Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Carmen Alcaraz: "Un recetario es antropología, historia y economía"

La periodista catalana ha puesto en marcha un proyecto de recopilación de recetarios populares

Su trabajo como periodista e investigadora se apoya en tres ejes: gastronomía, historia y feminismo

Carmen Alcaraz, en el barrio de Sant Andreu, en Barcelona.

Carmen Alcaraz lleva años investigando, analizando y divulgando la cultura gastronómica. Un trabajo crítico, refrescante y feminista que ha contribuido a desempolvar el sector y que no suele dejar a nadie indiferente. Célebre por la iniciativa #Gastrónomas8M, que lleva años inundando Twitter de hilos que reivindican el papel de la mujer en la historia de la alimentación, ahora ha puesto en marcha un nuevo proyecto volcado en la cocina popular: Los Recetarios.

"Cuando empiezas a documentar la gastronomía te das cuenta de que algo sucede porque, siendo la cocina un lugar de trabajo para la mujer, es un poco extraño que en los libros no aparezcan sus nombres. En realidad hemos tenido muchísimas cocineras, productoras, científicas, escritoras y amas de casa que se han dedicado a la gastronomía. Mi trabajo es buscarlas y divulgar su mensaje", explica en la primera entrevista de la segunda temporada de Play Gastro Lalalá.

La iniciativa #Gastronomas8M surgió de su colaboración con Ana Vega (Biscayenne): "Un día antes del 8M de 2017 decidimos hacer algo y le mandamos un mail a 30 gastrónomas de toda España pidiéndoles que crearan un hilo en Twitter hablando de una mujer de la historia de la gastronomía. Se viralizó y al final del día vimos que hablaban de nosotras en los periódicos. Tuvo una enorme difusión".

Ana Vega (i) y Carmen Alcaraz, impulsoras del proyecto Los Recetarios. / CARMEN ALCARAZ

Ella misma ha contribuido a dar a conocer a figuras tan olvidadas como Penélope Casas, "una de las pioneras en exportar y divulgar" la cocina española en los años 70 del pasado siglo que, además, "convenció al entonces crítico del The New York Times para hablar de la gastronomía española mucho antes que José Andrés". O a Eladia Martorell, viuda de Carpinell, que en 1899 publicó Carmencita la buena cocinera. "Ella ya escribía sobre el guacamole y se han cumplido 120 años de la publicación de ese recetario, pero nadie le hace ni caso", señala.

Su "feminismo histórico", de hecho, le ha llevado a preparar un libro sobre el tema que también incluye ensayos y biografías sobre autoras como Clementine Paddleford, "probablemente la primera periodista moderna de la gastronomía mundial". Una mujer que se sacó la licencia de piloto de avión para viajar por todo EE.UU en busca del enfoque gastronómico de las noticias y que podía escribir sobre "el menú que se le ofrecía a Winston Churchill" en la Casa Blanca, pero también sobre "la llegada de los Fritos a los supermercados".

Los Recetarios (y sus huellas)

Pero su interés por el papel de la mujer en la historia reciente le ha llevado a impulsar, también junto a Ana Vega, un proyecto que va más allá de los secretos que albergan las bibliotecas, las hemerotecas y los archivos digitales. "Los Recetarios es un proyecto itinerante y digital que nace con el objetivo de dar valor a todas esas hojas y a esos cuadernillos que tenemos en casa", explica ilusionada.

Recpción de recetarios durante el Mama Festival de Ezcaray. / James Sturcke

"No son siempre cuadernos perfectamente caligrafiados y con tapas estupendas. Tenemos recetas escritas en cartas, detrás de un calendario, en listines de teléfono... ¡o con faltas de ortografía, que es algo que a la gente le da vergüenza... y al contrario! Hablamos de mujeres que quizá es lo único que han escrito en toda su vida. No todas han tenido posibilidad de recibir una formación", explica.

Alcaraz defiende que un recetario es un documento repleto de información que excede lo estrictamente culinario. "Es antropología, historia y economía", dice. "Muchas veces son manuales de cómo no pasar hambre".

Su paso por el Mama Festival de Ezcaray (La Rioja) les ha valido para empezar a recopilar recetarios —algunos de ellos, del siglo XIX—, pero Alcaraz insiste en que no tienen prisa y que el proyecto va a ir haciendo chup chup. "Que la gente haga capturas con el móvil y nos mande las fotos", pide en la entrevista.

Micromachismos y acoso sexual

Pero Alcaraz no concentra todo su activismo en el pasado. Al preguntarle por cuestiones como el acoso sexual en el sector de la hostelería concede que, si bien los micromachismos son un gota a gota, la situación de las trabajadoras de la gastronomía es mucho peor y es necesario explicarlo "con cifras".

"Tenemos un problema y los empresarios deberían pronunciarse y ofrecer protocolos de actuación. Un papelito en todas las cocinas con un número al que llamar", reclama Alcaraz. "Pero las cifras solo son altísimas en la restauración. También entre las jornaleras del campo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?