Viernes, 24 de Septiembre de 2021

Otras localidades

CASO NÓOS

El juez aprecia catorce indicios para imputar a la infanta Cristina

José Castro atribuye a la hija del rey el papel de cooperadora necesaria en los delitos imputados a Iñaki Urdangarin

La infanta Cristina, imputada en el 'caso Nóos' / El juez Castro ha decidido imputar a la infanta Cristina por su presunta participación en los negocios irregulares de su marido. Es la primera vez que un miembro de la familia real se ve en esta situación. La hija del rey, séptima en la sucesión al trono, tendrá que dar explicaciones ante la justicia. / ATLAS

El juez José Castro ha citado a declarar a la única integrante de la junta directiva del Instituto Nóos que no lo había hecho hasta ahora. La infanta Cristina lo hará, al igual que el resto de miembros, en calidad de imputada. La citación se produce de oficio sin que ninguna acusación lo pidiera, después de que el juez haya advertido hasta catorce indicios para concluir que la hija del rey formaba parte de la entidad sin ánimo de lucro por su condición de miembro de la Casa Real y para conseguir un trato "generoso y privilegiado" de la Administración Pública y de empresas privadas.

Más información

El juez que investiga las millonarias subvenciones que recibió el Instituto Nóos de los gobiernos de Jaume Matas y Francisco Camps ha citado a declarar en calidad de imputada a la infanta Cristina el próximo 27 de abril. José Castro la considera cooperadora necesaria de los delitos que se le atribuyen a Iñaki Urdangarin y a su exsocio, Diego Torres, y se basa para ello en que era vocal de la entida sin ánimo de lucro y copropietaria de Aizóon, empresa que compartía con su marido y a través de la cual se desviaron una parte de los seis millones de euros que recibió Nóos de las arcas públicas.

El juez subraya que el Instituto Nóos no incorporó a la infanta Cristina y a su secretario personal, Carlos García Revenga, por sus "capacidades" sino que "todo parece indicar que su única función era la de una utilitarista figuración", dada su condición de miembros de la Casa Real. Añade que "al igual que Diego Torres y Miguel Tejeiro hicieron valer en su carta de presentación los méritos académicos, "se buscaba que Doña Cristina y Carlos García Revenga hicieran lo propio con su tratamiento real".

Los indicios contra la infanta

El auto desgrana catorce indicios que hacen dudar que la hija del rey no supiera que eso era lo que estaba ocurriendo y que hacen necesario "despejar la incógnita" y evitar "el cierre en falso de la instrucción en descrédito de la máxima de que la Justicia es igual para todos". Entre esos indicios figuran una carta de Iñaki Urdangarin anunciando que quiere constitutir el Instituto Nóos y que "cuenta con el conocimiento y apoyo de la infanta"; las reuniones que mantuvo con Jaume Matas, Francisco Camps y Rita Barberá en el Palacio de Marivent y en el Palacio de la Zarzuela; los últimos correos electrónicos aportados por Diego Torres y que demuestran que su marido consultaba con la hija del rey las actividades de la entidad; el cargo a la empresa Aizóon de las reformas de tres millones de euros en el Palacio de Perdralbes que les adelantó la Cadena SER o el papel de García Revenga. Dice el juez que como secretario personal estaba "obligado a tutelar y a asesorar a Doña Cristina" y que según la documentación que obra en la causa "parecía conocer las actividades que se estaban llevando a cabo en el Instituto Nóos".

La Casa del Rey

Castro reconoce que estos indicios "aisladamente considerados carecen de peso suficiente para mantener la imputación" pero que "valorados en su conjunto" permiten inferir que la Infanta Cristina "prestara su consentimiento a que su parentesco con el rey fuera utilizado para propiciar un trato generoso por parte de empresas privadas y tan pródigo como privilegiado de las Administraciones Públicas en donde prescindían de los cauces y controles administrativos que eran de rigor, disfrutando con su marido de los beneficios obtenidos". Es, concluye, "más que dudoso que empresas e instituciones públicas se hubieran aquietado pacíficamente a las proposiciones de Iñaki Urdangarin y Diego Torres sin contar con el aparente y consensuado refuerzo de la Casa de SM el Rey".

Los catorce indicios contra la infanta, punto por punto

El juez despliega en el auto hasta 14 indicios de la supuesta cooperación necesaria de la infanta en los delitos que atribuyen a su marido.

. El magistrado sospecha que la carrera para la creación del Instituto Noós obedece a un diseño común de Urdangarin y Torres y cuentan con el conocimiento y apoyo de la infanta.

2º. Que el secretario personal de las infantas, Luis Carlos García Revenga, aunque no supiera que se estaban lucrando con los negocios, debió comentar con la infanta que su esposo estaba obteniendo un trato privilegiado saltándose las normas de las contrataciones públicas.

3º. No es lógico que Revenga, la infanta y su marido ocultaran al rey que Revenga era el tesorero del instituto Noós.

4º. No es razonable pensar si el rey acabo por recomendar que Urdangarin se apartase de estos negocios, su hija la infanta no llegara a enterarse de los mismos y por propia iniciativa se desvinculara formal y efectivamente.

5º. No se comprende que el reproche del Rey a la participación de Urdangarin en los negocios no fuera comentado con su hija de cara al presente y al futuro. Ni tampoco se puede negar, en buena lógica, que de estas conversaciones estuviera al tanto García Revenga.

6º. Después de las recomendaciones del rey, la infanta debería haber llegado a la conclusión de que no se estaban cumpliendo las ordenes de su padre y "cuestionar al respecto la actitud de su marido".

7º. Cargar gastos personales a las cuentas de la mercantil Aizoon.

. Debía conocer que Aizoon estaba siendo utilizada con fines ilícitos porque "según se dice contrato empleadas del hogar en situación irregular anunciándoles que les pagaría en dinero fiscalmente opaco para luego acabar siendo contratados por Aizoon.

9º. Aunque los delitos fiscales solo apuntan a Urdangarin no puede ignorarse que ambos tienen una cuenta coparticipada al 50 por ciento la que factura sus servicios.

10º. Se debe aclarar la participación de la infanta en un proyecto de vela que se menciona en los correos electrónicos.

11º. la esposa de Diego Torres, Ana Maria Tejeiro se queja de que la infanta no ha sido citada "por ser quien es" y el propio Torres asegura que tanto su esposa como la infanta estaban en el mismo grado de participación.

12º. Difícilmente puede estructurarse que Urdangarin actuara a espaldas de su esposa cuando hay negociaciones que se hacen en el Palacio de Marivent (Illes Balears Fórum) o en el palacio de la Zarzuela (Valencia Summit)

13º. A la misma conclusión anterior se llega cuando Urdangarin facilita su número de cuenta de ahorros a una persona para actualizar operaciones, en la que figura como autorizada su propia esposa.

14º. Se deduce que la infanta poseía la suficiente información sobre Noós como para poder contestar a los correos electrónicos de Urdangarin sin necesidad de preguntarle de que está hablando

Rubalcaba: "Respetamos la decisión del juez Castro como cualquier otra decisión judicial"

Cayo Lara: "Hace mucha falta que haya jueces que se crean la independencia del poder judicial"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?