Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Rubalcaba solo arranca de Rajoy la concreción de que no tocará la edad de jubilación

El líder provisional del PSOE pide a Mariano Rajoy que aclare dónde recortará y le ofrece varios pactos de calado en su debate de investidura

Rubalcaba anuncia que el PSOE votará "no" a la investidura de Rajoy / El presidente del Grupo Parlamentario del PSOE en el Congreso de los Diputados, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado hoy que los socialistas votarán en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno / AGENCIA ATLAS

La intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba en el debate de investidura de Mariano Rajoy ha comenzado con aplausos. Sin haber pronunciado una sola palabra, el perdedor de las elecciones ha recibido una ovación de su grupo parlamentario. Después, ha empezado reconociendo el mérito de su rival. "Ha ganado usted holgadamente las elecciones y por tanto le corresponde a usted formar gobierno", decía Rubalcaba, para después valorar la alta participación electoral en los comicios del 20 de noviembre. El tono ha sido constructivo, ha habido ofertas de pacto y discrepancias relativamente puntuales, pero sobre el 'cara a cara' ha sobrevolado la idea de que Rajoy ha ofrecido desgravaciones fiscales sin aclarar de dónde sacará el dinero para acometer sus recortes | MINUTO A MINUTO: Así hemos seguido el 'cara a cara'

Los primeros mensajes de Alfredo Pérez Rubalcaba en la tribuna han estado dirigidos a su propio partido, primero para reconocer que "tenemos que hacer esfuerzos por mejorar las relaciones de esta cámara con el conjunto de los ciudadanos". Después ha reconocido que "el PSOE ha obtenido un mal resultado electoral, muy malo, pero sigue siendo la alternativa progresista en España, la única" -ha dicho, para después reivindicar la manera socialista de hacer política: "Aquella que pone, por encima de los intereses del partido, los intereses de los ciudadanos". Y asegura que el Partido Socialista la ejercerá en la oposición "como ha hecho en el Gobierno".

El líder provisional del Partido Socialista -hasta el congreso que el PSOE celebre en febrero- ha anunciado que su formación votará 'no' a la investidura de Rajoy, porque "estamos en desacuerdo con muchas de las cosas que ha dicho aquí y también con muchas de las que creemos que va a hacer y hoy no ha dicho aquí". Y sin embargo, Rubalcaba ha establecido que "si nuestro voto va a ser negativo, nuestra actitud va a ser positiva, porque es lo que necesita España y lo que necesita Europa, porque pensamos que es lo que los ciudadanos quieren que ocurra en esta cámara".

El discurso de Rajoy "puede tener alguna utilidad"

La disección del discurso de Rajoy por parte de Pérez Rubalcaba ha comenzado con la afirmación de que "puede tener alguna utilidad", sobre todo en el enfoque de la crisis. "Es la primera vez que reconoce en esta cámara que esta crisis no es 'hispano-española', que es mundial", y para el líder socialista "si empezamos a compartir el diagnóstico, estamos en buenas condiciones para empezar a compartir soluciones". A continuación, ha comenzado a pedir concreción para el núcleo duro de la parte económica de su discurso; primero con el IVA: "Usted se opuso con uñas y dientes a la subida del IVA que propuso el Gobierno, se olvidó en la campaña y hoy lo ha vuelto a hacer. Yo creo que usted sabía perfectamente cuando decía que lo iba a bajar... que no lo iba a bajar".

Después, Rubalcaba ha citado la cifra de reducción de déficit manejada por Rajoy, 16.500 millones de déficit, tras la que "ha subido aquí y ha dado unas cuantas buenas noticias. Muchas desgravaciones fiscales, y de gastos... lo de las pensiones. Aunque la economía crezca, pues le salen decenas de miles de millones que tiene usted que conjugar. ¿Cuándo nos va a dar las malas noticias, señor Rajoy?", ha preguntado el líder del PSOE. Y ha reprochado también a Rajoy su escasa claridad con la edad de jubilación a los 67 años: "¿Va usted a cambiar la edad de jubilación? Yo creo, señor Rajoy, que no. Creo que nunca lo tuvo en la cabeza". En resumen, el principal reproche de Rubalcaba a Rajoy ha sido llegar al Congreso con promesas de rebajas fiscales sin conocer el importe de gasto que tendrá que ejecutar.

