Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

Huevos

¿Cómo deben conservarse los huevos?: estas son las claves

Si eres de los que guardan los huevos en el compartimento situado en la puerta, te recomendamos que no lo sigas haciendo

Estas son las claves que debes tener en cuenta.

Estas son las claves que debes tener en cuenta. / Getty Images

El huevo es uno de los alimentos más habituales en nuestras neveras. Lo utilizamos para hacer rebozados, tortillas, postres de todo tipo e incluso unos huevos fritos o cocidos. Por esa misma razón, y dado que está bastante presente en nuestra dieta, es muy importante conservarlo de la manera adecuada para evitar cualquier tipo de enfermedad. Y es que, si no conservamos este alimento como es debido, podemos acabar contrayendo enfermedades como la salmonelosis o una intoxicación alimentaria.

Y tú, ¿cómo conservas los huevos? Según explica el Instituto de estudios del huevo en su página web, los huevos deben conservarse en el frigorífico. Mejor en su envase y en un estante del refrigerador puesto que les ayudan a protegerse de distintos factores. Desde los cambios de temperatura o de los olores hasta de lo golpes y del contacto con otros alimentos. Además, en el envase encontrarás información fundamental sobre el producto, así que consérvalo en la medida de lo posible.

No es recomendable guardarlos en el compartimento de la puerta destinado a ese fin: estas son las razones

¿Eres de los que ponen los huevos en el compartimento de la puerta destinado a ese fin? No es recomendable. ¿Por qué? Porque es la parte con mayores saltos de temperatura, tal y como explica el instituto. La temperatura ideal para la conservación de los huevos es de entre uno y diez grados centígrados. Por lo tanto, y si estamos abriendo y cerrando la puerta de la nevera constantemente, provocaremos unos cambios de temperatura que no son buenos para el producto.

Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar la entrada de microorganismos en el huevo por la condensación del agua. Por esa misma razón, y para evitar que los huevos se pongan malos, procura guardarlo en un estante junto a su envase. Por esa misma razón, evita también sacar el paquete de huevos entero cada vez que vayas a cocinar con ellos, procura sacar únicamente aquellos que vayas a consumir. 

La razón por la que no tienes que lavar el huevo antes de su consumo

Ahora que has sacado el huevo del envase, y que vas a cocinar con él, fíjate en la cáscara. ¿Sabías que no deberías lavarla ni aunque estuviera manchada? La cascara de huevo se caracteriza por ser porosa y por contar con una fina capa de cutícula que la impermeabiliza. Si lavas el huevo, podrías eliminar este escudo y permitir que las bacterias penetren en la cáscara.

Sobre todo si empleas agua fría o agua corriente a la hora de lavar el producto, implicando así un riesgo mucho mayor de contaminar la parte del huevo que vas a comer. Por lo tanto, y a pesar de que el huevo presente una serie de manchas, no es recomendable lavarlo antes de meterlo en la nevera o proceder a su consumo. Por lo tanto, y tras sacarlo de su envase, ábrelo y cocina mil y un platos con él.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?