a abrir una nueva etapa tras perder más de cuatro millones de votantes

Rajoy: "Nadie tiene que sentir inquietud alguna" / El presidente del PP, Mariano Rajoy, señaló este domingo en rueda de prensa en la sede de Génova para valorar el resultado electoral que le otorga una mayoría absoluta para gobernar, que "nadie tiene que sentir inquietud alguna"."No habrá para mí otros enemigos que el paro, el déficit, la deuda excesiva, el estancamiento económico y todo aquello que tiene a nuestro país en estas extrañas circunstancias", añadió."El pueblo español se ha expresado, lo ha hecho alto y claro, ha decidido romper con lo que había y abrazar el cambio que le proponíamos. A ese cambio hoy quiero convocar a todos, para ese cambio quiero contar con todos, para ese cambio me gustaría que pudiesen confiar todos", subrayó. / AGENCIA ATLAS

Las encuestas no se equivocaron. El Partido Popular ha barrido en estos comicios adelantados con más de 10,7 millones de votos y 186 escaños. Rajoy logra así en su tercer asalto al palacio de La Moncloa ganar las elecciones con los mejores datos de su historia. Mejora a Aznar en casi medio millón de votos y tres escaños, mientras el PSOE se hunde al perder 4,3 millones de votantes. CiU, IU y UPyD son los grandes beneficiados junto a la izquierda abertzale, que irrumpe como primera fuerza vasca. Así lo hemos contado MINUTO A MINUTO.

El futuro presidente del Gobierno besa a su mujer en el balcón de la calle Génova / REUTERS

La BBC británica destaca la gran victoria de Mariano Rajoy / CADENA SER

El futuro presidente del Gobierno besa a su mujer en el balcón de la calle Génova / REUTERS

Más información

El gallego tranquilo, que fuma puros después de cada comida y siempre apela a la confianza, llega a la Moncloa tras dos derrotas, como sus predecesores. Tras ocho años de oposición destructiva, un programa ambiguo y tomando por bandera el 'depende' y la indefinición en su campaña, Rajoy será el presidente del Gobierno de España. Su primera misión: manejar la situación económica más delicada de las últimas décadas e implantar reformas, como ha dicho, para cumplir con los objetivos de déficit pactados con Bruselas.

El PP asume así la legislatura con una amplia mayoría absoluta. Contará con 186 diputados de los 350 que forman el Congreso. Acumula el mayor poder que ningún partido ha ejercido en democracia. Cataluña, con CiU, y Andalucía, territorio de Griñán al menos hasta marzo, son las únicas comunidades que resisten el empuje azul. El partido de Génova crece en medio millón de votantes respecto a los comicios de 2008 y asiste al histórico desplome de los socialistas, con más de cuatro millones de electores que le han dado la espalda.

El PSOE afronta una nueva etapa, como ya ha pedido su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha instado a convocar un Congreso ordinario lo más rápido posible. Según los estatutos, febrero sería la fecha más temprana. Los socialistas tendrán una representación de 110 diputados, el peor resultado de su historia. En las primeras elecciones de 1977 cosecharon 118, en 1979 con González, 121, y la última debacle se fechaba en 2000 con los 125 escaños de Almunia. La candidatura de Rubalcaba baja también por primera vez de los siete millones de votantes.

La debacle socialista propicia un Parlamento donde convivirán trece fuerzas políticas. CiU e IU son los grandes beneficiados. El partido nacionalista catalán también bate récord y gana por primera vez las elecciones legislativas en Cataluña, dejando al PSC como segunda fuerza política. El partido liderado por Durán i Lleida obtiene 300.00 votantes más, que le reportan seis escaños más que en 2008. Pasa de 10 a 16. La izquierda de Cayo Lara registra el mayor crecimiento. De tener dos diputados -sin grupo parlamentario propio- en esta legislatura, ocupará once asientos en la Cámara Baja con un crecimiento en más de 700.000 votantes.

La otra gran triunfadora de la noche es la izquierda abertzale. Amaiur irrumpe con fuerza en el escenario político nacional con siete diputados. La coalición independentista logra 333.592 votos, arrebata al PNV el liderazgo nacionalista vasco y se convierte en la primera fuerza política de Euskadi. El partido de Josu Erkoreka pierde un diputado (pasa de seis a cinco) pese a incrementar sus votantes en 20.000, y tendrá que manejar una situación nueva sin liderar el nacionalismo vasco en el Congreso. Los socialistas vascos se desploman en cinco diputados -tendrá cuatro- y el PP mantiene los tres escaños, complicando la situación del Ejecutivo autonómico.

El partido de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, recoge a casi un millón de los socialistas huidos para quintuplicar sus anteriores registros. Pasa de uno a cinco diputados y roza el grupo parlamentario propio. Los nacionalistas ERC, BNG y CC mantienen sus tres y dos diputados respectivamente para seguir integrando el grupo mixto. Equo entra en el Congreso gracias al escaño logrado por Compromís en la Comunidad Valenciana. La coalición logra más de 125.000 votantes y se estrenara en la nueva legislatura junto a FAC y GBAI. El partido de Álvarez Cascos se cuela con un diputado y casi 100.000 votos, mientras que Genoa Bai entra con tan solo 40.000 apoyos.

Un mapa azul

La crisis económica da al PP el mayor poder político de la democracia. A nivel nacional, autonómico y municipal. Los socialistas solo gobiernan en Andalucía y con el apoyo del PP en Euskadi, mientras que CiU controla Cataluña. El PP, sin embargo, ha dado un vuelco histórico al bastión socialista por excelencia. Gana ocho diputados en la autonomía sureña, los mismos en los que aventaja al PSOE a tan solo cinco meses de las elecciones regionales. El PSOE pierde en su principal granero nueve escaños y casi 800.000 votos. IU aprovecha este revolcón para entrar con dos diputados.

En Cataluña, los socialistas también se desploman y pasan de 25 a 14 representantes en la Cámara Baja. El PP lo aprovecha para ser la tercera fuerza política con 11 escaños y el 20% de los votos. CiU se consagra como primera fuerza política catalana por primera vez en unas elecciones generales. Del resto de territorios, el PSOE solo gana en Sevilla y Barcelona, CiU controla Lleida y Girona, PNV toma Vizcaya y Amaiur, Guizpúzcoa. En Asturias, Cáceres, Soria, Álava, Tarragona, Jaén y Córdoba existe un empate entre varias fuerzas.

Rajoy: "Quiero convocar a todos para el cambio"

Cospedal: " El PP tiene una enorme satisfacción, unida al sentimiento de una enorme responsabilidad"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?