También ha reprochado al futuro presidente del Gobierno su falta de alusiones a Europa, al Banco Central Europeo, a los acuerdos del G-20. "Si no se resuelve la crisis en Europa, nosotros no podremos salir de la crisis", decía Rubalcaba, para después apuntar que en la UE se ha venido produciendo "un ajuste fiscal que es incompatible con el crecimiento. Solo con ajuste no llegamos. ¿Hay que hacerlo? Hay que hacerlo; pero solo con ajuste no llegamos. Creo que tenemos que revisar nuestra senda de consolidación fiscal". Rubalcaba ha asegurado que cree que deben subirse los impuestos "a quien los pueda pagar", para mantener "esa cohesión social que los socialistas hemos mantenido a pesar de la dureza de la crisis". El socialista ha mostrado su acuerdo con lo dicho por Rajoy sobre el sistema financiero -"cuanto más rápido, mejor"-, pero le ha pedido que evite que se desvíen "fondos públicos" para quienes contribuyeron a generar la crisis.

Reforma laboral y reforma educativa

Después ha llegado el turno de la reforma laboral. "Hemos hecho dos, señor Rajoy, y yo le digo que no es justo decir que el empleo no se crea en España porque las reformas no funcionan. Explotemos al máximo las potencialidades de nuestro sistema de relaciones laborales". Rubalcaba ha anunciado su oposición al llamado 'contrato único'. "Hay una dualidad indeseable en España, pero la forma de resolver esa dualidad no está en hacer todos temporales, esa no puede ser la solución, por tanto nos vamos a oponer". También se ha mostrado contrario a los llamados 'minijobs' de Alemania, y a propuesto que de ese país se importe la política de cierre progresivo de las centrales nucleares. A fin de cuentas, ha ofrecido un pacto por el empleo, otro para la posición sobre Europa... y un tercero para la clarificación de las Administraciones Públicas -"si usted está por ese acuerdo, nosotros nos sentaremos para intentar alcanzarlo".

Rubalcaba ha recordado que ya existe una Ley de Estabilidad Presupuestaria -"está acordada, está redactada"-, y ha introducido una novedad en este punto: "Respetaremos lo que hemos pactado, un 0,4% de déficit, pero echaré el resto de mi capacidad de convicción para que ustedes vayan a la posición europea, que es más flexible", en referencia al 0,5% fijado por Bruselas. En tono conciliador, el líder del PSOE ha tendido la mano para realizar reformas sociales, pero no "para por la puerta de atrás, desmantelar el Estado del Bienestar que hemos conseguido". Después ha precisado su posición: "Mientras las comunidades ampliaban derechos, la igualdad de los españoles no estaba comprometida. Ahora está produciéndose lo contrario. Y ese tema, señor Rajoy, sí que es competencia de este parlamento. Nosotros queremos que haya igualdad en competencias educativas y sanitarias. Y si hay que cambiar las leyes, propondremos leyes y nos tendrá a su lado".

"Estoy completamente de acuerdo con usted", decía Rubalcaba sobre la promesa de Rajoy de mantener la inversión en Educación, pero ha precisado que los tres años de Bachillerato son "un pedazo de cambio". Además, ha lanzado una advertencia. "No vaya a ser que, al hilo de estos tres años, alguien nos quiera colar el concierto en los tres años de Bachillerato. Creo que eso no se debe financiar desde el Estado". Acto seguido, ha lanzado una propuesta. "Hemos hecho cosas muy positivas, por primera vez en la década empezamos a tener mejores datos educativos, y es porque hemos hecho una política compartida con las comunidades autónomas". Alfredo Pérez Rubalcaba ha terminado su primera intervención recordando la memoria de las víctimas del terrorismo -"memoria que los socialistas no vamos a consentir que la escriban los verdugos en nombre de las víctimas". "Nos va a encontrar más proponiendo que descalificando", concluía el portavoz del PSOE.

Finalmente, en sus últimos turnos de palabra, Rubalcaba ha pedido a Rajoy que retire el recurso interpuesto ante el Tribunal Constitucional contra el matrimonio homosexual, y ha alertado sobre la impresión de que el máxmo intérprete de la Carta Magna solo se desbloquea, en materia de nombramientos, cuando gobierna el Partido Popular.

La réplica de Rajoy

Mariano Rajoy ha respondido a la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba con un tono muy calmado, y desgranando algunos de los puntos de la oposición socialista. Ha comenzado por los orígenes de la crisis. Ha asegurado que ahora no tiene sentido fijarse en eso, pero que "España tiene que hacer algunas cosas que no tienen que hacer otros países, porque la situación es diferente"; en concreto, se ha referido a la altísima tasa de paro española. El próximo presidente del Gobierno ha aceptado el pacto para una posición común ante Europa, y ha celebrado que Rubalcaba esté de acuerdo con los ajustes económicos.

