Últimas noticias Hemeroteca

El Supremo estudiará el caso de 'la Manada' de Pamplona el 21 de junio

Un tribunal con Susana Polo como ponente estudiará la condena de nueve años por abusos de los cinco acusados

El debate girará, sobre todo, en torno a si la intimidación que ejercieron sobre la víctima es suficiente para hablar de agresión

Protesta feminista en apoyo a la víctima de la Manada /

El Tribunal Supremo estudiará el caso de 'la Manada' de Pamplona el viernes 21 de junio en vista pública. Los magistrados y magistradas escucharán ese día los argumentos de las defensas y las acusaciones con el debate centrado, sobre todo, en si la intimidación que los acusados ejercieron sobre la víctima en el portal de la calle Paulino Caballero de Pamplona es suficiente como para hablar de agresión sexual y no sólo de abusos.

Los cinco jóvenes sevillanos han sido, por ahora, condenados a nueve años de prisión por un delito de abusos sexuales con prevalimiento, en primera instancia por la Audiencia Provincial de Navarra y en segunda por el Tribunal Superior de Justicia de esa comunidad. En la primera sentencia uno de los jueces abogó por la absolución de los acusados pero ya en segunda instancia ningún magistrado contempló esa posibilidad, pidiendo algunos la condena por agresión sexual. 

En el Tribunal Supremo el magistrado Andrés Martínez Arrieta será el presidente de la sala que examine el caso con Susana Polo como ponente y con Vicente Magro, Francisco Monterde y Ana Ferrer completando el tribunal. Polo fue ponente también de una sentencia reciente que condenó por agresión y no sólo por abusos una violación en un bar de Alsasua y Magro ha sido ponente a lo largo del último año de diversas sentencias que promueven la perspectiva de género y los agravantes de esta clase.

Los cinco acusados llegan al Tribunal Supremo solicitando la absolución mientras que la Fiscalía ha pedido que sus condenas de nueve años de prisión se dupliquen y no por abusos sexuales sino por agresión sexual, entendiendo que la intimidación física y psíquica que ejercieron sobre ella en el portal es suficiente para hablar de violación: "Ellos inhibieron a la víctima con su sola presencia y actitud frente a la que no pudo ofrecer reacción alguna", aseguró en su recurso.

Vista pública

El caso se estudiará en vista pública en el Tribunal Supremo con la presencia de las acusaciones y las defensas pero sin obligación de asistencia para los acusados, que por el momento esperan sentencia firme en libertad con cautelares. Los jueces entendieron en un primer momento que existía un "impensable" riesgo de reincidencia y de que volverian a atacar en grupo sexualmente a una mujer, a la espera de juicio por otro caso similar en la localidad cordobesa de Pozoblanco.

Furgón de la Policía traslada a los acusados a la Audiencia en el juicio / Alberto Pozas

Fuentes del Tribunal Supremo explican a la Cadena SER que buena parte del debate, una vez descartada la violencia física explícita del relato de hechos probados, girará en torno a la figura legal de la intimidación, que también marca la diferencia entre los abusos sexuales y la agresión sexual. Dilucidar si la actitud de los cinco acusados en el portal de la calle Paulino Caballero es suficiente como para hablar de agresión sexual.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?