Martes, 01 de Diciembre de 2020

Otras localidades

11-M

'El Egipcio' reconoció a un discípulo que maquinó el 11-M, declara un agente italiano

Rabei Osman Al Sayed dijo, en alusión a los terroristas que se suicidaron, que "los mártires muertos eran amigos suyos"

El acusado en el juicio del 11-M Rabei Osman Al Sayed, alias Mohamed El Egipcio, reconoció a finales de mayo de 2004 ante un discípulo que él había sido uno de los inductores de los atentados terroristas en Madrid y que "los mártires" que se suicidaron en Leganés "eran amigos suyos". Esto ha declarado el primero de los agentes de la División de Investigaciones Generales y Operaciones Especiales (Digos) de Italia en su declaración en el juicio.

Este agente ha explicado cómo se produjeron las intervenciones telefónicas a Rabei Osman y qué información se obtuvo de las mismas.

Este comisario, encargado de los Digos en Milán, dijo que en una conversación grabada en el inmueble donde vivía El Egipcio, con dos micrófonos instalados en el piso, el acusado confesó a su discípulo Yahia que él estaba entre quienes habían ideado los atentados de Madrid.

Además, le contó que el atentado de Madrid había sido un proyecto suyo y que los "mártires" que murieron en la explosión de Leganés eran amigos suyos, así como que días antes de la masacre estuvo en España.

Número de teléfono

Las investigaciones de los agentes italianos comenzaron a final de marzo de 2004, tras recibir información de la policía española con un número de teléfono italiano que había sido encontrado en poder del también acusado Fouad El Morabit. Éste número iba ligado a Mohamed El Egipcio, que resultó ser Rabei Osman, a quien se localizó en Milán.

En Milán, dijo el comisario, el acusado llevaba una vida muy reservada en el interior de la vivienda, realizando casi únicamente salidas para ir a la mezquita de Milán. El comisario italiano agregó que pidieron autorización para escuchar todas las conversaciones de Rabei, de teléfono fijo y móvil, e investigar su tráfico por Internet, donde visitaba páginas para confeccionar bombas con distintos aparatos, como un secador de pelo.

Rabei enseñaba a su compañero de piso, Yahia, a rezar y le intentaba inculcar los principios más radicales del Islam, hablando constantemente de yihad (guerra santa) y de martirio.

Referencias a los atentados

El agente de la Digos puntualizó que Rabei "hizo varias referencias", tanto en llamadas telefónicas como en conversaciones en casa, a los atentados del 11-M. En una de esas conversaciones El Egipcio dijo que Fouad El Morabit y Serhanne, alias El Tunecino estaban muertos. "Esta fue la primera referencia directa a los atentados de Madrid", apuntó el comisario.

Estas manifestaciones les llevaron a pensar que se estaba gentando otro atentado y que se iba a producir de manera inminente, en unos veinte días, por lo que las investigaciones se aceleraron y fue detenido en junio de 2004.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?