Directo

HOY POR HOY Sigue en directo el programa especial desde Irún, con Àngels Barceló

Sociedad

Resumimos el año desde el punto de vista informativo. Hasta la vista 2022!

Repasamos las noticias más destacadas del año: el viaje del Rey Emérito a Sanxenxo, el hundimiento del Villa de Pitanxo, la llegada de Alfonso Rueda a la presidencia de la Xunta de Galicia o el mayor accidente de autobús de los últimos años centrarán nuestro resumen sonoro del 2022

Resumen Informativos 2022 Radio Pontevedra

Resumen Informativos 2022 Radio Pontevedra

56:30

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1672505359_833_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

12345678910111213

El 2022 ha sido el año de la vuelta la normalidad tras la pandemia; el año del naufragio del Pitanxo; la visita a Sanxenxo del rey emérito; el año de las desgracias en las carreteras con el reciente accidente de autobús en Cerdedo-Cotobade; o el año de la llegada de un pontevedrés, Alfonso Rueda, a la presidencia de la Xunta.

También fue el año de las Tanxugueiras: En enero, Aida Tarrío, natural de Ribeira y las hermanas Olaia y Sabela Maneiro se quedaron a nada de representar a España en Eurovisión tras ganarse el voto del público en el Benidorm Fest, pero el voto del jurado profesional les privó de la victoria.

Pero desde luego una noticia que destaca en el 2022 es la tragedia del hundimiento del Villa de Pitanxo

Hundimiento del Villa de Pitanxo

Este año ha pasado ya a la triste historia de las tragedias marítimas en España, con el hundimiento del pesquero de Marín, Villa de Pitanxo. Un suceso que aun está en investigación. Veintiuna personas perdieron la vida en aguas del atlántico, frente a las costas de Canadá en la madrugada del 15 de febrero, en medio de un fuerte temporal.

De los 24 tripulantes que tenía el Villa de Pitanxo, tan solo tres salvaron la vida. Fueron rescatados por el pesquero de Cangas Playa de Menduiña 2, cinco horas después del hundimiento, en una balsa salvavidas. Se trata del patrón Juan Padín y su sobrino Eduardo Rial, ambos de Cangas; y del marinero ghanés residente en Marín, Samuel Kwesi. Samuel sobrevivió de forma milagrosa porque era el único de los tres que no tenía el traje de superviviencia.

De los 21 fallecidos, solo se recuperaron 9 cadáveres. Una tragedia que causó un profundo impacto en toda España pero especialmente en el Morrazo, Pontevedra, Vigo y Cambados donde residían la mayor parte de los fallecidos.

La versión oficial de la armadora fue que el barco se hundió como consecuencia del temporal al sufrir una avería repentina en los motores. Sin embargo, el caso dio un giro radical tras la llegada de los supervivientes. El testimonio del marinero ghanés Samuel Kwesi ante la Guardia Civil motivó que la Audiencia Nacional haya imputado al patrón del barco, Juan Padín, por 21 posibles delitos de homicidio por imprudencia y otro delito contra los derechos de los trabajadores.

Samuel negó la versión oficial y afirmó que estaban pescando en medio del temporal, que las redes se engancharon al fondo; y que el capitán se negó a soltarlas a pesar de que los marineros se lo pidieron a gritos. Eso provocó que el barco se escorase y que se hundiese por la gran cantidad de agua que entró en su interior. Dijo también que el capitán y su sobrino lo habían amenazado para que no contase la verdad.

Una versión que la armadora acaba de rechazar hace unos días, mediante un informe técnico presentado en la Audiencia Nacional. Sin embargo las familias creen totalmente la versión de Samuel y por eso se sumaron a la acusación contra el capitán Juan Padín.

Ante la pasividad de la Justicia y del Gobierno para iniciar las investigaciones, las familias han tenido que afrontar diez meses de movilizaciones y reuniones de todo tipo (con los partidos políticos, con el Presidente del Gobierno, en la Xunta, en el Congreso de los diputados, con las autoridades canadienses, en el Parlamento Europeo, con el Rey Felipe VI e incluso con el Papa).

Diez meses pidiendo una expedición al barco para realizar grabaciones submarinas que permitan aportar pruebas y exigiendo que se haga Justicia.

