Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Gripe

¿Por qué sube la fiebre por la noche?

Con la ayuda de un médico, damos respuesta a esa y otras muchas dudas sobre la fiebre

La fiebre es un signo, no es una enfermedad

La fiebre es un signo, no es una enfermedad / GETTY IMAGES

El hipotálamo es una parte del centro del cerebro que controla muchas funciones  importantes del organismo como la sed, el apetito o la temperatura corporal. A través de receptores de frío y calor, emite señales a los músculos o al hígado para producir calor metabólico, que hacen subir la temperatura en función de nuestras necesidades o, al contrario, regular la disipación del calor, sobre todo, a través de la piel y los pulmones. Esto permite que en condiciones normales no se produzca fiebre ni hipotermia y que la tempertura corporal esté en torno a los 35 y los 37 ºC.

Lo primero que hay que tener claro es que la fiebre es un signo, no es una enfermedad. Es una respuesta de nuestro organismo a alguna patología, habitualmente, infecciones (víricas, bacterianas y, rara vez, fúngicas o parasitarias). También puede deberse a enfermedades autoinflamatorias o tumores, y puede aparecer a cualquier hora del día, durar desde horas hasta meses y ser continua o intermitente. Hay algunas enfermedades que habitualmente cumplen con determinados patrones pero no existe se manifiesta de igual manera. Con la ayuda de Giancarlo Candela, médico internista del Hospital Severo Ochoa, de Leganés (Madrid), damos respuesta a algunas dudas comunes sobre la fiebre:

¿Cuándo podemos considerar que tenemos fiebre?

La fiebre por definición es el aumento de la temperatura corporal por encima de 37,7 ºC, aunque varía del sitio de donde se tome: no es lo mismo temperatura axilar, que la bucal, la timpánica o la rectal. Si se toma la temperatura en la axila, con cifras por debajo los de los 37,7 ºC podría hablarse de fiebre. Por el contrario, si la medición se hace en el recto, la temperatura debe ser más alta para considerar que hay fiebre.

¿Por qué sube la fiebre por la tarde-noche?

En realidad la fiebre no sube por la noche, lo que sube cada día por la tarde-noche es la temperatura corporal, independientemente de si se está enfermo o no. Hay una serie de procesos biológicos que se producen cada día en nuestro organismo a intervalos regulares de tiempo, son los llamados ritmos circadianos.

Como la tensión arterial o los niveles de glucosa, la temperatura corporal es uno de esos fenómenos que varían sistemáticamente cada día: de madrugada, entre las 2.00 y las 6.00, nuestro cuerpo registra las temperaturas más bajas y posteriormente van aumentando hasta marcar su máximo entre las 16.00 y a las 20.00 horas. Por eso, si ese día se tiene fiebre, a esas horas hay que sumar ese aumento de la temperatura corporal, que suele ser en torno a 0,4 ºC y 0,6 ºC.

TOS POR LA NOCHE

Por qué tosemos más de noche: lo que el sueño rompe por dentro

¿Qué otros elementos pueden hacer variar la medición?

Además de tener en cuenta en qué parte del cuerpo ponemos el termómetro y a qué hora lo hacemos, la temperatura corporal normal puede variar discretamente según edad, la actividad física, la dentición, el ciclo menstrual, el embarazo, la temperatura ambiental y la humedad e, incluso, la digestión tras las comidas en función de la cantidad y tipo de ropa que llevemos. También hay estados, como el estrés, que hacen que aumente la temperatura de nuestro cuerpo.

¿Cuándo medicarse y cuándo no?

Lo importante siempre es saber la causa de la fiebre porque puede ser un signo de una enfermedad. Para controlar la fiebre se utilizan los antipiréticos como el paracetamol y los antiinflamatorios no esteroides (AINEs) como el ácido acetil-salicílico o el ibuprofeno. Sin embargo, hay situaciones en las que debemos tener cuidado. Hay que tener en cuenta alergias, las dosis según peso y las características de cada individuo, ya que su uso indiscriminado o sin recomendación médica también pueden llegar a presentar alguna complicación.

Por ejemplo, si lo que provoca la fiebre es un cuadro gripal por un virus, lo que más ayudará a bajar la fiebre será tomar antipiréticos, utilizar medios físicos como baños o paños con agua tibia e hidratarse. Con eso bastaría. Pero si lo que se padece es una infección urinaria (en este caso, bacteriana), la fiebre se controlará con paracetamol pero si el médico no prescribe antiótibiótico, la fiebre no desaparecerá y será un signo de que la enfermedad sigue ahí y empeorará.

¿QUÉ TOMAR?

Paracetamol, ibuprofeno, Nolotil... ¿Sabes qué tomar cuando algo te duele?

¿Y en el caso de los niños?

En el caso de la fiebre en niños es fundamental suministrar la dosis precisa de antipirético según el peso. Los baños y los paños con agua tibia pueden ser un elemento adicional para el control de temperatura ya que, en los más pequeños hay que evitar que se alcancen cifras altas, superiores a los 41 ºC, que pueden favorecer las convulsiones febriles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?