Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Jordi Roca reaparece en televisión y habla sobre su dura enfermedad con Buenafuente

El chef catalán lleva tiempo sufriendo una enfermedad que le deja permanentemente afónico

Jordi Roca habla sobre su enfermedad. / YouTube

El chef catalán Jordi Roca, del distinguido restaurante El Celler de Can Roca, lleva tiempo sufriendo una enfermedad neurológica que le deja permanentemente afónico. Concretamente desde hace tres años, en 2016, cuando comenzó a perder la voz como consecuencia de una extraña enfermedad y condición conocida como distonía.

Tras varios meses alejados de la televisión, el prestigioso chef ha sido entrevistado por Andreu Buenafuente para el programa Late Motiv. Una entrevista celebrada en una biblioteca, de corte muy íntimo, en la que no solo han hablado sobre la enfermedad con la que convive en su día a día, sino sobre su trayectoria en el mundo de la gastronomía y el famoso Rocambolesc.

Así es la distonía

En primer lugar, el chef ha explicado que la distonía es una serie de espasmos que pueden ocurrir en una mano, en un pie, en la cara o en la boca. En su caso fue en el cuello. En octubre de 2010, el cocinero llegó al restaurante para el servicio de noche. Se sentó en el despacho ante el ordenador y sintió un dolor en el cuello que le preocupó. Apenas unos segundos más tarde, la cabeza comenzó a hacer cosas que no le había ordenado. Una serie de espasmos derivados de la distonía.

Con el paso del tiempo, los espasmos han ido remitiendo, tal y como explica Roca: "Estoy mucho mejor del cuello. He pasado mucho tiempo con el cuello muy, muy alzado, y aun cuando camino se me levanta el cuello". Sin embargo, la afonía permanece: "También me empezó a pasar con la voz. Las cuerdas vocales se me abren y el sonido se me escapa y no puedo controlar la fonación".

El valor del silencio

Durante su primer año como disfónico, el chef cuenta que estuvo "buscando respuestas" porque no tenía claro el diagnóstico. Sin embargo, nada más conocer que padecía distonía, se puso a trabajar en una rehabilitación "a nivel de fonación" que ha comenzado a dar sus frutos: "Puedo empezar una frase con voz normal, pero cuando empiezo a hablar se va. Se me abren las cuerdas, me canso muchísimo y digamos que la solución fácil para mí, para comunicarme, es hablar así, sin fonación".

Por otro lado, Roca reconoce que esta enfermedad le ha ayudado a ser mucho más tolerante y a valorar el silencio: "Nos permite escuchar y entender a una persona de otra manera". Desde que sufriera esta enfermedad, el chef reconoce que escucha mucho más y que, gracias a ello, está aprendiendo cada día.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?