Domingo, 14 de Agosto de 2022

Otras localidades

"Lo primero que pintó Antonio López fue una jarra de barro, un vaso de vino blanco y un pan"

Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, ha pasado por los micrófonos de SER Natural para hablar de la presencia de la gastronomía en la obra del pintor madrileño

Uno de los cuadros del capítulo 'Alimentos', de la exposición retrospectiva del pintor Antonio López que exhibe el Museo Thyssen de Madrid hasta el próximo 25 de septiembre.

Uno de los cuadros del capítulo 'Alimentos', de la exposición retrospectiva del pintor Antonio López que exhibe el Museo Thyssen de Madrid hasta el próximo 25 de septiembre. / ANTONIO LÓPEZ

Antonio López es uno de los máximos exponentes de la pintura contemporánea española. De él se conocen, sobre todo, sus paisajes hiperrealistas madrileños y, en especial, los que retratan la Gran Vía. Pero la comida también ha estado siempre presente en su obra: frutas, carne, una nevera abierta... Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen-Bornemisza y co comisario de la gran exposición retrospectiva que puede verse en sus salas hasta el próximo 25 de septiembre, afirma que la obra de Antonio López sintetiza la comida de una época y un lugar.

Pregunta. Los alimentos que pinta Antonio López son alimentos cotidianos: pollo, queso, yogures...

Respuesta. Alimentos caseros de esa época, sí. A mí me recuerda mucho a mi infancia, a los años 60. Los danones con el envase de entonces, de cristal. Determinados envases de leche, botellas de vino de la época, el típico jamón, el típico queso... Y el conejo desollado en el plato de duralex, que también es un accesorio muy de esa época.

P. Se habla mucho de la cocina de autor pero la cocina que presenta Antonio López, aunque casera, es un hecho emocionante, un contenedor de recuerdos que representa el arte popular...

R. Un amiga que vino me decía que viendo ese conejo desollado en el plato de duralex veía determinados pueblos de La Mancha, que era como estar en esos sitios. Es una cocina antiglamurosa que carece de toda la sotisficación y la tontería que le hemos echado a la cocina internacional en las últimas décadas. Quizá no es seductora pero nos recuerda cómo es el interior de un frigorífico. O los alimentos: la carne, los huevos, el pan... Lo primero que pinta Antonio López, su primer cuadro, es una jarra de barro con vino, un vaso de vino blanco, y un pan. Lo elemental. Lo que sigue estando.

P. Alimentos básicos que al pasar por las manos de Antonio López se convierten en alta cultura...

R. Él es así, cree que detrás del gran arte hay una vida elemental, básica. Que detrás del gran arte de Grecia había una vida de sol, de tierra, de trabajo en los campos. Y con él, lo mismo. Yo le he visto traerse cebada de Valdepeñas para hacer el agua de cebada, que es algo que ya no se sirve, como pasaba antes,en los quioscos de Madrid. Y le he visto hablar de los gazpachos manchegos. He cenado en su casa y la comida es muy tradicional. Pero eso, efectivamnete, lo destila y lo convierte en alta cultura. Hay un cuadro muy importante, en la exposición, que es La cena, donde está Carmencita, su hija mayor, y María, su mujer, sentadas en la mesa, y tiene un aire casi eucarístico, sacramental. Están comiendo cosas muy normales, muy corrientes, con una vajilla muy corriente. Una cena muy sencilla, a la luz de una bombilla. La cena de una familia de los años 60, de una España en desarrollo... pero que tiene la solemnidad de un sacramento.

P. Hay todo un capítulo dedicado a los alimentos, en la exposición. Vemos que pinta frutas, que tiene un huerto detrás de su casa... ¿A quién le gusta vivir y retratar la vida le tiene que gustar comer?

R. Él es muy sobrio. Lo más duro de trabajar con Antonio es que no necesita comer. Al menos hasta las 6 de la tarde, cuando vuelve a casa. Montando la exposición, eso sí, su hija nos traía dátiles, frutos secos... y con eso nos manteníamos. Pero Antonio es tradicional y un ejemplo es que en casa hacen dulce de membrillo con el membrillero del patio.

P. ¿Qué tan frecuente es que los pintores acudan a la comida como fuente de inspiración?

R. ¡Mucho! La comida es la protagonista del bodegón y hay diferentes especialidades: el de caza, el de pescado, las bebidas, las frutas. La comida ha estado ahí siempre. Era una forma de aludir a la abundanciao a la caducidad porque la comida es perecedera y enseguida se pone mala. En los bodegones del siglo XVII a veces hay una mosca que se posa sobre la fruta y eso representa la mortalidad humana. ¡Nosotros nos pasamos de un día para otro, como la fruta!

P. Has compartido mesa con Antonio López en su casa. ¿De qué habla más comiendo: de pintura o de comida?

R. Habla de todo pero no se fija mucho en la comida. Él es parco pero lo que sí es cierto es que la última vez que cené en su casa había gazpacho, ajoblanco, carne, una fuente con queso manchego, diferentes postres... Pasa como cuando vas a casa de tu stías, en el pueblo, que te demuestran su cariño dándote de comer. Yo a veces le digo a mi madre que tengo 50 años y que me voy a poner como un cerdo, si me sigue mimando así... En casa de Antonio López, lo mismo.

P. Muchos restaurantes de cocina de autor se han instalado en museos. Uno de ellos es El Mirador del Thyssen...

R. Empezó el Guggenheim, el Reina Sofía le siguió, y luego lo hizo el IVAM en Valencia. Nosotros también tenemos al equipo de el Antiguo Convento llevando El Mirador y ¡se come magníficamente, en la terraza! Los muesos se han convertido en sitios a los que no solo se va a ver cuadros.

P. ¿Esáis contentos con la afluencia de público?

R. No podríamos admitir más gente. Estmaos tieniendo 4.000 visitantes diarios, nuestro récord absoluto. Más que con El Greco, más que con Gaugin, más que con Matisse...

SER Natural (24/07/2011)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?