Sábado, 20 de Agosto de 2022

Otras localidades

Gerardo Díaz Ferrán: la caída de un empresario

Air Comet, Seguros Mercurio, Viajes Marsans y Aerolíneas Argentinas, forman parte de la lista de cadáveres empresariales que ha dejado a su paso

La Fiscalía de la Audiencia Nacional acaba de pedir dos años y cuatro meses de prisión y una multa de 99 millones de euros a Díaz Ferrán por no pagar los impuestos tras la compra de Aerolíneas Argentinas. Repasamos los sonados fracasos de un hombre que alcanzó la cima, convirtiéndose en el patrón de patronos, pero que puede acabar entre rejas por su pésima gestión empresarial.

Más información

La vida de Díaz Ferrán ha estado ligada desde el año 1967 a su socio Gonzalo Pascual Arias, con el que fundó la empresa Trap, dedicada al transporte urbano. Cuatro años más tarde constituyen Trapsatur, una agencia de viajes mayorista que ofrecía excursiones en autobús. Desde entonces su estrategia empresarial ha estado centrada en la expansión con la creación de nuevas empresas y la participación en sectores relacionados con el turismo y el transporte.

En 1985 compran la agencia de viajes Marsans al Gobierno español por 625 millones de las antiguas pesetas, y deciden convertir la compañía en cabecera del grupo. Entre las empresas que se llegaron a integrar en Marsans o estaban gestionadas por la misma caben destacar: Spanair, (creada por Ferrán y Pascual junto al grupo escandinavo Vingresor en 1986), Club de Vacaciones, Club Tiempo Libre, Pullmantur, Central de Cruceros, Viajes Internacionales Expreso o Travel Bus. En la década de los 90, Marsans se convierte en el primer grupo empresarial del sector turístico español. Sin embargo, la ambición de Díaz Ferrán no había tocado techo, y decide, siempre con el beneplácito de su socio, sumar nuevos proyectos; como es el caso de la cadena hotelera Hotetur, la aerolínea Air Comet, el operador turístico Tiempo Libre y la marca Mundicolor. Posteriormente la SEPI adjudicó a Marsans Aerolíneas Argentinas, a cambio de que asumieran la mitad de su deuda histórica.

Durante años, Gerardo Díaz se codeó con las élites políticas y empresariales. Su exitosa carrera le granjeó una presencia destacable en diversas organizaciones empresariales, llegando a presidir la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en el año 2007. Pero todo cambiaría dos años después, cuando su mala gestión empresarial llevó a la quiebra a la mayoría de sus empresas y a él al ostracismo social y empresarial.

El ocaso del empresario

A finales de 2009 Air Comet anunciaba su cierre por no poder afrontar su deuda. Después de que un juez británico embargara parte de su flota por impago de un crédito de 25 millones de euros reclamado por el Nord Bank, la aerolínea presentó un concurso voluntario de acreedores y un expediente de regulación de empleo. En agosto de 2010 el juez embargó, de forma cautelar, 37,64 millones de euros a Ferrán y Pascual, por si tuvieran que compensar con su patrimonio la deuda de la compañía por la "pasividad" que mostraron para pedir su insolvencia.

A mediados de marzo de 2010, otra empresa perteneciente al Grupo Marsans, Seguros Mercurio, acaba en quiebra. El Ministerio de Economía ordena su disolución en base a la "grave situación empresarial y de liquidez", que le iba a impedir hacer frente a los compromisos suscritos.

En junio de 2010, acorralados por las deudas, y cuando grupo Marsans está al borde de la quiebra, Ferrán y su socio lo venden por 600 millones de euros a la sociedad Pisbilitum Business, propiedad de Ángel del Cobo. Al final de mes de junio el juzgado número 12 de Madrid declara a Viajes Marsans en concurso necesario de acreedores. El día 16 de octubre Marsans presentó un ERE que afectaba al 65% de la plantilla. La administración concursal de Marsans desgranaba una serie de supuestas irregularidades: sueldos millonarios cuando la empresa estaba en concurso de acreedores, desvíos de fondos, y desaparición de dinero ingresado por la venta de activos. A mediados de noviembre el juez acuerda el embargo de bienes por valor de 417,4 millones de euros a Díaz Ferrán y a Gonzalo Pascual y a los nuevos dueños de Marsans, la sociedad Pisbilitum.

No hay tregua para Díaz Ferrán y comienzan a acumulársele los pleitos por impago de deudas. Viajes Olimpia y NH Hoteles presentaron en los juzgados un concurso de acreedores necesario contra él y su socio Pascual para reclamar deudas y avales. Acreedores como Pullmantur, Sol Meliá o el Banco Espírito Santo, también solicitaron embargos en los Juzgados de Primera Instancia. Debido a las querellas presentadas por dos acreedores del grupo Marsans, Ferrán y Pascual son imputados en febrero de 2011 por un presunto alzamiento de bienes.

Todo esto sin olvidar sus problemas relacionados con Aerolíneas Argentinas, imputado por la Audiencia Nacional por un posible delito fiscal en la venta de la aerolínea. Y su imputación por el "caso Mar Blau", en el que se investigaban presuntas irregularidades en la adjudicación de concursos por parte de la Autoridad Portuaria de Baleares

Condecoraciones

Gerardo Díaz Ferrán tiene en su haber una colección de condecoraciones por su buena gestión empresarial. En 1996 recibe la medalla de oro al Mérito Turístico, en 1997 la medalla al Transporte Terrestre, en 1999 la medalla de plata al Mérito en el Trabajo, en 2001 la Cruz del Mérito Aeronáutico, la medalla de oro de la Asociación de Compañías Aéreas, y el Premio al Empresario 2000, otorgado por la Cámara de Madrid

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?