Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Marta Rovira y Marta Pascal declaran sobre la sala de máquinas del procés unilateral

Las líderes de Esquerra y el PdeCat están llamadas a declarar este lunes en el Supremo como imputadas por, supuestamente, formar parte del Comité Estratégico que impulsó el proceso unilateral, y haber participado en reuniones "al máximo nivel"

Rovira y Pascal en sendas imágenes de archivo /

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la coordinadora general del PdeCat, Marta Pascal, declaran este lunes como imputadas en el Tribunal Supremo: las dos están acusadas de formar parte del 'Comité Estratégico' del procés independentista unilateral, contribuyendo decisivamente tanto a la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre como también a que el día 27 de ese mismo mes el bloque soberanista del Parlament diese salida a una Declaración Unilateral de Independencia.

Ninguna de las dos figura en la lista inicial de investigados en la causa que dirige el juez Pablo Llarena, pero fueron incorporadas junto con Artur Mas, Neus Lloveras, Anna Gabriel y Mireia Boya en su auto de 22 de diciembre, en el que apuntaba a que la estrategia independentista se había desarrollado "bajo la dirección y coordinación de un grupo de personas", entre ellos dirigentes de partidos y grupos parlamentarios soberanistas. Las acusaciones, entonces todavía embrionarias, se basaban en dos pruebas: el documento conocido como #EnfoCATs y la agenda de Josep María Jové. La hoja de ruta y el diario del procés, respectivamente.

El primero definió los cauces por los que discurren las acusaciones contra Marta Rovira y Marta Pascal: las dos ocupan cargos incrustados en ese 'Comité Estratégico' cuyos miembros, según la Guardia Civil, "diseñaron, dirigieron, orientaron y controlaron" el proceso unilateral. El segundo concretó, a través de la Moleskine de Jové, las reuniones en las que ambas participaron, y cómo éstas marcaron el devenir de los acontecimientos políticos en Catalunya.

Reuniones "al más alto nivel"

Los informes que la Guardia Civil ha ido enviando al juez Llarena - algunos a petición propia y otros por iniciativa propia - se han centrado más en la figura de Marta Rovira que en la de Marta Pascal, detallando llamadas y reuniones protagonizadas por la líder de ERC mientras que ninguna mencionan en la que hubiera participado la coordinadora general del PdeCat, más allá de una manifestación el 17 de octubre pidiendo la liberación de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

En recientes informes y anexos documentales entregados al juez recientemente, los investigadores de la Guardia Civil ubican a Rovira en las reuniones de comienzos de 2015 que, según creen, dieron el pistoletazo de salida al procés unilateral firmando una "hoja de ruta unitaria": desde entonces, dicen los informes, Rovira participó en reuniones "al más alto nivel" con Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, los exconsellers, el expresident Artur Mas o Carme Forcadell, tanto relativas al referéndum ilegal como a movimientos políticos en el Parlament.

Extracto del documento #EnfoCATs que define el Comité Estratégico / Cadena SER

Reuniones recogidas en la agenda de Jové, por ejemplo, el 22 de septiembre de 2016, pronosticando la la necesidad de aprobar leyes de desconexión, o también otra en marzo de ese mismo año en la que Rovira, según estos apuntes, señaló que "la única manera de que internacionalmente se presionase al Estado era ir hasta el final". En otra de abril, Rovira habría "reflejado la necesidad de una estrategia definida", y sobre todo en la de junio de 2016 en la que Puigdemont, Mas y otros imputados decidieron que "acudirían a la vía unilateral".

Las órdenes de Rovira

Son acusaciones que parten de varios informes de la Guardia Civil y será por tanto el juez Pablo Llarena el que, probablemente después de escuchar sus declaraciones como imputadas, valore el grado de concreción en las acusaciones que pesan sobre ellas. Parte del interrogatorio versará, inevitablemente, sobre esas reuniones y conversaciones en las que, al menos Rovira, participó según la Guardia Civil.

Los últimos informes entregados al magistrado instructor del Tribunal Supremo bucean en el papel de Rovira, asegurando por ejemplo que Josep María Jové, exalto cargo de la Generalitat y "cerebro de la logística" del procés, recibía órdenes de ella y respondía directamente ante ella. Trataron juntos, por ejemplo, "el tema de los alcaldes" de cara al referéndum ilegal, "el tema de los locales" para las mesas electorales, siempre "despachando directamente asuntos con Rovira y Junqueras". Rovira habría participado también en una reunión para buscar un sistema de voto de cara al 1 de octubre.

Renegar o reafirmar

La declaración de Marta Rovira - a las nueve de la mañana - y la de Pascal - dos horas más tarde - arrastran otra incógnita en torno a su contenido que tiene una lectura política en el marco del proceso independentista que se ha desarrollado en Catalunya en los últimos años: ¿Escogerán la 'vía Barrufet' u optarán por la 'vía Boya'?

Boya a su llegada al Tribunal Supremo el día 14 / Alberto Pozas

El pasado catorce de febrero, la exdiputada de la CUP en el Parlament protagonizó una comparecencia como imputada novedosa dentro de la causa que instruye el juez Llarena: lejos de renegar de la Declaración Unilateral de Independencia, del referéndum y del abrazo discrepante a la Constitución que habían protagonizado el resto hasta ese momento, Mireia Boya aseguró que el objetivo era que la DUI tuviese efectos reales, así como el referéndum, aunque finalmente nada de eso fuese posible, entre otras cosas, por el "golpe de Estado" del artículo 155.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?