Además de la investigación judicial que asumió la Audiencia Nacional, está en marcha una investigación civil, a cargo de la Comisión Permanente de Accidentes e Incidentes Marítimos, conocida como la CIAIM, dependiente del Ministerio de Transportes.

Este organismo, después de meses desatendiendo la petición de las familias, acaba de iniciar los trámites para llevar a cabo una operación de búsqueda, localización e inspección submarina del pesquero, un operativo que posiblemente no se podrá realizar hasta la primavera o verano del próximo año, debido a las condiciones del tiempo en la zona.

Mientras esperan a que las investigaciones avancen, las viudas y los huérfanos del Pitanxo dejaron constancia en estas emisoras del sufrimiento que llevan soportando este año. Las familias preparan ya el primer aniversario de la tragedia para que nunca se olvide el 15 de febrero, y para que no se repita un suceso similar.

Más información

Fallece el empresario Magín Froiz

Magín Alfredo Froiz Planes falleció en marzo en el Hospital de Montecelo a los 78 años. Froiz se convirtió en un referente del mundo empresarial. Con una trayectoria de más de medio siglo, en 1968 fundó el grupo de distribución que lleva su nombre, situando a la firma entre las primeras 20 empresas del sector, con presencia tanto en España como en Portugal y con más de 5.000 trabajadores y más de 300 puntos de venta.

Así hablaba Magín Alfredo Froiz de su expansión y de lo que consideraba más importante: sus trabajadores. El cura de Poio, Vicente Cerdeiriña, que ofició el funeral, era íntimo amigo de la familia.

Alfredo Magín Froiz fue nombrado hijo adoptivo del Concello de Poio y un monolito será instalado en la rotonda de entrada a sus instalaciones en Lourido según anunciaba el alcalde de Poio Luciano Sobral.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, también tuvo palabras hacia la figura de Froiz.

Alfonso Rueda presidente de la Xunta de Galicia

Precisamente Alfonso Rueda ha sido uno de los protagonistas del 2022. El 14 de mayo tomó posición como presidente de la Xunta sustituyendo a Alberto Núñez Feijóo que se marchaba a Madrid para presidir el PP nacional. El pontevedrés Alfonso Rueda se convertía en el actual presidente de la Xunta.

Ahora nos puede parecer una pesadilla lejana, pero este año sufrimos la sequía en Galicia. La Xunta tomó medidas restrictivas y los concellos miraban con preocupación, sobre todo con la llegada del verano y el aumento de los consumos, que no llovía.

Incendio nave de Pontesa

El seis de noviembre se registró un voraz incendio en las antiguas naves de Pontesa, en Pontesampaio. Un fuego que causó la muerte de un trabajador del Grupo Nogar, concejal socialista en el ayuntamiento de Marin y daños muy cuantiosos en las instalaciones. Los bomberos de Pontevedra emplearon veinte días para su extinción, mientras el Ayuntamiento adoptaba medidas sancionadoras contra la empresa del grupo Ceferino Nogueira por supuestas irregularidades en el almacenaje de toneladas de graneles, tanto en Pontesa como en la Cross.

El fuego comenzó el domingo día 6 de noviembre a primera hora de la tarde. Cuando los bomberos de Pontevedra y operarios del grupo Nogar de Marín intentaban sofocar las llamas, una explosión causó quemaduras a tres personas. El más grave fue Benito González Dopazo, persona de confianza en el grupo Ceferino Nogueira. Sufrió quemaduras en el 85% de su cuerpo y a pesar de su inmediato traslado a la unidad de quemados del hospital Juan Canalejo de Coruña, falleció a los dos días. Era además concejal del PSOE en Marín donde la noticia provocó un shock entre sus compañeros de trabajo, pero también en el PSOE y entre toda la corporación que celebró un pleno extraordinario para decretar dos días de luto oficial.

El incendió alcanzó unas dimensiones no previstas al estar la nave industrial llena de cereales hasta el techo, almacenando unas 40.000 toneladas de cebada y girasol principalmente.

El gabinete de emergencias del concello de Pontevedra llegó a barajar el confinamiento de toda la población del entorno por la toxicidad del humo, mezclado con el amianto de la cubierta. Según explicó la concejala de seguridad Eva Vilaverde, los bomberos se encontraron con un polovorín.

