Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Otras localidades

No al cuerpo diez

Basta de macharse en el gimnasio. No es necesario sufrir para obtener un cuerpo cuidado.

Haciendo pesas

Haciendo pesas / THINK STOCK

La línea entre la obsesión por un cuerpo perfecto y las ganas de tener un buen aspecto es muy delgada. Demasiado. Tanto que son muchas las confusiones en torno a este tema.

Está claro que todos queremos tener una buena imagen que ofrecer a los demás, pero sobre todo, a nuestro espejo, que nos refleja lo que en realidad somos. Pero basta con ser una persona que se cuida, lejos de obsesiones.

Ni operaciones bikini, ni dietas con las que los endocrinos se echan las manos a la cabeza, ni tan siquiera horas y horas en el gimnasio. Todo, en su justa medida, es bueno, pero lo difícil es encontrar, precisamente, esa justa medida.

Son varios los puntos a tener en cuenta:

La alimentación: si comes sano, te sentirás mejor y tu cuerpo lo exteriorizará. Pero comer sano tampoco significa no entregarte a un trozo de tarta si te apetece un día. Sin excesos, todo está permitido. Tampoco hace falta que en tu menú solamente haya ensalada. Eso sí, come fruta y verdura y bebe mucha agua.

El ejercicio: estar todo el día sentado o tumbado no lleva a ningún cuerpo cuidado, eso se sabe, pero basta con caminar un buen rato o hacer algún deporte de tu agrado para que tu cuerpo esté en forma pero no maltratado por las pesas. Aprovecha el buen tiempo para nadar, es un ejercicio completísimo.

Los cuidados: la cosmética es maravillosa siempre que la sepas usar. Hazte con cremas de cuidados específicos para tu piel, distingue siempre entre el rostro y el resto del cuerpo y sométete a todos los tratamientos de belleza que puedas. El aspecto de la piel delata lo que hay detrás. Los spas urbanos son también una buena opción.

La ropa: cuida lo que te pones, debes tener las ideas muy claras. Distingue entre lo que se adapta a tu cuerpo y lo que no, y no pretendas seguir todas las tendencias solamente por eso, porque son tendencias. Busca siempre las que se adaptan a tu estilo y no cometas excesos. En la prudencia está la clave.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?