Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Huevos

La razón por la que no debes lavar los huevos antes de cocinarlos

A pesar de que el exterior esté cubierta de heces o paja, no hay de qué preocuparse

Estas son las razones por las que no debes lavar los huevos.

Estas son las razones por las que no debes lavar los huevos. / Getty Images

No todos los huevos que compras en el supermercado llegan a tu nevera en perfecto estado. A pesar de que pasan un exhaustivo proceso de selección, todavía es posible dar con alguno que presente una serie de anomalías. Desde grietas o agujeros en la cáscara hasta pequeñas nubes blancas en la clara o incluso un huevo dentro de otro huevo. También cáscaras sucias, otras ásperas al tacto e incluso huevos con dos o más yemas. ¿Qué es lo que sueles hacer cuando encuentras un huevo manchado?

Si eres de los que los lavan antes de meterlos en la nevera, te recomendamos que no lo hagas. Ni tan siquiera cuando estén cubiertos de heces o paja, ya que puede llegar a ser contraproducente. Y es que, por raro que parezca, es preferible consumir un huevo que tenga la cáscara sucia que uno que haya sido lavado antes del consumo. Todo ello por una fina capa que se encarga de impermeabilizar el huevo e impedir que los gérmenes pasen, tal y como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La razón por la que no tienes que lavar el huevo antes de su consumo

La cascara de huevo se caracteriza por ser porosa y por contar con una fina capa de cutícula que la impermeabiliza. Si lavas el huevo, podrías eliminar este escudo y permitir que las bacterias penetren en la cáscara. Sobre todo si empleas agua fría o agua corriente a la hora de lavar el producto, implicando así un riesgo mucho mayor de contaminar la parte del huevo que vas a comer. Por lo tanto, y a pesar de que el huevo presente una serie de manchas, no es recomendable lavarlo antes de meterlo en la nevera o proceder a su consumo.

Por otro lado, la OCU habla sobre una serie de cosas que hay que evitar en caso de que el huevo esté manchado. Desde que el exterior del huevo manche el interior al cascarlo hasta utilizar la cáscara para separar la clara de la yema. También cascar el huevo en el borde del recipiente en el que vayas a echar el huevo o comértelo. En definitiva, y si te enfrentas a un huevo manchado, actúa en consecuencia para evitar cualquier posible infección.

Otros productos que no deberías lavar antes de su consumo

Entre el resto de alimentos que no deberíamos lavar con agua bajo ningún concepto antes de su consumo aparece el pollo. Según un estudio de la agencia alimentaria británica, esta acción aumenta el riesgo de toxiinfección alimentaria en vez de reducirlo. Tampoco los filetes de cerdo y ternera, puesto que podrían perder muchos de los nutrientes, sabores y aromas.

Por otro lado, la OCU no recomienda lavar con agua las setas porque pierden mucho sabor y aroma. En su lugar, es preferible pasarle un trapo húmedo o un cepillo. Tampoco las verduras en bolsa porque, tal y como explican desde la organización, ya suelen lavarse con algún desinfectante en pequeñas dosis. En definitiva, evita limpiar este tipo de productos. No solo para mantener sus propiedades, sino para evitar una posible infección.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?