La extinción total del incendio duró 21 días hasta que pudieron ser retiradas las 40.000 toneladas de cereales que seguían ardiendo en su interior.

Ante la gravedad del suceso, desde el ayuntamiento se abrió un expediente sancionador contra el Grupo Nogar, que tenía alquiladas esas instalaciones como almacén de graneles, según el gobierno local sin las medidas de seguridad necesarias, y sin la correspondiente licencia.

Una supuesta falta total de medidas de seguridad, que según la concejala Eva Vilaverde obligó al Concello a mantener un dispositivo extraordinario para extinguir totalmente el incendio, con el consumo de 3,5 millones de litros de agua, un tercio de lo que consume todo el Concello de Pontevedra en un día.

El propio alcalde de Pontevedra calificó los hechos como una “ilegalidad manifiesta”; y pidió a Costas y a la Xunta que, como administraciones responsables de los terrenos y de la seguridad industrial, adopten las sanciones correspondientes contra el grupo Nogar por unas infracciones que consideró muy graves.

La empresa Nogar se limitó a decir a través de un comunicado que cumplía con todas las medidas de seguridad necesarias y que tenía todos los permisos en regla.

Pero el Ayuntamiento de Pontevedra fue más allá. Decretó también el registro y el cese de actividad en las instalaciones que el Grupo Nogar tiene en su complejo industrial de A Xunqueira de Alba, en Campañó, donde almacenaba otras 96.000 toneladas de cereales, según los técnicos municipales sin las condiciones de seguridad adecuadas. El ayuntamiento señaló también que esas naves no tienen licencia para el almacenamiento de graneles, ya que la licencia de actividad es de los años 50 para la elaboración de productos químicos en la antigua planta de la Cross.

En todo caso, la empresa NOGAR presentó un recurso contra la resolución municipal y, en otro comunicado, anunció llevar al Concello ante los tribunales alegando que sus instalaciones de La Cross cumplen con todos los parámetros de seguridad exigidos.

Falta por conocerse si la Xunta y Costas del Estado adoptarán o no alguna medida contra la empresa, en un caso que todo apunta a que tardará tiempo en cerrarse.

La sanidads pública se tambalea

Vamos a la sanidad porque 2022 fue un año muy activo para denunciar las deficiencias sanitarias en el área Pontevedra – Salnés. Fue el año de la caída de José Ramón Gómez como gerente del área.

El conselleiro de Sanidade aludió en numerosas ocasiones a que la situación era preocupante no solo en Galicia sino en toda España. Los sindicatos sanitarios denunciaban la situación que se vivía en los hospitales y en los centros de salud y pacs.

En 2022 el Sergas movió ficha y cesó al gerente Jose Ramón Gómez y movió al gerente del Sergas, José Flores, a la gerencia del área sanitaria Pontevedra – Salnés la que más problemas tiene de Galicia. José Flores llegaba en agosto para tomar los mandos del área sanitaria Pontevedra- Salnés.

Movilizaciones por la proliferación de los parques eólicos

Este fue el año de las movilizaciones contra la proliferación de parques eólicos que la Xunta y el Gobierno central pretenden construir en Galicia. Unos 300 proyectos que están en tramitación y contra los que se oponen colectivos ecologistas y asociaciones de los municipios más afectados.

El pasado día 11 fue la última gran movilización en toda Galicia contra la proliferación indiscriminada de parques eólicos. Con la excusa del nuevo modelo energético, la Xunta y el Gobierno Central han pactado la construcción de hasta 300 nuevos parques eólicos en toda la comunidad, que en algunos casos, afectan directamente a núcleos de población.

La Xunta solicitó al gobierno central celeridad en la tramitación de proyectos que están planteados, en contra de los afectados. En nuestro entorno, están proyectados parques eólicos en el Castrove, el Morrazo, Pontecaldelas, A Lama, Cerdedo-Cotobade, Campo Lameiro, a Estrada, Pontecesures, Forcarei o la comarca del Deza. Una invasión eólica contra la que se oponen los vecinos de las zonas afectadas denunciando la expropiación indiscriminada del rural para beneficio exclusivo de las grandes empresas eólicas.

La plataforma ASI EOLICOS NON y los colectivos ecologistas se oponen a la construcción de molinos de 200 m de altura muy cerca de las viviendas, la afectación de muchas hectáreas de monte que pasarán a ser zona industrial, un gran impacto en las infraestructuras de las aldeas, o líneas de alta cruzando indiscriminadamente por el territorio.

