Últimas noticias Hemeroteca

El Supremo sentará a Garzón en el banquillo por investigar los crímenes del franquismo

El juez Luciano Varela sentará a Garzón en el banquillo por un presunto delito de prevaricación

Baltasar Garzón se convertirá en la primera persona que será enjuiciada por los crímenes cometidos durante la dictadura. En este caso, por haberse declarado competente para investigarlos

El magistrado del Tribunal Supremo, Luciano Varela, ha dictado un auto de transformación de procedimiento para sentar en el banquillo a Garzón por haber investigado los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo. Las acusaciones, Falange Española de las JONS; Libertad e Identidad y el colectivo ultraderechista Manos Limpias, le acusan de un presunto delito de prevaricación.

Varela no escatima en críticas a la actuación del juez de la Audiencia Nacional en este asunto. Explica que recibió inicialmente siete denuncias y que decidió incoar un procedimiento penal "sin determinar su concreto objeto". A partir de ese momento "construyó una artificiosa argumentación para justificar el control del proceso penal y desplegar la actividad de exhumación de las víctimas que pretendía controlar el querellado".

Todas las pruebas, rechazadas

El magistrado del Supremo también veta las pruebas solictadas por la defensa del juez de la Audiencia Nacional. Entre ellas, las declaraciones de juristas internacionales expertos en delitos de lesa humanidad, la del Fiscal Jefe de la audiencia, Javier Zaragoza o las de los tres magistrados de este órgano jurisdiccional que le apoyaron en su investigación. La fiscalía apoyaba sólo esta última prueba pero Luciano Varela no acepta ni siquiera esa porque todo lo que estos magistrados tenían decir en favor de Garzón ya lo hicieron en sus votos particulares.

En cuanto al testimonio de juristas internacionales, el Alto Tribunal sostiene que nada pueden aportar a la causa. En este sentido, dice el auto que "solamente desde una apriorística desconsideración se puede entender necesario, ni siquiera útil, acudir a la opinión de otros juristas para formar el criterio que el enjuiciamiento reclama" y añade que "determinar si se ha cometido o no un delito de prevaricación, es responsabilidad exclusiva y excluyente del Tribunal que lo hará ilustrado por los argumentos de las partes pero sin la intermediación de pericias jurídicas y, menos aún, de plebiscitos que son incompatibles con el ejercicio de la potestad jurisdiccional de un Estado democrático.

Varela respalda a la Falange

La resolución del Supremo también se esfuerza en lavar la imagen de la Falange Española de las JONS que no solo ha acusado a Garzón de un presunto delito de prevaricación, sino también de injurias y calumnias contra esta agrupación política. Varela explica que su querella se admitió a trámite porque era idéntica a la de los otros dos querellantes y recomienda al juez de la audiencia nacional a que "no amplíe sus esfuerzos de defensa a imputaciones como las injurias y las calumnias que no son objeto de este proceso"

Contra esta decisión cabe recurso y el juez de la Audiencia Nacional lo presentará ante la sala de lo penal del Tribunal Supremo. Sin embargo, es previsible que lo rechace, al igual que ha hecho con todos los recursos que ha presentado hasta la fecha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?