Sábado, 17 de Abril de 2021

Otras localidades

Los datos que deja un año de pandemia en la provincia de Albacete

Una primera ola que no anticipamos y provocó un pico de contagios e ingresos, con altas cifras de exceso de mortalidad; una segunda ola que comenzó antes del fin del verano y una tercera ola que se disparó en plena Navidad, cuando aun no se había estabilizado el ritmo de contagios tras el pico de octubre y cuyas consecuencias duraron hasta febrero

Análisis transversal con los casos positivos diarios, ingresos hospitalarios y fallecimientos registrados, entre otros

Un 2 de marzo se conocía el primer caso de coronavirus en la provincia de Albacete, en Almansa. Un joven que había vuelto de la Feria del Calzado de Milán, en Italia. Pero la transmisión local ya existía en el país, aunque los test se limitasen a personas venidas del extranjero. El 31 de enero la OMS había declarado la alerta internacional. Y el propio Instituto de Salud Carlos III data el primer positivo en la provincia por PCR del 24 de febrero.

Hace un año, la pandemia comenzó a ser imparable en España y el 14 de marzo se decretó el primer Estado de Alarma (que duró hasta el 21 de junio de 2020). El segundo Estado de alarma comenzó el 25 de octubre y está previsto hasta el 9 de mayo de 2021. Un año después y tres olas más tarde, se suman cientos de muertes en la provincia y las vacunas empiezan a tener su efecto y frenan el ritmo de contagios. La prevalencia de anticuerpos en la provincia, según las estadísticas arrojadas tras la tercera ronda, sería del 10,8% de la población.

Cuál es la magnitud de la epidemia en Albacete

Una primera ola que no anticipamos y provocó un pico de contagios en provincias como la de Albacete, con altas cifras de exceso de mortalidad; una segunda ola que comenzó antes del fin del verano por la transmisión comunitaria, y una tercera ola que se disparó en plena Navidad, cuando aun no se había estabilizado el ritmo de contagios tras el pico de octubre y cuyas consecuencias duraron hasta febrero.

El Hospital General de Albacete fue uno de los que más acusaron la incidencia durante el confinamiento. Un año después, allí celebraremos un especial Hoy por Hoy Albacete con profesionales sanitarios.

Tras el confinamiento y la primera ola, Albacete inició la desescalada el 18 de mayo, cuando pasó a fase 1, una semana después que casi la mitad del país. Y hasta ese 20 de mayo el BOE no reguló el uso y obligación de las mascarillas.

Loading...

Ese mes de julio vimos confinamientos selectivos como el del edificio de la Calle Baños 25, y más tarde el de la localidad de Villamalea, ya en agosto, además de brotes por toda la provincia.

Sanidad decretó en la región nuevas medidas el 23 de agosto, como el cierre de establecimientos de hostelería a partir de la 1.00 de la madrugada o el límite a 10 personas el aforo máximo de reuniones familiares. Esta segunda ola alcanzó su pico la semana del 26 de octubre al 1 de noviembre, cuando se detectaron 809 casos, a pesar de que la tendencia al alza comenzó a mediados de agosto.

x

En agosto se puso en marcha el proyecto City Sentinel SARS-COV-2. Aguas de Albacete, encargada de la gestión de las instalaciones en la ciudad, cuenta con este proyecto de alerta temprana, para detectar la presencia de material genético del virus en el agua residual a partir de su genoma y, por tanto, posibles rebrotes de la covid-19. Esto permite cuantificar la cantidad de virus presente en el agua residual, lo que está relacionado directamente con su impacto y presencia en la población del municipio. El virus, que no es transmisible por el agua, pero sí detectable y cuantificable, y su máxima concentración se produce en las excreciones de las personas portadoras durante la fase de incubación; tanto asintomáticas como las que posteriormente manifiesten la enfermedad.

A lo largo de las semanas, esta ha sido la cantidad de copias del genoma viral detectadas en ambos colectores. En la zona sur, se localizan los ochos centros de salud, el Hospital General, el Hospital Perpetuo Socorro y los privados: Hospital Quirónsalud Santa Cristina, Hospital Quirónsalud Albacete y Clínica HLA El Rosario. (Ver gráfico).

El pico de ingresos totales en la provincia durante la tercera ola se alcanzó el 25 de enero con 253 personas ingresadas. Ese día, en UCI con respirador había 45 personas, y solo en el Hospital de Albacete, 135 personas con covid.