A continuación, el líder del PP ha respondido a las acusaciones de inconcreción sobre las cifras de ingresos y gastos. "Nosotros hoy no tenemos una previsión oficial de crecimiento, y eso afecta a los ingresos y a los gastos, y además tampoco sabemos a ciencia cierta cuál es el déficit de este año". De hecho, Rajoy ha asegurado que si el déficit público terminase en el 7%, "tendríamos que reducirlo en 10.000 millones más". El próximo inquilino de La Moncloa ha establecido un calendario para dar a conocer sus cifras: "Vamos a esperar a que en enero la Comisión Europea establezca sus previsiones macroeconómicas, después haremos nuestras propias previsiones macroeconómicas, a continuación fijaremos el techo de gasto y después presentaremos los presupuestos".

Después ha respondido directamente a Rubalcaba sobre el IVA: "Mi intención es no subir los impuestos, no me parece lo más razonable"; y sobre el gasto público, una reiteración del mensaje de la mañana -"hay una partida que no voy a tocar, es más, que voy a subirla, la revalorización de las pensiones"."Decir que el contrato único es decir que todos los contratos se conviertan en temporales, yo no puedo estar de acuerdo. En la práctica hoy, en España, no hay contratos indefinidos y hay contratos temporales. Yo creo que eso tenemos que arreglarlo", decía Rajoy sobre la reforma laboral, y sobre la reforma energética aseguraba lo siguiente: "No me parece oportuno hacer chistes sobre la reforma energética, lo que nos dejan es un déficit de 20.000 millones de euros. No está la cosa para hacer chistes" -esto en referencia a que Rubalcaba había asegurado que 'le encantaría que Montoro fuese ministro de Industria, porque las iba a pasar canutas'.

En cuanto a Educación, Rajoy ha asegurado que "algunas cosas habrá que cambiar, porque la única legislación educativa que ha habido en España desde Villar Palasí ha sido la del Partido Socialista, y creo que los demás también podemos aportar algún aspecto a este asunto". Después, sobre política social, ha precisado que "si hay algún convencido de la igualdad de los españoles, ese soy yo. Creo firmemente en eso. Cuando oigo hablar del desmantelamiento del Estado del bienestar... Mire, no quiero volver al pasado, no me voy a dar por aludido. Pero para que haya un Estado de Bienestar como nos gustaría a todos que hubiera, es necesario que el Estado disponga de los mayores recursos posibles. Tenemos que crear puestos de trabajo".

"Me preguntaba por la jubilación" -decía finalmente. "Yo creo que debemos hacer un esfuerzo para que la gente se jubile a la edad que marca la ley. Por eso no me gustó en su día lo de los 67 años. En cualquier caso, señoras y señores diputados, hay algo que debemos tener en cuenta. Son las falsas prejubilaciones. Esto no se puede hacer. Hay que luchar contra el fraude fiscal y hay que luchar contra el fraude en las cotizaciones a la Seguridad Social y hay que luchar contra el fraude en el desempleo". Más allá de todo eso, y una de sus pocas concreciones, Rajoy ha asegurado que no reformará la Ley de Pensiones.

El PSOE calcula que las rebajas fiscales de Rajoy recortarán ingresos en 10.000 millones de euros

Mariano Rajoy ha anunciado esta mañana varias medidas fiscales para favorecer la actividad económica. La más importante es una rebaja del impuesto de sociedades en algunos casos junto con la recuperación de la deducción en el IRPF por compra de vivienda habitual. Según cálculos de los técnicos del PSOE, estas rebajas tendrían un impacto aproximado de unos 10.000 millones de euros para las arcas públicas.

Éstos son los cálculos realizados por el PSOE:

1. Exención de plusvalías reinvertidas en el Impuesto de Sociedades: 600 millones de euros

2. Rebaja de 10 puntos en el Impuesto de Sociedades para beneficios no distribuidos: 5.000 millones de euros

3. Recuperación de la deducción en el IRPF por compra de vivienda habitual: 1.400 millones de euros

4. Resto de bonificaciones y reformas anunciadas: 3.000 millones de euros

Impacto total de las medidas: 10.000 millones de euros

Rubalcaba, a Rajoy: "Solo con ajuste no llegamos"

Rubalcaba: "Veamos lo que ha pasado en Alemania, no vaya a ser que vayamos al peor de los mundos posibles de los derechos laborales"

Rubalcaba: "El grupo parlamentario socialista va a votar en contra de la investidura de Rajoy"

El cara a cara entre Rajoy y Rubalcaba, en dos minutos

Noticias relacionadas

  • Rubalcaba solo arranca de Rajoy la concreción de que no tocará la edad de jubilación
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?