Durante todo el año se sucedieron movilizaciones para oponerse a estos proyectos y pedir el apoyo de los ayuntamientos afectados.

En el ámbito político, el BNG se posicionó claramente en contra de esta planificación eólica; y lo mismo hicieron algunos alcaldes de los municipios afectados. Es el caso de Andrés Díaz en Ponte Caldelas, de Carlos Costa en Campolameiro, e incluso de Jorge Cubela en Cerdedo-Cotobade, ante la presión social creada en el municipio..

A pesar de las protestas y de las miles de alegaciones presentadas, los proyectos eólicos siguen adelante, superando informes ambientales y la tramitación administrativa, con el objetivo de poder iniciar las obras en 2023, que seguirá siendo un año de movilizaciones eólicas.

Cierre al tráfico de Reina Victoria

En la ciudad de Pontevedra este año el debate social y municipal estuvo marcado por el cierre definitivo al tráfico de la avenida Reina Victoria. Aunque la medida ya se había tomado durante la pandemia, fue este año cuando el gobierno local le dio visos de legalidad con un Bando Municipal, que dio paso a numerosas protestas y movilizaciones lideradas por el PP y varios colectivos sociales y empresariales.

El viernes 18 de marzo el alcalde de Pontevedra firmó el Bando Municipal que legalizaba el cierre al tráfico de la avenida Reina Victoria entre la calle Palamios y el instituto Valle Inclan. Fernández Lores lo justificaba para "limitar tráficos de paso" que "distorsionaban el modelo de ciudad".

El siguiente paso del Gobierno local fue anunciar la construcción de un SkatePark en la zona peatonaliada y reordenar la circulación en las calles del entorno del Gafos. Medidas que se justificaron asegurando que el cierre de Reina Victoria supuso retirar de esa zona unos 5.000 vehículos al día; mejorando además la circulación en otros puntos de la ciudad como la plaza de Galicia, Eduardo Pondal, Paseo de Colón, Echegaray o la Alameda.

Sin embargo, el PP, tanto en Pontevedra como en Poio, con el apoyo de varios colectivos sociales y empresariales rechazaron este cierre por considerar que crea más problemas que ventajas, y que solo obedecía a un capricho del BNG.

Tras varias movilizaciones, una campaña de recogida de firmas, y largos debates plenarios, el portavoz del PP Rafa Domínguez, se comprometió ante notario y en plena calle, que si el próximo año es alcalde de Pontevedra, reabrirá al tráfico la avenida Reina Victoria.

El año termina con la reciente inauguración de la Skate Plaza de Reina Victoria, con plataforma única y 11 módulos de granito para realizar acrobacias con patines. Un proyecto desmontable que ha costado 80.000 euros y que para el PP es otra tomadura de pelo.

Huelga del transporte

La subida imparable de los combustibles durante todo el año provocó en primavera la convocatoria de un paro generalizado del sector del transporte en toda España. Un paro de varias semanas que terminó bloqueando el país y provocando serios problemas de desabastecimiento de los mercados.

El mes de marzo estuvo marcado por el paro del sector del transporte, convocado por la propia patronal. Una protesta para exigir al Gobierno medidas para compensar las pérdidas que les ocasionaba salir a trabajar ante el imparable incremento de los combustibles.

Un paro secundado especialmente por los medianos y pequeños transportistas exigiendo que no se permitiese contratar a pérdidas, según denunciaba la asociación APETAMCOR.

Durante semanas, los camiones bloquearon carreteras, polígonos industriales y las principales ciudades. A pesar del amplio despliegue policial, los piquetes causaron incidentes; y el paro terminó provocando serios desabastecimiento de materias primas y de productos en todos los sectores.

La huelga se tensionó cuando desde varios sectores se pidió al Gobierno que garantizase al menos los servicios mínimos para evitar el desabastecimiento de los mercados. El Delegado en Galicia anunció más contundencia policial. Tras un acuerdo alcanzado con el Gobierno por algunas asociaciones, el paro fue perdiendo fuerza hasta ser desconvocado en abril.

