Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Luis Suárez, preso durante el franquismo: "Es muy peligroso criar generaciones que desconocen su pasado"

Luis Suárez, preso durante el franquismo y víctima de las torturas de 'Billy el Niño', se ha asomado a La Ventana a reivindicar la importancia de la Memoria Histórica, sobre todo en la juventud, grupo al que también se dirige Amparo Climent, que organiza el Festival Internacional de Cine por la Memoria Democrática

Luis Suárez pasó tres días detenido en la Delegación General de Seguridad, en Madrid, acusado de propaganda ilegal y asociación ilícita durante los últimos años del franquismo. Tres días que consistieron en “un sistemático subida y bajada del calabozo a las oficinas donde se me interrogaba y se me torturaba”, durante los que “pierdes el sentido del tiempo porque no sabes si es de día o de noche, apenas puedes comer o beber ni por supuesto dormir”.

Fue detenido una segunda vez, esta vez fue encerrado en la cárcel de Carabanchel durante tres largos años. Década más tarde se convirtió en la primera víctima de la dictadura que se querelló contra tres miembros de la Brigada Político Social del franquismo, uno de ellos el policía Juan Antonio González Pacheco, más conocido como Billy el Niño.

Ahora forma parte de La Comuna, una asociación de represaliadas y represaliados políticos del franquismo, una lucha que surge, como ha explicado en La Ventana, “a raíz de que hemos visto que este país no solamente no hacía justicia, sino que quería de alguna manera negar la existencia de ese pasado”.

Conocer el pasado para no repetirlo

Como explica, para él, la memoria histórica “es parte del conocimiento básico de cualquier ciudadano y ciudadana. Es curioso que cuando se pregunta a los escolares qué han estudiado en Historia la mayoría hablan de la prehistoria, de la edad media. En general suelen coincidir en que no llegan a la contemporánea porque les falta tiempo, entonces da la impresión de que hay una omisión más o menos deliberada”.

Suárez cree que esta omisión hace pensar que el asunto es conflictivo, dando la apariencia de que no se quiere remover el pasado, para pasar página. Pero realmente, "no se pasa página en la medida en la que no se conocen los hechos”.

“Es muy peligroso para las sociedades criar generaciones que de alguna manera desconocen su pasado porque como se ha dicho muchas veces el pasado vuelve, y si no vuelve siendo conscientes de los valores y los principios por los que luchó y murió tanta gente, es posible que repitamos los mismos errores”, denuncia.

Parte de este esfuerzo por ensalzar la memoria histórica, especialmente para las generaciones que no vivieron el franquismo, recae en el terreno cultural. “En esta sociedad, a pesar del bloqueo institucional ha habido un enorme esfuerzo de la sociedad civil desde la muerte de Franco para establecer y conocer el pasado, y no hay más que ver la producción literaria y cinematográfica”, opina Suárez.

La cultura abre la puerta a la memoria

Una de estas iniciativas por el mayor conocimiento de nuestra historia es el Festival Internacional de Cine por la Memoria Democrática organizado por la Asociación Arte y Memoria, cuya presidenta, Amparo Climent, también se ha asomado a La Ventana para hablarnos del festival, que celebra su quinta edición.

En el festival se proyecta una serie de cortometrajes, ya que “generalmente los cortometrajistas son gente muy joven que no tienen acceso a hacer largometrajes”, elegidos por su temática de memoria histórica, no solo española, sino internacional: “Son historias reales muy duras, muy potentes, donde cada uno nos está hablando de las distintas aristas que tiene esta memoria, desde el silencio o el miedo a contar lo que les pasó. Nos hablan de todos los países que están sufriendo estas pérdidas y estas represiones y que están luchando por recuperar esta memoria”.

La organización Arte y Memoria, explica, “surge de la necesidad de crear una plataforma donde podamos desarrollar actividades para atraer a la gente joven a conocer nuestra memoria y a que entiendan por qué estamos reivindicando la memoria”.

Cine sí, pero también justicia

Aunque estas iniciativas son siempre positivas y ayudan, sobre todo entre la población de menor edad, Suárez recalca que es importante recordar que “un libro o una película no pueden sustituir lo que son sentencias judiciales”.

Por ello, pide que haya sentencias aunque hayan fallecido los victimarios, porque eso no impide que se inicien los procedimientos oportunos porque lo que buscan es que se establezcan los hechos: "Para nosotros es muy importante que se establezcan los hechos y se haga por la vía judicial”.

Estos hechos judiciales, de momento, no se establecerán en España. Luis Suárez es parte de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, y desde ahí lucha por la memoria histórica a este nivel. Mientras tanto, en España, iniciativas como la de Amparo Climent tratan de que los conocimientos sobre este pasado reciente no desaparezcan en las nuevas generaciones que, según opina Suárez, serán las encargadas de seguir esta lucha en los tribunales cuando los represaliados ya no estén.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?