Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Supremo revisa la inhabilitación de Artur Mas por la consulta del 9-N

  • El alto tribunal celebra la vista pública para revisar las condenas de Mas, Rigau y Ortega
  • El Supremo ya inhabilitó a Francesc Homs por los mismos hechos

El expresident Mas en una imagen de archivo / ()

El Tribunal Supremo examina a partir de este miércoles las condenas de inhabilitación impuestas al expresident catalán Artur Mas y sus exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega por la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014. Fuera de peligro en la causa que investiga la Declaración Unilateral de Independencia, Mas tiene pendiente saber si su condena de dos años de inhabilitación por desobediencia grave se convierte en firme.

Los jueces del Supremo dirigirán este miércoles una sesión pública en la que estudiarán la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya en marzo de 2017: dos años de inhabilitación para ejercer como cargo público por los más de diez que pedía la Fiscalía. La condena de Ortega fue de un año y nueve meses y la de Rigau un año y medio, absueltos de prevaricación.

La Fiscalía optó por no recurrir la sentencia y se limitó a pedir al Tribunal Supremo que confirmase su condena. Una sentencia que declaraba probado su liderazgo a la hora de convocar la consulta y rechazando que el Tribunal Constitucional no fuese lo bastante claro en su prohibición. Tampoco compraron el argumento de esconderse detrás de los voluntarios: "Esos voluntarios estuvieron siempre bajo el control organizativo del Govern de la Generalitat", dijo. 

Este procedimiento penal se suma a otro en el que Mas, Rigau y Ortega están a la espera de resolución: el Tribunal de Cuentas dictará en los próximos meses si los responsables del 9-N tienen que pagar el coste de cinco millones de euros de la consulta de su bolsillo, dinero que salió de las arcas públicas catalanas para pagar la infraestructura. "No era en absoluto consciente de cometer ninguna ilegalidad", dijo Mas el 10 de octubre en la vista celebrada ante el Tribunal.

Antecedente Homs

La sala de lo penal del Tribunal Supremo, absorbida este último año por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, ya tuvo oportunidad de examinar la consulta soberanista celebrada tres años antes: cuando impuso un año y un mes de inhabilitación a Francesc Homs, exconseller del Govern de Mas, por un delito de desobediecia grave por su papel en la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 en Catalunya.

Pascal, Homs, Mas, Rigau y Ortega en la entrada del Supremo / Zipi (EFE)

Esa sentencia ya hacía alusión al papel de Mas como principal impulsor de la consulta, asegurando que los escritos del Tribunal Constitucional prohibiendo la consulta "fueron puestos en conocimiento del Presidente de la Generalitat", que fue él quien realizó la convocatoria pública para la consulta y recordando que él, como testigo, reconoció su papel aunque escudándose detrás de los voluntarios.

Fuera del 1-O

En los últimos meses, el expresident Mas ha visto aliviada su carga penal derivada de su liderazgo separatista: el Tribunal Supremo ha decidido dejarle fuera del juicio contra el procés independentista que se celebrará a finales de este año. El juez Pablo Llarena optó por no procesarle y la Fiscalía tampoco le ha incluido en la nómina de acusados junto con Neus Lloveras y Marta Pascal.

El expresident de la Generalitat, que no ocupa ningún cargo público en la actualidad, ha declarado ya dos veces ante este Tribunal Supremo: la primera en febrero de 2017 como testigo en el juicio contra Francesc Homs y la segunda ya como imputado ante Llarena un año después.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?