Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

DIEZ AÑOS DEL 11-M

El terrorista Zouhier no pide perdón

La Cadena SER ha tenido acceso a una carta manuscrita por Rafa Zouhier, uno de los condenados por los atentados de Madrid, de origen marroquí, que proporcionó los explosivos al comando yihadista y que saldrá de prisión el próximo día 16 después de haber cumplido 10 años en la cárcel

En la carta manuscrita por Rafa Zouhier, dice tener la conciencia "superlimpia" y asegura que hizo "todo lo posible por evitar la venta de explosivos"

En la carta manuscrita por Rafa Zouhier, dice tener la conciencia "superlimpia" y asegura que hizo "todo lo posible por evitar la venta de explosivos" / CADENA SER

Rafa Zouhier dice tener la conciencia "superlimpia" y asegura que hizo "todo lo posible por evitar la venta de explosivos". La carta redactada con motivo del décimo aniversario va dirigida a la sociedad española y a las víctimas "con respeto" pero no contiene ni una sola palabra de consuelo para los afectados o alusión a que esté arrepentido.

Rafa Zouhier ha roto su silencio seis días antes de que salga definitivamente en libertad después de 10 años en la cárcel. La Audiencia Nacional le condenó por haber sido el intermediario entre el comando ejecutor de la masacre y los mineros que proporcionaron los explosivos.

La carta va dirigida a la sociedad española " con respeto", dice, pero no contiene ni una sola palabra de arrepentimiento o de consuelo para las víctimas, de quienes solo reconoce " haber sido objetivo de un ataque brutal".

Conciencia "superlimpia"

Zouhier asegura que tiene la "conciencia superlimpia" porque "no ha hecho daño a nadie y menos a un pueblo que siempre le ha tratado tan bien". Sin embargo, a renglón seguido reconoce abiertamente su intervención en el trapicheo de los explosivos aunque sostiene que " lo hizo para avisar".

"Mi único crimen, asegura, ha sido alertar una y otra vez sobre el traidor o traidores que odia a su país, antes de que asesinara a sus propios paisanos".

Y efectivamente, la sentencia explica que Zouhier pudo ser confidente policial pero advierte que jamás llegó a desvelar a la Policía o a la Guardia Civil su relación con el jefe del comando Jamal Ahmidam, ni advirtió de su radicalismo y además los jueces le condenaron porque sabía perfectamente que el explosivo que conseguía podía ser empleado en acciones terroristas.

En la carta, de dos folios y escrita a mano, el preso asegura que será expulsado de España en cuanto salga de la carcel pero que se marcha " sin rencor y con la esperanza de que algún día se sepa toda la verdad".

Condenado por proporcionar los explosivos

El tribunal de la Audiencia Nacional presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez consideró probado que Zouhier actuó como intermediario en el tráfico de explosivos, pero sin conciencia de que fueran a ser utilizados para un atentado terrorista. "No consta que Zouhier conociera, siquiera en términos generales la acción criminal concreta que iban a llevar a cabo aquellos a quienes facilita el acceso a la dinamita. Pero sí, el radicalismo de Jamal Ahmidan y su banda, así como que el explosivo que consiguiera a través de su mediación podía ser empleado en acciones terroristas, en general".

Zouhier fue confidente de la Guardia Civil y llegó a denunciar el tráfico ilegal de explosivos entre la trama asturiana y otros delincuentes, sin mencionar específicamente a su amigo Jamal Ahmidan, El Chino. No lo citó en sus conversaciones con la Guardia Civil "ni una vez hasta después de los atentados", según recoge el fallo del tribunal. Zouhier, delincuente habitual, conoció en prisión al exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras y después de salir de la cárcel puso en contacto a los terroristas que perpetraron el atentado con el minero, que podía suministrarles los explosivos. La Fiscalía y algunas acusaciones pedían para él casi 40.000 años de cárcel al considerarle responsable directo de los ataques a los trenes.

Pendiente de expulsión

Zouhier fue detenido el 16 de marzo de 2004 y condenado en 2007 a diez años de cárcel y por suministro de explosivos. La Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional ha comunicado a la Brigada de Extranjería y Documentación de la comisaría provincial de Cádiz la inminente puesta en libertad de Zouhier, y le sugiere que "en caso de estimarlo procedente inicie los trámites para su expulsión del territorio nacional". El ministerio de interior ya ha abierto un expediente de expulsión por que supone un peligro para la seguridad nacional ya que ha seguido manteniendo correspondencia desde prisión con otros terroristas.

Zouhier: "Soy 'superinocente"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?