Sin embargo, los problemas del transporte no se han solucionado y por eso en noviembre, se volvió a convocar otro paro a nivel nacional, que al no contar con el apoyo de la mayoría de asociaciones, se desconvocó al segundo día; aunque dejando abiertas nuevas movilizaciones el próximo año, dependiendo de la evolución de los carburantes.

Juicio del narcosubmarino incautado en Aldán

El narcosubmarino interceptado frente a la costa de Aldán, recordemos el primer narcosubmarino incautado en Europa tras haber hecho una travesía desde Brasil cruzando el Atlántico cargado con más de 3.000 tabletas de cocaína, ha sido una de las noticias más comentadas, así como el juicio que posteriormente acogió la audiencia provincial de Pontevedra. A bordo del semisumergible habían sido interceptados 3.000 kilos de cocaína separadas en 152 fardos, con un valor en el mercado de más de cien millones de euros. En el banquillo siete acusados y sobre la mesa penas y multas que sumaban en total 300 millones de euros, una cantidad astronómica. En la audiencia de Pontevedra, frente al juez, declararon los siete acusados, entre los que estaban los tres tripulantes de la embarcación: el vigués Agustín Alvarez de 30 años, y dos ecuatorianos, primos: Luis Tomás Benítez Manzaba y Pedro Roberto Delgado Manzaba.

Otros cuatro vigueses fueron detenidos días después en tierra, uno en Palma de Mallorca y otro en Lleida. Se trata de Iago Serantes, su padre Enrique Carlos Serantes; Yago Rego y Rodrigo Hermida. Todos ellos fueron acusados de un delito contra la salud pública y de formar parte de una organización criminal. Según los datos policiales, los narcos pretendían trasvasar la droga a un barco a la altura de las Azores y trasladarla a tierra mediante planeadoras. Pero al ser descubiertos cambiaron de planes, e intentaron acercar el narcosubmarino todo lo posible a la costa para hundirlo y permitir que los tres ocupantes huyesen a nado, momento en el que fueron detenidos, en la madrugada del 24 de noviembre de 2019. Una operación, resultado de una colaboración policial internacional, entre, Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Portugal y España.

Finalmente, el tribunal superior de Justicia de Galicia absolvió a dos de los procesados judicialmente y redujo la pena a otros dos: lo que si confirmó este tribunal fue la condena para los tres tripulantes que iban a bordo del narcosubmarino: 11 años de cárcel para cada uno. Esta fue una decisión que ya tomara la audiencia provincial y que vino a ratificar el alto tribunal gallego, que por otro lado estimó los recursos de cuatro condenados por colaborar con quien pilotaba el narcosubmarino. La justicia absolvió a uno de ellos, que fuera condenado a siete años de cárcel, al entender que no participó expresamente en el tráfico de la droga. También otro condenado quedo absuelto al entender que no había pruebas que lo incriminasen.

El tribunal superior gallego rebajó sus condenas, de nueve a 26 meses de cárcel y de siete a 18 meses de cárcel a otros dos procesados en la sala de lo civil y penal porque se entendió que no consumaron un delito contra la salud pública. piloto del narcosubmarino, el vigués Agustín Álvarez, y los otros dos tripulantes de nacionalidad ecuatoriana, Pedro Delgado y su primo Tomás Benitez, que continuarán en prisión, vieron reducida la condena al confesar los hechos durante el juicio. El resto de los acusados y residentes en Vigo, Yago Rego, Rodrigo Hermida, Enrique Serantes y su hijo Iago, que eran, supuestamente, los encargados de ocultar el alijo en tierra, según el fiscal, rechazaron un acuerdo de conformidad y siempre negaron los cargos de complicidad en esta operación de narcotráfico.

Galicia, sigue estando considerada por las fuerzas de seguridad una de las puertas de entrada de la droga en Europa. Lo que si ha cambiado es el perfil del narcotraficante, cada vez está más lejos de la droga, más oculto y pasa más desapercibido.

Narcotráfico

Lejos de operaciones con alijos estratosféricos, que como todos los años también las ha habido, este 2022 en lo que al narcotráfico se refriere en nuestro ámbito, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado se han centrado en el desmantelamiento de organizaciones que facilitaban herramientas a otras para llevar a cabo los transportes.

Esta vez se quería atacar a la parte de la logística de esas grandes organizaciones que operan en Galicia, pero también en Portugal, Andalucía o la zona del Levante.

