Política
GUERRA ABIERTA EN EL PSOE

Pedro Sánchez anuncia que dimitirá si pierde la batalla del Comité Federal

El socialista sostiene que si gana la opción de una gestora, se entregará el gobierno a Rajoy

"No puedo compartir y administrar esa decisión, debo perseverar en mis convicciones", dice

Da por hecho que si se aprueba ir a un congreso, será un respaldo a su gobierno alternativo

Pedro Sánchez, durante la comparecencia previa al Comité Federal / SUSANA VERA (Reuters)

Madrid

En la víspera del decisivo Comité Federal que debe dirimir una salida a la guerra abierta en el PSOE, Pedro Sánchez, en una comparecencia por sorpresa y sin preguntas, ha vuelto a plantear la votación de este sábado como un plebiscito entre la abstención a Rajoy o buscar un gobierno alternativo. El secretario general “en funciones” lo fía todo a la batalla del máximo órgano entre congresos y dimitirá si sale adelante la creación de una gestora.

Más información

El pasado martes, en la entrevista en la Cadena SER, Sánchez declaró que no dimitiría si tumbaban su propuesta de congreso. Ahora acepta una votacióne excluyente y anuncia su renuncia cuando realmente si gana la opción de una gestora estaría formalmente destituido. El socialista vincula la victoria de los críticos con una abstención a Rajoy. "Si se decide la abstención, no puedo compartir y administrar esa decisión, debo perseverar en mi palabra y mis convicciones". Con este último movimiento, somete al cónclave su liderazgo y la oposición a Rajoy como última carta para permanecer en el cargo.

Con un tono más calmado que en los últimos días y un reconocimiento a la labor de los militantes, Sánchez no ha sido tan duro con la cercanía al PP del sector crítico. El lunes llegó a decir que se negaba a ser un subalterno. "Nunca he creido que tal decisión significa que estén más cerca de la derecha, sino de las consecuencias y del error para millones de votantes socialistas. La abstención abrirá la legislatura del chantaje", ha insistido antes de apuntalar que "sería una traición a los votantes" y la desaparición de una oposición.

Más información

Tras el enfrentamiento de toda la semana por la interpretación de los estautos y la legitimidad de la actual Ejecutiva, Sánchez ha reivindicado un debate sano.  "El debate es democracia, no es fractura,… que se debata y vote, y toda la organización vaya a una. La discrepancia de voces no hace bien a nuestro partido. Es importante que el PSOE transite por un único camino, necesitamos una única voz, que ha de ser la de los militantes. Son la base de la organización y un ejemplo para nosotros", defiende.

Con alguna pulla entre ese tono sereno, "se puede pensar en España y en el PSOE al mismo tiempo", ha responsido a, entre otros, Susana Díaz, Rubalcaba o Madina, Sánchez da por hecho que si consigue el respaldo del Comité Federal y se convoca un Congreso, ganará y tendrá vía libre para intentar una alternativa a Rajoy. "Que se monte una gestora que lleva al partido a una abstención del PP o que voten los militantes y buscamos un gobierno alternativo", ha declarado.

El Comité Federal decidirá, por tanto, el futuro del PSOE este mismo sábado. El órgano, formado por unos 300 miembros, votará sobre el liderazgo de Sánchez o una gestora, y a partir de ahí, dará los siguientes pasos para desbloquear la situación política, buscar una alternativa o ir a terceras elecciones, sin descartar otro cónclave para dilucidar esta cuestión. Al menos, mañana, sabremos quién manda en el PSOE.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad