Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El sumario CATmón conecta a la Rusia de Putin con el procés de Puigdemont

La investigación revela cómo Puigdemont seguía las instrucciones de Victor Terradellas, cabecilla de esta trama, en los días más críticos del mes del referendum ilegal y del 155

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. /

El sumario CATmón revela el papel preponderante de Rusia sobre el independentismo en Cataluña. La persona que sirvió de puente fue Víctor Terradellas, un experto en relaciones internacionales que dirige la Fundación privada CATmón y la Asociación Igman que están siendo investigadas para conocer el destino real que dieron a los fondos que recibieron de la Generalitat y de sus entidades públicas “en un momento clave para los intereses independentistas”

Siempre según el sumario, Carles Puigdemont dio un giro a la política exterior de la Generalitat después de constatar el fracaso de la política de Raül Romeva, su conseller de exteriores. Una de las personas que le hizo ver ese fracaso fue Jan Hartman, cónsul de Estados Unidos en Catalunya, que le alertó del “desbarajuste” en el departamento de Romeva porque “tenía una visión poco nacional” y buscaba más “la relación entre ciudades que la relación entre naciones”. Esto, unido a la batalla interna con ERC por capitanear el procés llevó a Puigdemont a crear un departamento de exteriores en la sombra que otorgó un papel preponderante a la figura de Terradellas a quien seguía la pista la Guardia Civil.

La ascendencia de Terradellas

El sumario dibuja la relación de ascendencia que tenía Terradellas sobre Puigdemont gracias a los pinchazos telefónicos y la estrecha relación que tenía el experto en política exterior con la Rusia de Putin. El 25 de octubre de 2017, Terradellas escribe que “el viernes antes de hacer nada hagas videoconferencia con en Pu”.

Los investigadores apuntan a Putin como el interlocutor de esa videoconferencia que no se iba a producir en un día cualquiera sino que estaba prevista para el viernes 27 de octubre, día en el que el Gobierno de Rajoy y el Senado aprobaron las medidas del artículo 155 que se iban a aplicar en Catalunya después de que ese mismo día el Parlament aprobara la Declaración Unilateral de Independencia. Y cuentan para ello con indicios que van más allá de las dos primeras letras del apellido del presidente ruso. Por ejemplo el vuelo Tokyo–Moscú que cogió Víctor Terradellas dos días antes del 1-O, sus continuas visitas al departamento de visados a Rusia en Barcelona o a los registros en sus oficinas donde la Guardia Civil se incautó de un documento en el que se puede leer 'Financiación Putin'.

La investigación judicial revela que los tres días anteriores a la DUI y al 155, mientras desde el PSC y el PNV se trataba de empujar a Puigdemont a que convocara elecciones y Rajoy esperaba acontecimientos el asesor áulico en política exterior del expresident fugado se alineaba con el tuit de Rufian y las 155 monedas de plata. El 26 de octubre abronca a Puigdemont por no haber seguido sus instrucciones y le recuerda que “nos habían garantizado declaración esta tarde, Gorbachov. Dinero por parte Chino. A las 5 venía emisario de Putin. Estamos en puerta de Palacio. Nos has de recibir”. Y así ocurre a pesar de que el expresident huido de la Justicia tenía prevista una comparecencia.

"Blindar el Palau con llamada pacífica a la población"

La influencia de Terradellas es total si comparamos los mensajes que le envía a Puigdemont con lo que ocurrió en los días previos y posteriores a la aplicación del 155. Rajoy preguntó al expresident el 11 de octubre de 2017 si había declarado la independencia en su discurso del día anterior y le daba un plazo de cinco días para responder. El 12 de octubre Víctor Terradellas le manda un decálogo de 14 puntos en los que le anima a decir al presidente del Gobierno que “estás soberano” porque “has alargado la mano al diálogo y la respuesta es el 155 y el ataque visceral y humillante de Rajoy y demás partidos del hemiciclo español”. A partir de ahí, continúa, “recuperamos la única arma que tenemos y que no es otra que la gente” pero “NUNCA NUNCA convocatoria de elecciones”.

El 29 de octubre de 2017 con el artículo 155 ya aprobado le escribe una carta en la que le sugiere “blindar el Palau con una llamada pacífica a la población”, restituir al Mayor Trapero, “cese de los consejeros que no vayan a la consejería así como el nombramiento de los sustitutos ya como ministros y nombrar al Fiscal General de la República de Catalunya (un nombre podría ser Santiago Vidal)”. Y subraya que “la población le es fiel y reclama directrices: todo el tejido asociativo y los CDR”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?