Lunes, 23 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus

Un estado de alarma, confinamientos y restricciones más duras: así afronta España la segunda ola de COVID-19

La Comunidad de Madrid sigue siendo epicentro de la pandemia, y Navarra empeora sus datos de contagios, por lo que se confinará a partir del martes

Un bar en la nueva normalidad de coronavirus.

Un bar en la nueva normalidad de coronavirus. / GettyImages (GettyImages)

La segunda ola de coronavirus azota España con cifras que distan mucho de otros países y casi encabeza la lista de países europeos con más incidencia de contagios. De hecho, es el segundo de Europa, solo detrás de República Checa. Y parece que las medidas de prevención que se han tomado hasta ahora no han sido suficientes. La distancia social, el uso de mascarillas, el lavado frecuente de manos o la ventilación son aspectos que tenemos muy presentes en nuestro día a día, pero los datos hablan por sí solos y el número de casos positivos no dejan de aumentar.

Esta semana después de largas conversaciones cruzadas entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid se ha declarado el estado de alarma en Madrid y otros ocho municipios que acumulan incidencias de más de 500 casos por 100.000 habitantes. La medida vigente durante quince días llega tras el varapalo del TJS de Madrid a las restricciones impuestas la semana anterior por no cumplir los criterios legales y la falta de entendimiento entre Díaz Ayuso y Pedro Sánchez. Con el estado de alarma se pretende solventar la situación epidemiológica en Madrid, que sigue siendo el epicentro de los contagios de todo el país.

Confinamiento en Navarra

Las demás comunidades autónomas tampoco están libres de coronavirus y la situación particular de cada una de ellas empieza a descontrolarse. Tal es el caso de Navarra, que su presidenta, María Chivite, ha anunciado este domingo un confinamiento perimetral que entrará en vigor el martes y que afectará a toda la Comunidad Foral.

Entre las restricciones se establece la reducción de aforos en hostelería y restauración a un 30%, y su cierre a las 22.00 horas, además de la limitación de las reuniones sociales con un máximo de seis personas. La presidenta navarra ha avisado a la ciudadanía que, si no se cumplen las medidas y bajan los contagios, valora imponer restricciones más drásticas.

Mascarilla obligatoria en el trabajo

Durante la desescalada, Asturias destacó por ser la comunidad autónoma que mejor gestionó la crisis de coronavirus, con una detección precoz de los casos y rastreo de contagios efectivo. Sin embargo, el Principado ya no tiene bajo control la pandemia y los datos comienzan a ser preocupantes: 222 casos nuevos en las últimas 24 horas y la tasa de positividad se sitúa en el 6,5%.

De hecho, el presidente asturiano Adrián Barbón ha fijado la obligatoriedad de las mascarillas en los puestos de trabajos, pese a que se mantenga la distancia de seguridad de metro y medio, así como a cualquier espacio cerrado de uso público.

Teletrabajo y clases online en Cataluña

En este sentido, también Cataluña ha adoptado restricciones más duras ante el aumento de contagios de coronavirus. El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep María Argimon, ha pedido que se reduzca la movilidad y la interacción social. Para ello, las empresas y las universidades adoptarán la modalidad virtual durante dos semanas: teletrabajo para las empresas que puedan llevarlo a cabo y clases online en los centros universitarios.

En Castilla y León, el coronavirus sobrepasa ya el umbral de las 5.000 víctimas mortales. La Junta ha cruzado ya la línea al superar e l millar de casos positivos cada día. Por ello, las autoridades han apelado a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, pidiendo a los ciudadanos que se quedaran en casa para evitar la transmisión del virus. "Este fin de semana por favor quédense en casa, disfruten de los suyos y eviten la exposición", pedía el presidente autonómico Francisco Igea, que decidió prorrogar los confinamientos de Íscar, Pedrajas y Miranda de Ebro dos semanas más, sumando ya cuatro.

Y una situación parecida a la de Madrid se daba en la localidad zaragozana de La Almunia de Doña Godina, que ante el repunte de casos positivos de COVID-19 solicitó al Gobierno de Aragón el confinamiento perimetral del territorio. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia tumbó la medida al afectar a los derechos fundamentales de los ciudadanos en cuanto a movilidad y libre circulación de las personas. Lo que sí se aplica en el municipio son las restricciones a los aforos y horarios de los establecimientos, aunque no se sabe si aplicarán medidas más drásticas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?