Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Testifica Mireia Boya, la única que no renegó del referéndum ante el juez Llarena

La exparlamentaria de la CUP testifica a la espera de ser juzgada en el TSJ de Catalunya por desobediencia

Esta semana también se espera la testifical de exmiembros de la Mesa del Parlament que fueron procesados

Boya tras su declaración en el Tribunal Supremo en febrero de 2018 /

Este lunes declara como testigo en el juicio al procés independentista la única persona que por el momento no ha renegado del referéndum ilegal y su carácter vinculante: Mireia Boya, exdiputada de las CUP en el Parlament de Catalunya, que hace más de un año aseguró ante el juez Pablo Llarena que "cuando voté creía que sí serviría para algo" aunque después la DUI no pasara de ser una "declaración política".

Mireia Boya fue procesada por desobediencia pero, como sucedió con la Mesa del Parlament, quedó fuera de este juicio y será juzgada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. La exparlamentaria de la CUP puede, por tanto, negarse a declarar este lunes si considera que sus respuestas, obligada a decir verdad, pueden perjudicar su situación en el juicio que le espera por desobediencia con la Fiscalía pidiendo una multa de 30.000 euros para ella.

Acusada de impulsar la tramitación de algunas leyes de desconexión como presidenta entonces del grupo parlamentario de la CUP, la versión de Boya difiere de la ofrecida en este juicio por varios acusados. Si para Dolors Bassa el referéndum ilegal "nunca fue concluyente y menos para la independencia", o Santi Vila nunca "reconocí como referéndum el 1-O", Boya dejó claro al juez Llarena que si la independencia no se hizo efectiva fue por falta de previsión y por los efectos de la aplicación del artículo 155 por parte del ejecutivo central.

"Hicimos un referéndum, se ganó, yo cuando voté creía que sí serviría para algo aunque luego la realidad ha desmentido lo que yo creía en ese momento", explicó al juez. Llegado el 27 de octubre de 2017 para Boya la Declaración Unilateral de Independencia fue "una declaración política" pero reconociendo que "esa república no se ha hecho efectiva, es una evidencia y es la realidad".

Desobediencia al Constitucional

Como ya han hecho otros acusados a lo largo de este juicio, ese mes de febrero de 2018 Mireia Boya justificó ante el juez Llarena haber promovido leyes de desconexión durante el otoño independentista a pesar de las órdenes expresas del Tribunal Constitucional. "Nosotros no podemos hacer nada más que acatar la voluntad popular de los que nos han elegido", explicó entonces defendiendo que nadie impugnó el programa electoral de la CUP para esas elecciones y también defendiendo el carácter pacífico de todas las movilizaciones que promovió el independentismo.

Chapa de la CUP con un lazo amarillo el día de la declaración de Boya / Alberto Pozas

Esta semana están previstas, entre otras, testificales de más personas que participaron en las votaciones del 1-O, relacionadas también con el 20-S e incluso con el sistema de contratación pública de la Generalitat. El martes está previsto que comparezcan, igual que Boya, los exmiembros de la Mesa que están a la espera de juicio por desobediencia en Catalunya: Lluís María Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Joan Josep Nuet.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?