Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 11 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Organización Internacional del Trabajo pide que se suban los salarios

Su informe sobre el empleo en España destaca que los Servicios Públicos de Empleo son "el talón de Aquiles" del mercado laboral español

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) se suma al coro de organizaciones internacionales que pide que suban los salarios en España para apuntalar el crecimiento: "no hay motivos económicos claros que justifiquen estas nuevas reducciones en los ingresos laborales" que se están dando en estos momentos; es necesario que suban los sueldos para apuntalar el crecimiento económico, y han de hacerlo "tanto como permita la productividad".

Es la principal receta del informe 'España, crecimiento con empleo' que ha presentado este lunes en Madrid la organización, y que también destaca lo que considera puntos débiles del mercado y la legislación laboral española: los Servicios Públicos de Empleo y las políticas activas (las que han de ayudar a los parados a volver a encontrar un trabajo). La situación exige medidas, dice la OIT, porque calcula que, de seguir al ritmo de creación de empleo registrado en el segundo trimestre de este año, "no será hasta 2023 que el empleo se recupere al nivel que registraba en 2007".

El texto es claro en materia salarial: la era de los retrocesos y la moderación salarial ha de terminar. "La competitividad en costes ha sido ampliamente restaurada y, por lo tanto, nuevos recortes salariales socavarían la demanda interna por encima de cualquier beneficio que pudiese surgir en términos de aumento de las exportaciones". Por eso, dejan claro que ha llegado el momento de subir salarios y, aunque no dan cifras o porcentajes concretos, sí que dicen que el aumento ha de ser "tanto como permita la productividad".

En materia salarial, la OIT recomienda además que se siga atentamente la evolución de los sueldos, y sugiere para ello "una recopilación más completa de los datos relacionados con los salarios y con la cobertura de los trabajadores por convenios colectivos, tomando en consideración la no aplicación de las clausulas salariales en los convenios colectivos". Una llamada de la OIT, por tanto, a mejorar el muy incompleto sistema de seguimiento de convenios en España, que ni captura toda la información necesaria ni presenta cifras completas hasta muchos meses después de que s e tomen los datos.

Los Servicios Públicos de Empleo, punto débil de España

El informe, aunque no es muy duro con las medidas adoptadas por el Gobierno -al fin y al cabo, la OIT está integrada por Ejecutivos, sindicatos y patronales- sí que señala debilidades del mercado laboral español, que por ello de alguna forma vendrían a ser críticas a la última reforma laboral, la más amplia de las acometidas desde la aprobación del Estatuto de los Trabajadores. Y el diagnóstico de la OIT es que hay que trabajar con ahínco por mejorar los Servicios Públicos de Empleo y las políticas activas de empleo.

De los Servicios Públicos de Empleo, la OIT dice que, a pesar de las reformas que se han hecho, "son el talón de Aquiles de las políticas del mercado de trabajo en España". "El sistema no está preparado para prestar servicios adecuados a las personas que buscan trabajo", así que recomiendan, básicamente, más personal (en especial, asesores cualificados), más medios (modernizando sus equipamientos y procesos) y mejorar "la responsabilidad y la transparencia" de los servicios que prestan las Comunidades Autónomas.

En cuanto a las políticas activas, la OIT dice que su orientación a subsidiar la contratación de las empresas, más que a dar apoyo y formación a los parados, y la orientación de esos incentivos al empleo, ha hecho que "el impacto de dichas medidas en la creación de empleo ha sido limitado". Proponen mejorar la forma en que se dan esas subvenciones y "optimizar el diseño de las políticas activas", entre otras cosas proporcionando "apoyo económico a todas las personas que buscan empleo", y que en los presupuestos se le conceda "más importancia a la formación y no tanta a los subsidios [a las empresas]".

Más protección social

La OIT también enfatiza que, "considerando que la recuperación del empleo llevará tiempo", hay que reforzar la protección social. Recomienda en concreto mejorar las prestaciones destinadas a los parados que están en peor situación (como los de larga duración), ampliar los criterios para acceder a la Renta Activa de Inserción (lo que supondría -aunque no lo dice el texto- rectificar el endurecimiento para el acceso a este subsidio que el Gobierno dictó en 2012) y garantizando que no hay lagunas en la cobertura de la ayuda a los parados.

Además, la OIT propone otras medidas como trabajar para mejorar la financiación de las PYMEs, "suavizar los umbrales impositivos" para las empresas más pequeñas y exenciones fiscales para las empresas que incorporan nuevas tecnologías.

¿Qué supondría ligar los salarios a la productividad?

La fórmula por la que la OIT apuesta para subir los salarios en España (que suban tanto como permita la productividad) tendría que pactarse bien en la negociación empresarios-sindicatos para evitar comportamientos salariales extraños. La razón es que la productividad en España es muy anticíclica (crece mucho cuando se destruye empleo, y a la inversa).

Si acudiéramos al pasado en busca de ejemplos, veríamos que en 2007 (año de máxima ocupación en España) la productividad subió sólo un 0,5%; en ese año, en realidad, los salarios crecieron un 3,9%. Por el contrario, en 2012, momento de dura destrucción de empleo, los salarios bajaron un -0,6%, mientras que la productividad aumentó un 3,2%.

En estos momentos, los datos más recientes del INE (correspondientes al segundo trimestre de 2014) indican que los salarios están estancados. De haber seguido la regla de mimetizar el comportamiento de la productividad, tendrían que haber subido un 0,4%.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?