Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

Cuenta atrás para la apertura del primer restaurante robótico de España

El precio rondará los 15 euros en la barra y los 50 en la sala, pero irá oscilando gracias al 'big data'

Ekim Pizza. /

El futuro de la hostelería está a la vuelta de la esquina. Una esquina del madrileño Barrio de las Letras, concretamente. Allí es donde la empresa Food by Robots tiene previsto abrir el primer restaurante robótico de España. Será a principios de 2020 y ocupará un local de 300 m2, con una inversión que supera los dos millones de euros, en su mayoría de origen inglés. Su nombre: Impossible Restaurant.

El establecimiento, según ha avanzado Food by Robots a la Cadena SER, constará de tres zonas de degustación: el espacio "canalla e informal" Area 51, la barra denominada Robotic Bar y un gran salón-restaurante llamado 1495 en homenaje al año en el que Leonardo Da Vinci ideó el primer boceto de un robot.

"No buscamos que sea solo un espacio donde vayas a hacerte un selfie con los robots", explica Marius Robles, responsable del proyecto. "Será algo más que ver unos brazos robóticos funcionando y sirviéndote cócteles o café. Por su ubicación, es cierto que habrá un gran número de turistas extranjeros, pero buscamos atraer a todo tipo de públicos, tanto a los geeks tecnológicos como a los flexitarianos o a los comensales más exigentes".

Innovación en todos los frentes

Tanto en la cocina como en sala habrá robots, pero también humanos. Los creadores de Impossible Robots aseguran que el establecimiento contará con la conveniencia de la automatización, la ciencia ficción, lo mejor del software y la robótica. Explican también que, en lo gastronómico, su objetivo es "combinar tradición y disrupción", huyendo por completo de la comida rápida. Algunos platos, de hecho, "los definirá la inteligencia artificial, en lugar de un chef".

Pero, más allá de los conceptos futuristas, ¿qué se comerá? Robles menciona varios ejemplos: comida impresa, vino clonado, carne y pescado de laboratorio... Su objetivo es que Impossible Restaurant se convierta en una especie de pasarela por la que desfilen muchos productos desarrollados por startups de la alimentación que, con la sostenibilidad como valor de fondo, están a punto de salir al mercado.

De hecho, Impossible Restaurant contará con un menú degustación "triple O" (An Ocean Of Opportunity), con distintos pescados vegetales o de laboratorio: "Atún rojo, marisco, salmón, gambas… Productos que ya están en fase de prototipo y que llevaremos al extremo gracias a la inteligencia artificial".

¿Habrá especio también para el cocido madrileño o los bocatas de calamares? "Ya existen muchos restaurantes que hacen ambos platos de forma excelente", responde Robles. "Difícilmente podemos competir en cocido con Lhardy o El Brillante. Pero eso no significa que de forma esporádica hagamos alguna versión de uno u otro. Con algún toque robótico, eso sí".

Para acabar de definir su propuesta, Food By Robots le está preguntando a 200 beta testers (científicos, gourmets, chefs, antropólogos, millennials, geeks tecnológicos, representantes de marcas de alimentación, etc.) "cómo se imaginarían el restaurante del futuro". Pero la experiencia de cada comensal dependerá de sí mismo y de sus elecciones: "Podrás elegir entre alimentación personalizada y alimentación improvisada. Jugaremos bastante con el riesgo de las expectativas y a ello también uniremos temas de nutrigenética".

Lo que sí está definido —más o menos— es el precio. El ticket medio rondará los 15 euros en la barra y los 50 en el espacio 1495, pero no habrá una tabla de precios cerrada sino que estos irán variando en tiempo real "gracias al big data".

Para optimizar su rentabilidad, la cocina del restaurante servirá a los comensales presentes en el local, pero funcionará también como dark kitchen, "trabajando con cinco marcas independientes" y ofreciendo comida para llevar y reparto a docimcilio.

Inversiones millonarias

Los responsables de Food By Robots están convencidos de que la hostelería robótica es una tendencia imparable. "Lo demuestra la recaudación de 10 millones de euros obtenida por EKIM (ahora Pazzi), una startup francesa que ha creado un restaurante de pizza con robots autónomos", explican.

Según la información difundida por Food By Robots, LG se ha asociado a la cadena de restaurantes coreanos CJ Foodville para implementar robots en sus locales; Sony colabora con la Universidad Carnegie Mellon para investigar la preparación, cocción y entrega de alimentos a través de robots; Samsung presentó en el CES de Las Vegas su Bot Retail, dirigido a cocinas domésticas, restaurantes y tiendas minoristas; y Panasonic se ha aliado con Haidilao —la cadena de restaurantes más grande de Asia por valor bursátil— para desarrollar el primer restaurante del mundo con una cocina totalmente automatizada. Y hay más: los planes de expansión de JD.com y Alibaba pasan por abrir 1.000 restaurantes en los próximos dos años.

"Las expectativas de Meticulous Research eran que el sector de food robotics alcanzara los 3.000 millones de dólares en 2025, pero analizando estos dos últimos años, la cifra es más que posible que se doble", explican.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?