Sociedad

La semana más difícil de Mariano Rajoy

El presidente tratará de evitar que su comparecencia se convierta en un monográfico sobre Bárcenas hablando de economía y recordando las medidas que su Ejecutivo ha tomado contra la corrupción

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en un desayuno informativo(EFE)

Madrid

El accidente de Santiago detuvo la actividad política que irá, poco a poco, recuperando la normalidad. Y además con un plato fuerte, además, el pleno del próximo jueves al que al final, tras la presión y en medio del debate que se abrió en su propio partido, acabó accediendo el presidente del Gobierno.

Más información

Rajoy tratará de evitar que se convierta en un monográfico sobre Bárcenas hablando de economía -de las buenas noticias que el Gobierno interpreta que se han empezado a producir- y recordando las medidas que su Ejecutivo ha tomado contra la corrupción. Pero la oposición no quiere oirle recordar propuestas, sino que se dedicará únicamente a un asunto: la presunta financiación ilegal del PP y si el escándalo afecta al propio presidente, cuyo crédito cae en las encuestas y a quien el ex tesorero apunta directamente.

Esa será, de entrada, la estrategia del PSOE que ha aparcado la moción de censura pero no la ha descartado por completo. Esa opción sigue sobre la mesa, decían en Ferraz hace sólo unos días, sin concretar -ni descartar- que ese sea el giro que Rubalcaba pueda guardarse para el último momento, si es que no le convencen las explicaciones de Rajoy en el hemiciclo.

Un giro o una estrategia de la que en Ferraz de momento no quieren hablar aunque sí coinciden en una cosa: seguirá pidiendo la dimisión del presidente. En los días que faltan los partidos prepararán el debate aunque en estas citas lo importante no es saber cómo llegan, sino cómo salen los líderes políticos y su credibilidad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00