En las diferentes Gerencias de Área Integrada (GAI) fueron oscilando: Almansa tuvo su pico de ingresos el 28 de enero con 43 personas, Hellín desde el 21 de enero con 47 y Villarrobledo el 1 de febrero con 43. (Ver gráfico, con Datos ofrecidos por la Dirección General de Salud Pública, JCCM).

x

948 personas fallecieron en la provincia entre marzo y abril de 2020 por covid-19 o sospecha, según el TSJCM. 1.207 en todo 2020

El número de fallecidos en 2020 en la provincia superó los 5.000, un 30% más que en 2019, según el INE. Y las peores semanas fueron las del 23 de marzo al 5 de abril, que aglutinaron 354 y 389 fallecimientos, respectivamente. Solo durante la última semana del mes, del 25 al 31 de marzo, en 188 partidas el coronavirus consta como causa de la muerte ya que la persona fallecida había dado positivo o se sospechaba de su posible contagio, pero no había test que lo probase en todos los casos. Es decir, en el 79% de las partidas expedidas esa semana el coronavirus consta como la causa de la muerte.

Por otro lado, hasta el 1 de marzo de 2021, la Consejería de Sanidad ha reportado 862 fallecidos por covid-19 en la provincia y 27.645 casos positivos detectados.

323 es el número de muertes confirmadas con covid-19 en Albacete capital desde el inicio de la epidemia hasta finales de enero de 2021, según los datos que provienen del Ministerio de Sanidad. La mitad, 153, fueron en la primera ola. Aunque en otros municipios también azotó con fuerza.

Con respecto a su población, la mayor tasa de incidencia en cuanto a fallecimientos la tuvo Balazote, un municipio de poco más de 2.300 habitantes, con 15 muertes. Le sigue Hoya-Gonzalo (3), Alborea (3), Alcalá del Júcar (5), Bonete (4), Ayna (2), La Gineta (8), Montealegre del Castillo (6), Alpera (6), Higueruela (3), Cenizate (3), Casas de Juan Núñez (3) Peñas De San Pedro (3), Pozo Cañada (6), Pozohondo (3), Yeste (5). Todos ellos tuvieron una tasa mayor por cada 100.000 habitantes que Albacete capital.

También Madrigueras, de 4.600 habitantes, con 19 fallecidos, Tarazona de la Mancha de casi 6.200 habitantes, con 16 fallecimientos por covid, o Casas-Ibáñez con 4.500 habitantes y 10 muertes por coronavirus. En el resto de grandes municipios de la provincia: Villarrobledo (51), La Roda (31), Hellín (29), Almansa (24) o Caudete (10). Y otros como Tobarra (12), Munera (5), Villamalea (5) o Elche de la Sierra (4). Son datos registrados hasta finales de enero de 2021. Hasta entonces, en Abengibre, Alcadozo, Bienservida, Bogarra, Letur, Navas de Jorquera, Nerpio, Ontur, Ossa de Montiel, Riópar, Villalgordo del Jucar y Villapalacios, entre otros de más de 500 habitantes, no hubo muertes por covid-19.

Esta información se ha realizado con la serie histórica de muertes con Covid-19 confirmado de la base de datos de Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) del Ministerio de Sanidad, recabados por eldiario.es. Los datos incluyen todas las muertes con una prueba positiva desde el inicio de la epidemia hasta el 26 de enero de 2021, último día con datos disponibles.

Albacete también es una de las provincias donde se triplicaron las muertes en residencias en 2020. De enero a mayo de 2020 hubo 699 muertes en residencias, según el INE. Una diferencia del 223% respecto a la media de los últimos años.

El pico de fallecimientos sumados en un día en la tercera ola fue el 25 de enero con 13 muertes y el 18 de enero, el día que más casos positivos se sumaron, tras el fin de semana por medio. Para atajar estas cifras, el 19 de enero de 2021 entraron en vigor en Castilla-La Mancha medidas de nivel 3 reforzadas lo que supuso adelantar el toque de queda a las 22 horas, el cierre perimetral por municipios, el cierre de la hostelería y el comercio no esencial, que se levantaron el 11 de febrero.

Todo ello tras la relajación de las medidas y el levantamiento del cierre perimetral que se produjo en Navidad. Para evitarlo de nuevo, la Semana Santa, según aprobó el último Consejo Interterritorial, tendrá toque de queda de 23 horas a 6 horas, y la limitación de grupos a 4 personas en espacios públicos cerrados y 6 en abiertos. En definitiva, no bajar el nivel de alerta aunque mejores los indicadores.

FUENTES DOCUMENTALES

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?