Últimas noticias Hemeroteca

“Una moda que puede matar”

El Govern de Cataluña ha autorizado la venta directa de leche cruda de vaca por parte de los productores al consumidor

La consellera de Agricultura, Teresa Jordà, bebiendo leche cruda de vaca /

La consellera catalana Teresa Jordá defendía la nueva normativa, que permanecía prohibida desde hace ventiocho años. Jordá ha venido a decir que no hay peligro en beber leche cruda y que “es como abrir la nevera, coger un muslo de pollo e intentar comértelo después de cuatro semanas allí”

Esta medida que está causando cierto revuelo. Lucia Galán, doctora especializada en pediatría en su blog Lucía, Mi pediatra, mostraba su desacuerdo de esta medida. “Me ponen los pelos de punta escuchar esas declaraciones. Esto me parece de ciencia afición”.  Hay que saber que en 1986 que no estaba legislada las leches había seis mil casos de glucolisis, en 2015 los casos han bajado a 49.

“No logro entender cómo han llegado a tomar semejante decisión en contra de toda la evidencia científica que hay al respecto” 

La Doctira Galán decía que “desde el punto de vista nutricional no tiene alguna ventaja, los expertos han explicado que no existe tal beneficio”.

Además añadía que el tratamiento de esta leche no es fácil  “hay que llevarla ebullición tres veces, aun así no se puede garantizar al 100% que desaparezca el riesgo de contaminación”, “de hecho después de hervirla habría que envasarla en un recipiente no contaminado” y seguía advirtiendo “es un producto que hay que conservar en frío, pero no a cualquier temperatura sino entre 1 y 4ºC y nuestros refrigeradores mantienen la temperatura entre 4 y 8ºC".

Y hay que tener esto en cuenta, “consumir leche cruda puede producir infecciones varias, desde una gastroenteritis hasta llevarte a la muerte.”

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?