Internacional
Lista Falciani

Italia y Alemania permiten la lista Falciani como prueba

La polémica lista del exinformático Hervé Falciani supuso un terremoto en media Europa tras su publicación, aunque Alemania e Italia han validado la lista como prueba para investigar delitos financieros

Logo de la entidad HSBC Private Bank fotografiado en Ginebra (Suiza) / EFE

El Tribunal de Casación italiano determinó en abril de 2015 que la lista Falciani se puede usar como prueba única para investigar delitos financieros. Anteriormente, otros tribunales de este país habían puesto en duda su utilidad jurídica argumentando que los datos habrían sido extraídos de forma ilegal, pero la última instancia judicial italiana ratificó esta sentencia de forma definitiva en septiembre del pasado año. “Son utilizables los datos de una entidad bancaria”, dijo entonces el Tribunal de Casación, “sin tener en cuenta el eventual delito cometido y la violación del derecho a la reserva de los datos bancarios”. El caso que dio origen a esta sentencia es el de un jugador profesional de póker, residente en la provincia de Como, que depositó en el banco suizo HSBC 41.000 dólares, y que tras una primera sentencia en la que se denegó la autorización para investigarlo, el Alto Tribunal dio permiso al Fisco para indagar si había delito.

Hacienda puede basarse en la lista Falciani para presentar una denuncia por delito tributario, pero en último caso son los jueces quienes deben determinar si hay suficientes indicios como para abrir un procedimiento penal. Los posibles afectados recibieron, sin embargo, una mano por parte del Gobierno italiano, que a finales del año pasado presentó una nueva amnistía fiscal. Se trata de la segunda medida de este tipo aprobada en Italia, tras el llamado “escudo fiscal” que sacó adelante el Gobierno de Silvio Berlusconi en 2009. El banquero Hervé Falciani había extraído información sobre miles de cuentas del HSBC en Suiza el año anterior. Y en esta ocasión, el Ejecutivo comandado todavía por Matteo Renzi repitió operación tras la sentencia de la Corte de Casación.

Italia es el quinto país por número de clientes (tras Suiza, Francia, Reino Unido y Brasil) incluidos en la lista Falciani, con 7.500. Entre ellos, numerosos personajes del mundo de las finanzas, el motociclista Valentino Rossi o el empresario Flavio Briatore. En total, estas cuentas acumulan una cantidad total de 7,5 millones de dólares. Falciani, ingeniero de sistemas franco-italiano, tiene además una especial relación con Italia. En junio del año pasado, agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) acompañaron al ex banquero a la vivienda de una persona de su confianza ubicada en un pueblo del país transalpino para recoger material informático sobre cuentas del HSBC que podían afectar a posibles defraudadores españoles.

En Alemania, la lista Falciani, conocida como 'Swiss-Leaks', reveló que 2.106 clientes alemanes del HSBC en Suiza podrían haber ocultado dinero a las autoridades fiscales a través de 3.616 cuentas. En total, 3.500 millones de euros que podrían haber escapado al control fiscal. Entre otros, figuraban los nombres de artistas, políticos, nobles y atletas profesionales.

El Gobierno alemán abogó entonces por realizar una investigación en profundidad, no solo a los clientes del banco, sino también al propio banco, para imponer las correspondientes sanciones. En Alemania, según el Código Tributario, el fraude fiscal se castiga con hasta diez años de prisión.

Ya existía un precedente en este sentido, pues en un caso similar, en el que Alemania compró información a un ex empleado de un banco suizo, el Tribunal Constitucional dictaminó que carece de relevancia si la compra de esos datos se llevó a cabo con métodos de dudosa legalidad, dada la importancia de la información que contiene, por lo que los admite como prueba.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00