Domingo, 18 de Abril de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

España se acerca a una Semana Santa con cierre regional mientras los turistas extranjeros pueden venir

Contradicción entre lo que podrán hacer los españoles en Semana Santa y la llegada de turistas (casi medio millón en enero)

Gobierno y CCAA trabajan en un documento "de actuaciones compartidas" para que los ciudadanos sepan, "semanas antes de la Semana Santa, qué se puede hacer y qué no"

Una persona sentada frente a la playa en A Mariña en julio de 2020.

Una persona sentada frente a la playa en A Mariña en julio de 2020. / Carlos Castro - Europa Press - Archivo (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y las comunidades analizarán esta tarde un plan de medidas "compartidas" de cara a la Semana Santa para evitar un nuevo repunte de la pandemia de coronavirus, como ocurrió tras la Navidad, cuando se permitió la movilidad y aumentaron los contactos sociales. Se estudiará en una nueva reunión del Consejo Interterritorial de Salud en la que el Gobierno central y los autonómicos compartirán posturas sobre las restricciones que deben ponerse en marcha en esas fechas.

Restricciones que la Comisión de Salud Pública plasmará en un documento "de actuaciones compartidas" para que los ciudadanos sepan, "semanas antes de la Semana Santa, qué se puede hacer y qué no", según dijo el pasado miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Sin embargo, Fernando Simón ya advirtió de que "hay diferencias importantes entre comunidades autónomas" que no permiten "implementar medidas comunes". El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), añade que la reapertura de las fronteras autonómicas no se debe ni siquiera plantear si no se dan las condiciones. "Soy epidemiólogo, me interesa controlar la epidemia, y obviamente mis visiones son diferentes de las que puedan tener, por ejemplo, los empresarios. Si las condiciones de transmisión no son las correctas para que se pueda tener un poco más de apertura, creo que no se debe ni plantear".

Simón: "Está bien pensar en la Semana Santa, pero el objetivo es controlar la transmisión al máximo". / CADENA SER

En Sanidad persiguen un objetivo claro, y es que la incidencia baje de los 50 casos por cada 100.000 habitantes y, con tal fin, en palabras de Darias, están "centrados en preservar la salud y seguir salvando vidas". "Estamos en el buen camino, pero no nos podemos confiar. Estamos en pleno proceso de vacunación, cogiendo ritmo y es importante que salga bien". La intención de Sanidad es que las comunidades permanezcan cerradas perimetralmente en Semana Santa.

La contradicción: 432.362 turistas en enero en España

Y aquí está la contradicción. Mientras Sanidad aboga por mantener cerradas las fronteras autonómicas para evitar movimientos de cara a la Semana Santa, el turismo extranjero, aunque hundido respecto a cifras de hace un año, puede viajar a cualquier región española, con estas dos excepciones.

  • Están restringidos hasta el 31 de marzo los viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea, que afecta a Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia, China y las regiones de Hong Kong y Macao. 
  • Pueden viajar a España aunque deben someterse a cuarentena las personas procedentes de cualquier aeropuerto situado en Brasil, Sudáfrica, Botsuana, Unión de Comoras, Ghana, Kenia, Mozambique, Tanzania, Zambia, Zimbabue, Perú y Colombia.

Así, durante el mes de enero España recibió 432.362 turistas, sobre todo procedentes de la UE y Reino Unido; supone un 89,5% menos que el mismo mes de hace un año (4,1 millones de turistas internacionales), cuando aún no se había declarado la pandemia, pero la cifra, cercana al medio millón de personas, llama la atención cuando España se está planteando impedir que los españoles se muevan de su región para pasar unos días de vacaciones en Semana Santa.   

El principal país de origen de los turistas que llegaron en enero siguió siendo, como en toda la pandemia, Francia, desde donde entraron 117.625 turistas. Continúa así desbancando al tradicional líder, que antes de la COVID-19 era el Reino Unido, desde donde vinieron tan solo 23.200 personas, y que pasa a ocupar la cuarta posición. Tras Francia se sitúan Alemania, con 51.098 y Portugal, con 28.747 turistas.

Canarias fue el primer destino de los turistas en enero, con el 19,9% del total (86.569 turistas), seguido de Cataluña, con 85.265 y la Comunidad Valenciana (49.727). La mayoría de los turistas entraron por los aeropuertos, 249.961, pero con un descenso anual del 92,7%; por carretera llegaron 174.820; por tren, 7.365 y por barco, 2.216.

Pendientes del pasaporte COVID

El Gobierno apuesta por el 'pasaporte Covid' para retomar cuanto antes la vuelta del turismo tras el plan que se está ultimando desde las instituciones europeas. Bruselas prevé que esté listo para este verano y que quien ya se haya vacunado pueda viajar entre los países de la UE.

Y es el verano, precisamente, el objetivo que tiene en mente el sector turístico español, que da por perdida la Semana Santa y el primer trimestre del año. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) confía en que la aceleración de los procesos de vacunación logre impulsar al sector de cara al verano, para lo que confían mucho en el turismo nacional. "El reto fundamental a día de hoy es no perder por encima de todo el verano", señalan.

Las comunidades autónomas, divididas ante la Semana Santa

En Madrid prefieren adoptar medidas "sensatas y equilibradas", en función de la evolución de la pandemia, para proteger la salud de los ciudadanos y no comprometer la "maltrecha" economía, en palabras de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso. Sin embargo, el alcalde Martínez Almeida apuesta por mantener abierta la región a los movimientos en Semana Santa.  

Pero en Castilla-La Mancha, según su consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, son partidarios de que se adopten medidas de ámbito nacional porque cuando se ha hecho, "ha ido bien". Y ha opinado que si la apuesta del Gobierno central es que las comunidades autónomas se adhieran al cierre perimetral en marzo y abril, incluida la Semana Santa, le parece una "medida muy buena," porque "permite que la movilidad sea menor", de forma que si se mantiene una movilidad escasa, se puede mantener la incidencia a la baja.

Ayuso insinúa que no cerrará Madrid en Semana Santa para salvar la economía. / Atlas

La Junta de Castilla y León ha respondido a la posición madrileña pidiendo "aplicar un criterio de prudencia y que sea homogéneo" en todo el territorio nacional, según el consejero de Presidencia del Gobierno regional, Ángel Ibáñez.

También el jefe del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido al presidente, Pedro Sánchez, que convoque a sus homólogos en las comunidades autónomas para tratar de consensuar una postura en todo el país sobre las restricciones y su posible flexibilización de cara a Semana Santa.

Desde Murcia, Fernando López Miras ha mostrado su preocupación por que se relajen las medidas en un momento en el que el personal sanitario está agotado y con "una cuarta ola que está llamando a la puerta".

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, también opta por la prudencia en la desescalada de restricciones ante la expansión de la variante británica y la "fase de meseta" que tiene actualmente la curva de contagios: "Una apertura rápida nos puede llevar luego a un paro en seco", ha advertido.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?