El primero de los casos se dio a principios de abril al caer una organización criminal, con vínculos en Madrid, Salamanca o Portugal, supuestamente dedicada a la construcción de embarcaciones para destinarlas al tráfico de drogas. Fue la operación Munari. Y a finales de ese mismo mes llegó el segundo golpe con la detención del grovense Javier Otero Magdalena y su grupo. Aquí llamó especialmente la atención la sofisticación del trabajo de esta organización al disponer de un zulo en una nave de Tremoedo que contaba con un complejo sistema mecánico de elevación del suelo que permitía acceder a un sótano de unos 300 metros cuadrados semi-inundado que servía para hacer pruebas de flotabilidad de las lanchas que fabricaban y ocultarlas, pero también para esconder alijos. Quedaron fuera de circulación una veintena más de embarcaciones de alta velocidad. Operación que tendría luego nuevas réplicas. Una cuestión que preocupa especialmente en la Fundación Galega contra o Narcotráfico.

Pero también han destacado en este año los operativos en los que se han desmantelado pequeños grupos, pero no de menos relevancia, que mueven la mercancía con rapidez y con cantidades mensuales importantes, es decir, otro eslabón de la cadena.

Y luego han surgido nombres como el del arosano Pablo Vázquez, supuesto lugarteniente de Carlos Silla y que fue detenido en Polonia cuando se dirigía a Ucrania a comprar un velero para efectuar un transporte de drogas o el propio Silla, el vilagarciano, que acaba de ser condenado en Portugal por un alijo de cocaína descubierto en el sur de ese país. O Ramón Dorgambide, el panadero, detenido hace un mes y al que se le atribuye el intento de introducir en España más de cinco toneladas de hachís desde finales del pasado año.

Varias condenas para "El Chicle"

Las sucesivas condenas que se le han impuesto hasta ahora a José Enrique Abuín Gey, el chicle, ratifican, por si había alguna duda, una de las definiciones sobre él que se oyeron en el juicio por secuestrar y dar muerte a Diana Quer, es un depredador sexual, y por lo tanto un peligro para la sociedad difícilmente reversible, o eso parece.

Lo cierto es que la que la que se le ha notificado la pasada semana es la tercera de estas características, atacando a mujeres jóvenes, a la que habría que sumar una cuarta por un delito contra la salud pública.

Esa, 20 kilos de cocaína, fue la primera que lo sentó en el banquillo y por la que lo condenaron a dos años y medio de prisión. Fue la menor de sus preocupaciones porque luego afloraron sus obsesiones, convertidas en agresiones, con el sexo femenino.

La primera fue su cuñada en el año 2005 a la que obligó a mantener relaciones sexuales en el interior de su coche poniéndole un cuchillo en el cuello. Ella tenía 17 años y poco más que una amiga le apoyó, archivándose la causa por falta de pruebas. La víctima salió con vida pero con secuelas que serán difíciles de resarcir. La segunda ya no. Fue Diana Quer a la que metió violentamente en el coche la llevó a una nave abandonada donde la violó y le dio muerte. Año y medio fue capaz de ocultar este crimen que estremeció a todo el país, pero la investigación, que tenía el foco sobre él hacía ya muchos meses atrás, sabía que era cuestión de tiempo, que cometería un error.

Y así fue. En la Navidad de 2017 fue detenido por intentar secuestrar de nuevo a una joven en Boiro, repitiendo el mismo patrón que en el caso de Diana. Seis días después, tras un sinfín de interrogatorios, terminó reconociendo que era el autor del secuestro y muerte de la joven madrileña. Y fue a raíz de ese oscuro episodio cuando un año después se decide reabrir el caso del 2005 que ahora le ha supuesto 14 años más de prisión, que se suman a los cinco por la tentativa sobre la chica de Boiro y la prisión permanente revisable tras el juicio por el crimen de Diana Quer. De ahí que su padre, Juan Carlos Quer, recordase que si las cosas se hubieran hecho bien con este individuo desde el principio, su hija estaría viva………..

Y fue en este juicio donde pidió que le tratasen como Enrique Abuín y no como el chicle, como si uno no estuviese dentro del otro, o como si ante tanta atrocidad tuviese derecho a exigir un trato de cortesía.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad