Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

Frutas

Así es el plátano rojo: la fruta que vas a empezar a ver en el supermercado

Aunque llegó a Canarias hace 20 años, es ahora cuando empieza a llegar al resto de España

Los cocineros canarios aprecian su textura y su sabor, que recuerda a la frambuesa

Los supermercados Alcampo han empezado a incorporar plátano rojo a sus lineales.

Los supermercados Alcampo han empezado a incorporar plátano rojo a sus lineales. / ALCAMPO

El plátano rojo ya es bastante conocido en Canarias porque muchos agricultores tienen alguna que otra planta en sus parcelas y porque la cadena de supermercados Alcampo ya lo ofrece con cierta regularidad en sus puntos de venta del archipiélago, pero hasta ahora la producción era bastante limitada y en la península solo podía encontrarse en algunas fruterías especiales. Por eso, seguramente, aún no ha destronado al aguacate en Instagram.

Pero la situación puede empezar a cambiar este año porque Alcampo ha firmado un acuerdo con la empresa Eurobaban —la única que está produciendo este producto a gran escala en España— y va a incorporarlo a sus lineales de la península. De momento, según la cadena de supermercados, de forma temporal.

Pero, ¿qué es exactamente un plátano rojo? Pues, en realidad, una variedad distinta a la que identificamos como Plátano de Canarias (cavendish) y que destaca por un color rojo púrpura brillante —entre morado y marrón—, una textura suave, de tono rosáceo, y un sabor que recuerda a frutos rojos como la frambuesa.

No se trata de algo muy raro, en realidad. Hay tres variedades (grand nain, gros michel y cavendish) que copan el mercado internacional de plátanos y bananas, pero en realidad existen muchas más. El plátano rojo, de hecho, llegó a Canarias en 1982 procedente de Martinica (Antillas Francesas), traído por Víctor Galándirector del Departamento de Fruticultura Tropical del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA).

"Aunque son muy comunes en Latinoamérica donde se les conoce como banana roja, tafetán, guineo morado, plátano colorado y plátano rojo son originarios, como todos los plátanos y bananas, del sudeste de Asia", señala Galán. "Existe también una variedad con la cáscara verde y la pulpa de color rosa claro".

Diego Pérez Hernández, ingeniero técnico agrícola de la empresa tinerfeña Sat Fast, que forma parte del grupo Eurobaban, explica que a día de hoy cuentan con 1.300 plantas en producción distribuidas por cultivos de toda la isla, pero que en los próximos meses esa cifra llegará a rondar las 3.000

Plátano rojo en Canarias. / SAT FAST

Según el ingeniero canario, las plantas de plátano rojo resisten mejor al viento y a las enfermedades más comunes, pero la producción no es tan abundante (27-28 kilos por piña, frente a 40-45) y las plantas son más altas, por lo que el proceso de recolección también es más costoso. Algo que repercute en su precio.

De lo que no hay duda es de la buena acogida que está teniendo: "La gente se lo come en batidos, en fresco o frito con arroz a la cubana", explica. "Y ya hay familias de agricultores que prefieren el ya plátano rojo".

¿Hay alguna opción de que el plátano rojo acabe siendo mayoritario? "El Plátano de Canarias es insustituible", responde. "Eso no va a pasar. El plátano rojo es un complemento, pero ni me gustaría que pasase, ni va a pasar".

El cocinero Omar Páez, del restaurante El Sargo Carbón (Garachico, Tenerife) explica por teléfono que lleva tiempo usándolo en su local. "Ahora tenemos dos platos con plátano rojo en la carta: una falsa crema catalana con plátano rojo y cebiche de pescados de la zona, y una trucha [empanadilla] rellena de plátano rojo braseado".

Páez asegura que el plátano rojo "tiene unos matices bastante diferentes" y también menor porcentaje de agua, lo cual, según ha observado, alarga su vida útil. "No es tan dulce y he oído que tiene menos potasio, pero la versatilidad que te da es brutal, tanto para postres como para platos salados".

También ha empezado a usarlo, aunque de forma puntual, Erlantz Gorostiza, del restaurante tinerfeño MB (dos estrellas Michelin): "La textura es parecida, pero el sabor no tiene nada que ver. Es bastante peculiar, recuerda a frutos rojos. Si me lo ofrecen, lo compro y a veces hacemos algo fuera de carta con él". 

Dos de los platos de El Sargo Carbón: dedo de manilla de plátano rojo encurtido en vinagre y flores, envuelto en anchoa de salazón casera (i) y 'crème brulée' de plátano rojo fermentado, azúcar de puta la madre y lubina macerada. / EL SARGO CARBÓN

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?