Domingo, 04 de Diciembre de 2022

Otras localidades

11-M

La policía investiga por qué no se inspeccionó un coche relacionado con el 11-M

Estudia si los anteriores mandos cometieron negligencia u ocultación durante el traspaso de poderes

La Dirección General de la Policía va a abrir una investigación para determinar si durante el traspaso de poderes existió ocultación o negligencia sobre el hallazgo de documentos árabes dentro de un vehículo que fue descubierto el pasado 22 de mayo -cuando todavía ocupaban sus cargos los anteriores mandos de la policía nombrados por el PP- y que guarda relación con los atentados del 11-M.

Como ya ocurrió en el traspaso de carteras de los ministros de interior Acebes y Alonso, el director general de la policía científica, Miguel Ángel Santano no recibió ningún aviso, ninguna alerta de que el coche, localizado el 22 de mayo en las cercanías de la estación de Atocha, estaba siendo analizado por la policía científica, ni del contenido que tenía: unas cartas árabes que en la actualidad están siendo estudiadas.

En aquel entonces el comisario general de la policía científica era Carlos Corrales, un comisario nombrado por el Gobierno del Partido Popular. El pasado 3 de junio tomó posesión de su cargo el nuevo comisario general de policía científica, Miguel Ángel Santano.

Ante estos hechos, el subdirector general operativo de la Policía, Miguel Ángel Fernández Chico, ha decidido abrir una investigación interna para determinar si Carlos Corrales ocultó a su sucesor información sobre las cartas encontradas en el vehículo, o si se trata de una negligencia policial al no inspeccionarse hasta hoy el vehículo.

Estas cartas, que han sido puestas a disposición del juez que investiga los atentados, guardan semejanzas con otros documentos de reivindicación utilizados el 11-M. Son plegarias coránicas en las que, por ejemplo, se pide "ayuda para alcanzar el camino perfecto", o se anima a combatir a "todos aquellos que han ofendido al Islam".

EL PROPIETARIO ES UN IMPLICADO EN EL 11-M

El vehículo donde se encontraron estos documentos, un Renault 11 que fue localizado en el marco de la "operación Lazo" desarrollada con motivo de la Boda Real, se encuentra aparcado desde el pasado 22 de mayo en el complejo policial de Canillas, y sólo ha sido objeto de una inspección superficial.

El coche pertenece a uno de los detenidos por el 11-M, el marroquí Abdelouahid Berrak Sousane. Fue detenido el pasado 18 de marzo y ahora mismo está en libertad aunque se mantiene la imputación que pesaba sobre él por su presunta relación con los atentados de Madrid.

Era propietario de una peluquería en Lavapies y en su declaración ante el juez admitió que en su establecimiento se celebraron muchas reuniones con miembros activos del integrismo islamista, entre ellos Jamal Zougam.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?